Canarias

La solidaridad está en la cuenta de resultados

Una pizzería-escuela taller, una aplicación que ayuda a no tirar comida y una empresa de inserción de agricultura ecológica son los tres proyectos canarios que participarán en BBVA Momentum 2017.
Miguel Gómez
12/ene/18 6:14 AM
Edición impresa
La solidaridad está en la cuenta de resultados

S on empresarios que quieren que sus negocios sean rentables y sostenibles, pero que además pretenden generar un beneficio social. Saben que sin la parte económica no funciona la solidaria -"somos empresas sin ánimo de lucro y sin ánimo de pérdidas", dicen-, pero están dispuestos a poner su granito de arena para que el mundo funcione un poco mejor.

La Ecológica -una pizzería que hace las veces de escuela taller-, Smartbider -una aplicación que facilita compras "inteligentes" y evita que se tiren alimentos a la basura- y Trampolín Solidario -una empresa de inserción laboral que forma a sus alumnos en la agricultura ecológica- son los proyectos canarios que han sido seleccionados para participar en BBVA Momentum 2017, la sexta edición del programa con el que la entidad financiera busca apoyar el emprendimiento social. Los tres forman parte de las 20 iniciativas españolas -86 en los cinco países participantes- que durante siete meses recibirán asesoramiento, formación, acompañamiento y financiación por parte de BBVA.

Los representantes de los tres proyectos isleños mantuvieron ayer un encuentro con el director regional del banco en Canarias, José Manuel Martín, y con su director territorial, David Conde, quien resumió el espíritu de Momentum: dar un "golpito" a las empresas sociales. "Ustedes están cambiando el mundo", afirmó.

La Ecológica nació para dar respuesta a un problema: la situación a la que se ven abocados los menores tutelados cuando alcanzan la mayoría de edad y "reciben como regalo de cumpleaños un búscate la vida", relató Natalia Fernández, responsable de la empresa tinerfeña. Muchos de ellos terminan "viviendo en la calle" o regresan a un ámbito familiar que continúa inmerso en problemas de desestructuración. Los jóvenes que pasan por esta pizzería-escuela taller se forman como profesionales de la restauración y la hostelería, actividades como "una salida real" en las Islas, y adquieren herramientas con las que hacer frente a su reto vital y laboral.

"Con la comida que tiramos podríamos alimentar a todas las personas que pasan hambre y nos sobraría", expuso, por su parte, Fran Carballo, de Smartbider. Para combatir lo que definió como una "pandemia" -con consecuencias sociales y medioambientales-, los artífices de la empresa grancanaria se proponen "ayudar a comprar mejor". Basándose en los gustos, necesidades y posibilidades económicas de los clientes, produce una lista de la compra en menos de dos minutos y, en menos de dos horas, los productos seleccionados están en casa. El ahorro anual ronda los 1.250 euros.

Procedentes de los servicios sociales municipales, los usuarios de Trampolín Solidario atraviesan por un itinerario de inserción del que salen como profesionales de la agricultura ecológica, que cultivan en el sur de Tenerife. Solo uno de los 17 que completó este proceso el año pasado no tiene trabajo, señaló Lupe Martín, responsable de esta empresa de inserción. La entidad sigue en contacto con quienes terminan el itinerario y se lanzan al mercado de trabajo, al igual que hace La Ecológica.

La posibilidad de medir el impacto social de su actividad, la formación y la oportunidad de entrar en contacto con iniciativas similares fueron los aspectos que estas empresas destacaron de su participación en Momentum.