Santa Cruz de Tenerife
RODRIGO MARTÍN PRESIDENTE DEL COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS

"El Gobierno no es consciente de cómo está la Sanidad"

V. Pavés, S/C de Tenerife
15/ene/18 6:17 AM
Edición impresa
"El Gobierno no es consciente de cómo está la Sanidad"

Las listas de espera, la falta de médicos especialistas, ofertas públicas de empleo interminables y las jubilaciones "forzosas" derivan en un trabajo cada vez más precario y una sanidad pública con una calidad cada vez peor. Es lo que está ocurriendo en Canarias, donde, según el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife (COMTF), se está forzando a que la sanidad pública derive en otro sistema basado en la concertación.

¿Cómo valora el estado actual de la sanidad pública canaria?

La sanidad se está manteniendo gracias al esfuerzo de los profesionales. Sin embargo, lo hace a duras penas porque la infraestructura está mal, la tecnología no está al día y no se han puesto en marcha cosas que de verdad hagan mejorar la sanidad de una manera continuada. Por esta razón, nos da la impresión de que este Gobierno, y la Consejería de Sanidad concretamente, están centrados en disminuir la lista de espera quirúrgica para presentar datos positivos antes de las elecciones. Para conseguirlo, han inyectado mucho dinero en abrir los hospitales por la tarde, sobrecargando a la gente, y han aumentado las concertaciones con las clínicas. Lógicamente, al invertir tanto dinero en ello, la lista de espera quirúrgica tenderá a disminuir. Pero no todo ha sido inversión, la consejería ha estado haciendo otras trampas.

Entonces, ¿qué valoración le concede al trabajo del actual equipo de gobierno de la Consejería de Sanidad en Canarias?

Muchas palabras, pocos hechos. Ese es el resumen de todo lo que ha hecho José Manuel Baltar (consejero de Sanidad) hasta ahora, y es que creo que el Gobierno no es consciente de cómo está la sanidad. Así, Baltar ha invertido algo de dinero en cambiar el material obsoleto, otro poquito en infraestructuras y el resto, lo ha destinado a disminuir y maquillar la lista de espera quirúrgica. En esta línea, normalmente para maquillar las listas de espera se ha procurado que la gente no llegue a entrar en las mismas, alegando que las agendas están cerradas. No obstante, la forma de hacerlo ahora es aún más sibilina. Han jubilado en toda Canarias unos 600 médicos, muchos de ellos en centros ambulatorios de atención especializada (CAE), y la mitad de esas plazas, dotadas de presupuesto, no se han cubierto, lo que significa que se están ahorrando un dinero que no es nuevo. Esto tiene una segunda consecuencia, y es que, si los médicos de Atención Primaria derivan a los pacientes a los CAE, pero los médicos que trabajan en estos centros están haciendo el trabajo de cuatro, no tienen capacidad de ver a todos esos pacientes, que, finalmente, no son derivados a la lista quirúrgica. La consejería tiene interés en que los CAE estén infradotados de personal, generando un cuello de botellas en el servicio porque es otra de las muchas maneras de hacer que la lista de espera quirúrgica no aumente.

¿En qué debería incidir ahora mismo la política sanitaria?

Por ejemplo se podría incidir en disminuir las listas de espera de una manera continuada, aunque no fuera tan rápido. Para ello, se deberían llevar a cabo cuatro políticas: desarrollar más la Cirugía Mayor Ambulatoria mediante el uso de la robótica, mejorar la hospitalización a domicilio contratando más médicos para esta labor, ampliar la figura del médico consultor a todas las especialidades y hospitales, y unificar y actualizar las historias clínicas. Tanto para la hospitalización a domicilio como para el médico consultor, se les tendría que proporcionar a los profesionales tiempo y capacidad de microgestión. En cuanto a las historias clínicas, no es de recibo que a estas alturas, la historia del Hospital Universitario de Canarias (HUC) no tenga nada que ver con el del Hospital Universitario Nuestra Señora La Candelaria, no se entienden informáticamente. Por eso unificarla es lo principal, pero luego hay que actualizarla y mejorarla. Porque con la que usamos ahora perdemos muchísimo tiempo, especialmente cuando hay que ver las hojas de consulta de un especialista o para poner determinados tratamientos. Se hace realidad el clásico chiste de que el médico se pasa todo el tiempo mirando a la pantalla y no al enfermo, todo porque el programa no es ágil ni está bien hecho. Tan solo siguiendo estos pasos, ya disminuirían las listas de todo, no solo quirúrgicas sino también las de las consultas. Cierto que lo harían de forma más lenta, pero también sería de manera continuada. Sin embargo, el Gobierno no tiene interés en hablar de eso y si les preguntas, te dirán que ya se han implementado estos programas. Y sí, los tienen, pero desarrollados en un 10%, cuando tendrían que estar funcionando al 100%.

