Cultura y Espectáculos

Tres festivales y un contrapunto

Mientras Santander, Granada o San Sebastián consolidan sus proyectos y ofrecen al público fórmulas novedosas, el Festival Internacional de Música de Canarias abre hoy una nueva cita anclado en la indefinición de su modelo.
S. Lojendio
11/ene/18 6:15 AM
Edición impresa
Tres festivales y un contrapunto

D espués de la intensa polémica y el debate que sacudió la 33ª edición del Festival de Música de Canarias (FIMC) y que se cobró, entre otras víctimas, la figura política de Mariate Lorenzo (hasta el 31 de julio de 2017 consejera de Turismo, Cultura y Deportes, relevada en el cargo por Isaac Castellano) y al coordinador Nino Díaz, ideólogo de un revolucionario modelo, la cita con la música clásica en las Islas vuelve a sonar en los auditorios isleños desde hoy y hasta el próximo 18 de febrero.

La partitura viene marcada por la presencia de un director artístico, el tenor palmero Jorge Perdigón, designado a dedo, tras haberse declarado desierto el concurso público convocado ex profeso; una programación adelgazada en cuanto a los contenidos, con una reducción de 88 a 31 conciertos respecto a la cita precedente, y que se fundamenta, básicamente, en la participación de tres formaciones orquestales extranjeras con cierto renombre, cuya contratación ya había cerrado el anterior responsable del Festival, Nino Díaz, y quizás el talento de directores españoles invitados.

De otra parte, la exclusión de las bandas sinfónicas, agrupaciones que según la memoria final de la edición de 2017 brindaron los mejores resultados económicos y fueron las mejor valoradas por las encuestas de satisfacción del público -cuya continuidad se defendió de manera estéril en la reunión del consejo asesor-, sumada a la casi testimonial presencia de intérpretes y creadores canarios, circunstancia también cuestionada ante el consejero en el mismo órgano, coronada por una programación en la que se pasa de largo por la música contemporánea y los movimientos de vanguardia, con un repertorio anclado en los siglos XVIII y XIX, da carta de naturaleza a un "minifestival" marcado por el compás de la tradición.

Lo cierto es que esta cita, que desde el Gobierno de Canarias siempre se ha considerado el icono de su estrategia cultural, adolece de un modelo definido, de una propuesta de futuro y se muestra incapaz de equipararse, tanto en gestión como en objetivos, con otras similares del territorio español.

Festival Internacional de Música de Canarias

En 2017, el Festival Internacional de Música de Canarias cumplió su 33ª edición.

Fecha de celebración: desde el 7 de enero al 5 de febrero.

Presupuesto: la asignación inicial fue de 1.953.000 euros.

Número de conciertos: la pasada edición de esta cita programó un total de 88 conciertos.

Ocupación: la asistencia media de público fue del 29%.

Espectadores: este registro se situó en 30.666 espectadores.

Ingresos por taquilla: la recaudación por entradas y abonos sumó 350.167 euros.

En un "impasse"

En una coyuntura señalada por la polémica, la 34º edición del Festival Internacional de Música de Canarias (FMIC) abre un "impasse" y se somete, a partir de hoy, al examen público. La cita isleña, con idéntico presupuesto que hace un año, dará sus primeros compases esta noche en Fuerteventura con un programa que abre la pieza "Iván el Terrible" de Prokofiev, con José Carlos Plaza en la dirección teatral, el actor José Coronado en la narración y la interpretación de la Orquesta Filarmónica de Novosibirsk y el Coro Nacional de España, dirigidos por César Álvarez. La propuesta la completan la Orquesta Filarmónica de Munich, dirigida por Pablo Heras Casado; la Orquesta de Cámara de Viena, con Dalibor Karvay como director y solista, además del coro Nordic Voices, el Ensemble Praeteritum y el Cuarteto Klengel y la presencia habitual de las dos sinfónicas isleñas.

Festival Internacional de Santander

La cita cántabra cubrió en 2017 su 66ª edición.

Fecha de celebración: desde el 5 al 31 de agosto de 2017.

Presupuesto: la asignación para esta edición alcanzó la cifra de 1.935.800 euros.

Número de conciertos: se representaron 48 audiciones y propuestas.

Ocupación: el nivel medio estuvo por encima del 85%.

Espectadores: la cifra de público se situó en 27.600 personas.

Ingresos por taquilla: al cierre del balance, este capítulo arrojó casi 530.000 euros.

En clave de continuidad

Tras realizar el balance de la edición de 2017, el Patronato del Festival Internacional de Santander continuaba en la tarea de reducir el déficit que arrastra esta cita, un lastre que a finales de 2012 rozaba la cantidad de dos millones de euros. Este órgano valoró de manera satisfactoria los resultados logrados en la pasada edición, en cuanto a la situación del festival y su futuro plan de actuación, además del hecho de la incorporación de nuevos patronos. Gracias a la progresiva reducción de la deuda, la partida destinada al gasto artístico se incrementa en 2018, con una cifra superior a los 1,2 millones.

El programa incluirá conciertos, danza, espectáculos familiares y los Marcos Históricos, además de la presencia de la London Symphony Orchestra, con Sir Simon Rattle en la dirección, y la celebración de una nueva edición del Concurso Internacional de Piano Paloma O'Shea.

Festival de Música y Danza de Granada

También la propuesta de Granada alcanzó la 66ª edición

Fecha de celebración: del 24 de junio al 3 de julio de 2017.

Presupuesto: esta edición contó con un presupuesto global de 3.428.515 euros.

Número de conciertos: un total de 107, con la suma de las actividades paralelas.

Ocupación: el nivel medio alcanzó un 94%.

Espectadores: el público asistente llegó a 56.728 personas.

Ingresos por taquilla: las cuentas en este apartado registraron 960.579 euros.

El tiempo de Heras-Casado

Cumplido el mandato de Diego Martínez, el testigo al frente del festival lo ha asumido el director de orquesta Pablo Heras-Casado, figura con una destacada proyección internacional y un enorme prestigio que, precisamente, estará presente en la edición del Festival de Música de Canarias. Con ocasión de su nombramiento manifestó su intención de "reinterpretar, renovar y proyectar el Festival para darle un impulso y convertirlo en universal".

El primer golpe de efecto tuvo lugar el pasado mes de octubre, cuando el joven director eligió la ciudad de Nueva York para escenificar la presentación del festival granadino, acto donde estuvo presente el baloncestista Pau Gasol, quien se refirió a Granada como "una ciudad con enorme patrimonio que debe ser escuchada más allá de sus fronteras". La programación de esta cita se desvelará a finales del mes de enero.