Santa Cruz de Tenerife

¿La ilusión de tu vida es tener piscina? Quédate, te ayudamos

12/ene/18 21:48 PM
eldia.es

Quizá no sea la primera vez que se te pasa por la cabeza tener una piscina en casa, lo mismo es desde que tienes uso de razón, bien porque te has criado en una casa que tenía, bien porque eras y eres de los que siempre va a casa de amigos o familiares en verano porque tienen piscina. En cualquier caso, quizá va siendo hora de plantearte tener tu propia piscina en casa, y es por ello que hoy vamos a hablar un poco más sobre estas maravillosas amigas para los calurosos veranos.

Seguramente esta sea la primera duda que te asalte, y es lo más relevante que debemos tener claro, si lo que queremos es una piscinas de obra o bien prefabricada, lo primero que deberías ver es que si hay algo que lleva toda la vida vendiéndose, quizá es que de verdad funcione. Dicho esto, para tener clara la respuesta a la pregunta es sencilla: ¿Cuál elegir? Deberás elegir el que mejor se adecue a tus necesidades, ya que ambos métodos son válidos.

Obviamente, también va a depender del espacio que tengamos, así como del presupuesto, ya que una piscina prefabricada va a ser más económica que las tradicionales de obra, aunque dependerá del modelo que elijamos todo sea de paso. También ver, que la de obra va a requerir eso mismo, realizar una obra, por lo que si queremos algo limpio y rápido deberemos optar por las prefabricadas, sin duda. Ahora bien, en las prefabricadas no tendremos libertad de forma, al contrario de lo que ocurre con las de obra, que las podremos a hacer a nuestro gusto en cuanto a forma y tamaño, en las prefabricadas vienen con una serie de tamaños, así como una forma: bien redonda, bien rectangular o cuadrada, no hay más donde elegir.

Bien, una vez hayamos decidido por cuál nos decantamos nos va a seguir surgiendo un sin fin de dudas, por eso lo mejor es acudir siempre a los mejores profesionales del sector, y solicitar presupuesto en varias empresas a fin de ver en torno a calidad y precio del servicio cuál nos conviene más. Normalmente las empresas que se dedican a la construcción de piscinas de obra también disponen en sus catálogos de servicios piscina prefabricadas, así que esto no va a suponer inconveniente a la hora de elegir una empresa u otra.

Si decido hacer una piscina de obra, ¿Qué ventajas tengo?

Tener en cuenta que si optamos por la piscina de obra vamos a tener total libertad para hacerla de la forma que más nos guste, así como el tamaño y profundidad de la misma, y por supuesto, el diseño interior, es decir, el de los azulejos. También, aunque suponga una mayor inversión que las piscinas prefabricadas, la opción de la obra hará que nuestra instalación deportiva nos dure muchísimos años con un mantenimiento adecuado, sin tener que preocuparnos por nada más, al contrario que ocurre con las prefabricadas.

También decir que en las piscinas de obra vamos a poder optar por multitud de materiales para conseguir el resultado deseado para nuestra instalación. De hecho, cada vez son más las personas que optan por el poliéster, ya que es un material barato y hace que la instalación sea mucho más sencilla, así como poder incorporar fácilmente focos o elementos decorativos en general.

Además de los diferentes materiales, en los últimos años, y gracias a conciencia ecológica que estamos consiguiendo crear, se empiezan a ver muchas piscinas ecológicas, estas son así porque están hechas con diseños sostenibles, de tal manera que el funcionamiento de la piscina se va a basar en la capacidad de filtración de plantas, filtros y demás, evitando así el empleo de productos químicos, y por lo tanto la contaminación. Así pues, no sólo ayudaremos al medio ambiente, sino que también nos vamos a bañar un ambiente mucho más sano, y por lo tanto nuestra piel no se verá afectada por el uso de productos químicos, cuidando así nuestro cuerpo. Además, para los más mayores esto les recordará a cuando antes siempre se bañaba uno en estanques con peces, ranas y demás flora y fauna, será como volver a ser niños.

​ Pasos a seguir una vez nos hemos decidido por la piscina de obra

Vamos a empezar por lo principal, como ya hemos dicho, al fin y al cabo es una obra lo que vamos a realizar, por lo que lo más importante es que el proyecto de construcción de la piscina va a tener que estar elaborado por un arquitecto y aprobado, posteriormente, por el ayuntamiento correspondiente. Una vez tengamos cumplidos los requisitos burocráticos, y antes de comenzar nada, lo ideal es pedir presupuestos en varias empresas, de hecho muchas de ellas trabajan ya vía página web y calcular nuestro presupuesto es tan sencillo como rellenar un formulario para que luego se pongan en contacto con nosotros y así ofrecernos el presupuesto ajustado a nuestras necesidades reales como la empresa piscinazos donde encontrarás a verdaderos profesionales del sector de las piscinas.

Una vez tengamos claras las dimensiones y la forma que queremos, o si no lo tenemos claro siempre estas empresas nos asesoraran, en ocasiones basta con decirles para cuántas personas va a ser la piscina para que ellos mismos nos la diseñen en función de las necesidades que tengamos.

Otra pregunta que nos puede rondar la cabeza es si hacerla en exterior o interior (si en nuestra vivienda tenemos esa posibilidad, claro), y es que cada vez son más las personas que optan por piscinas interiores para así poder disfrutarlas todo el año, pero esto es algo que debemos tener muy claro, ya que al usarse todo el año, su coste de mantenimiento va a ser superior, ya que no es lo mismo utilizar los productos sólo los meses de verano, que durante todo el año. Tanto en una circunstancia u otra, deberemos valorar el lugar donde la vamos a instalar, teniendo en cuenta donde va a recibir más horas de sol, así como que no haya impedimentos físicos, como árboles o rocas, entre otras cosas.