¿Qué opina sobre el documento del 'Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública de Canarias' impulsado por la Consejería de Sanidad?

Ya está firmado, y la pregunta que nos asalta es "¿y ahora qué?". No sabemos si el Gobierno lo asume, si se va a presentar en el Parlamento de Canarias ni qué cronograma va a seguir para llevar a cabo todas las actuaciones a las que se compromete. Es decir, el documento propone muchas cosas y si se hiciera lo que dice, se arreglaría todo el sistema. Pero vamos a ver, deme usted un cronograma y una ficha financiera. En resumen, falta que el acuerdo ese firmado sea asumido por el Gobierno, aceptado o modificado el Parlamento de Canarias y que se le conceda un cronograma de actuación y una ficha financiera. Si no es así, todo esto ha sido una pérdida de tiempo. No sería el primer compromiso que se firma con el acuerdo de todos y se queda en nada.

En materia de recursos humanos y teniendo en cuenta que la oferta pública de empleo (OPE) de 2007 aún no ha acabado, ¿cree que se llegarán a convocar las de 2015, 2016 y 2017?

Hasta que no acabe la OPE 2007 y no se ponga en marcha el concurso de traslados, no se puede convocar ninguna nueva. Se han aprobado dos, sin tener en cuenta la de este año, y ¿en qué han quedado? Una tenía 80 plazas para médicos y la otra 300 (2015 y 2016, respectivamente), ahora tiene esta 200 (2017), pero las de 80 y las de 300 no han seguido adelante, así que se han perdido. Por otra parte, no tenemos ni idea de por qué la de este año cuenta con menos plazas para médicos que la de 2016. Además, si ya han aprobado una para este año, lo lógico es que se convoque esa y hay dos fechas para hacerlo. Una es diciembre de 2018 y la otra el mismo mes, pero de 2019. Son fechas puestas de tal manera que coincidan con la OPE nacional para evitar flujo de gente. Tenemos claro que a la fecha de 2018 no llegan, porque no les da tiempo de terminar la de 2007 y convocar el concurso de traslados. Por tanto, les queda 2019, pero en ese año, suponiendo que ya haya acabado la OPE de 2007 y se haya hecho el concurso de traslados, están las elecciones. ¿Dirán entonces que, como están elecciones, cuando termine el mandato y entren o no en el gobierno, ya miran lo que harán? Esta OPE se va a quedar como las dos convocadas anteriormente, en nada. Tan solo palabras.

Otra de las medidas anunciadas y prometidas por la Consejería de Sanidad ha sido la de estabilizar a la plantilla, sin embargo, a día de hoy no ha habido ningún cambio, ¿qué opina al respecto?

Estabilizar la plantilla es fundamental para mejorar la relación médico-paciente, pues es indispensable que cada enfermo tenga su médico. Si el personal es temporal y lo estás cambiando continuamente, no se llega a establecer una relación con ese cupo de enfermos. Pero, ¿cuántas veces ha prometido Baltar que va a hacer interino a los temporales? Cientos de veces. Ahora están diciendo los gerentes de los hospitales que lo van a hacer en febrero o marzo. Sin embargo, después de que el Servicio Canario de Salud (SCS) haya recurrido una sentencia de primera instancia que perdió sobre este mismo tema, la cosa no pinta bien. Ahora están diciendo que lo harán en febrero o marzo, y en febrero o marzo dirán que después del verano. Lo que quieren es llegar a las elecciones diciendo que lo harán, pero todo se quedará en palabras.

Si la tendencia en la política sanitaria continúa igual en los próximos años, ¿el sistema sanitario público en las Islas seguirá siendo sostenible?

Imagina a unos profesionales que están haciendo turnos de ocho horas por la mañana, trabajando casi sin descansar porque tienen 40 o 50 enfermos diarios -se sabe de casos de médicos que tienen que ver hasta a 70 pacientes al día-, y están haciendo trabajo de dos, tres y hasta cuatro personas de plazas que no tienen cubiertas. Con algún enfermo estarás 10 minutos, pero con otro 40, por tanto, para poder ver a todos los pacientes deberás hacer horas extra, y todo eso, con otro médico esperando por fuera de la consulta presionando porque es su turno. Ahora, además, te pueden mandar a operar por la tarde. Una situación así se puede soportar un año o dos, pero ¿crees que eso lo puede aguantar el cuerpo durante mucho tiempo? Se están dando casos de médicos jóvenes que han sido encontrados por sus compañeros llorando en las taquillas o arrinconados en algún sitio. Llorando del estrés y de no poder asumir esas cargas de trabajo. El tema está en la dignidad profesional, si un profesional para hacer su trabajo debe depender de un cronómetro, no se lo estás dejando hacer. Eso a la larga tiene sus consecuencias. Entonces, ¿la sanidad canaria va bien? Pues sí, va bien dentro de lo que los profesionales, estando ya quemados, podemos hacer. ¿Hasta dónde vamos a aguantar? A mí hasta este año no me habían llegado casos de médicos llorando porque no podían más. Creo que si van a seguir en esta línea, la calidad del sistema sanitario seguirá empeorando. La impresión que da es que se quieren cargar la sanidad pública porque ellos a lo que van es a completar su tarea política.

Una tendencia que parece cada vez más recurrente, es la del paciente que decide hacer uso de la sanidad privada debido a las largas listas de espera en la pública, ¿es este un síntoma de que se está intentando derrumbar el sistema público para que crezca uno similar al que existe en Estados Unidos?

En parte sí, pero no. Esa tendencia pasa en menos casos de los que creemos, porque no hay capacidad económica. La mayoría de personas a lo que recurre es a hacerse un seguro. Por tanto, eliminamos el término privado, realmente estamos haciendo que el sistema público se derrumbe para poner en marcha un sistema de asistencia concertada, ya que estos seguros son de ese tipo. Estamos haciendo que el sistema público se esté hundiendo para dar el dinero a compañías de seguros, que son las que se están forrando, y no los médicos como se suele pensar. De hecho, los médicos están muy cabreados porque las compañías de seguro le están pagando nueve euros por enfermo, haciendo inviable mantener una consulta privada. Mi impresión es que el Gobierno de Canarias quiere hacer el paripé para intentar contentar a la gente mejorando un poco las listas de espera quirúrgica, a la vez que desvían el dinero de la sanidad pública hacia empresas privadas. Así, parece que dejarán que esto se vaya hundiendo, hasta que emerja un sistema similar al que tienen los americanos. Un sistema basado en los seguros concertados y un sistema público de beneficencia. Es decir, que solo aquellos que no tenga absolutamente nada, ni para pagarse un seguro concertado, acudan a hospitales públicos que estarán masificados, al igual que en Estados Unidos. Al final esos pacientes pensarán que, aunque tarden un año y medio en operarles, al menos los operarán.

El COMTF propone mejoras "gratuitas"

El Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife también reivindica sus tres propias mejoras para la Sanidad de Canarias que tienen que ver, principalmente, con la percepción de la calidad que tiene el paciente del sistema. Según Rodrigo Martín, presidente de la entidad, son, además, peticiones "que no cuestan mucho dinero".

La primera de ellas consiste en el creación de la figura del "médico de referencia". "Cada servicio, cada hospital y cada centro lo hace como le da la gana, y normalmente no ponen al médico que verá al paciente durante toda el proceso", explica Martín. De esta manera, recuerda que "el paciente debe saber quién es su médico para poder consultarle todas sus dudas". Esta medida no es "costosa" según el presidente, pero requiere de proporcionarle "tiempo" y "capacidad de microgestión" al médico para desarrollar esa labor.

Los médicos también reivindican la "intimidad del paciente" como segunda medida a recuperar. "A veces consultas que tienen un biombo o una cortina y al lado hay otro enfermo que también están viendo", explica Martín. La solución para este colectivo es tan fácil como "subir la pared hasta el techo y poner una puerta" porque "la intimidad del paciente hay que cuidarla".

Por último, la dignidad del paciente también debe cambiar. Para ello, el presidente del COMTF aboga por formar al personal para que aprenda a tratar a las personas enfermas, pues "a veces con la masificación a los profesionales se les olvida de que los enfermos son personas".

RODRIGO MARTÍN PRESIDENTE DEL COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS