Sucesos
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

Piden 22 años de cárcel a los acusados por un homicidio en Fuencaliente

El juicio con Tribunal del Jurado está previsto que se celebre el próximo mes de mayo Los hechos tuvieron lugar en octubre de 2015.
Noé Ramón, S/C de Tenerife
9/feb/18 6:16 AM
Edición impresa

La Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife solicita 22 años de cárcel para F.P.A., conocido como "El Carbonero", y otro tanto para C.H.H., acusados ambos de matar con un machete a un vecino de la localidad palmera de Fuencaliente.

El Ministerio Público también pide que los procesados paguen conjunta y solidariamente 150.000 euros al hijo del fallecido y deja libre de sospecha a C.R.C.H., quien en un principio fue acusada de un delito de encubrimiento.

El juicio con jurado está previsto que se celebre, en principio, el próximo mes de mayo.

Este crimen tuvo lugar en la madrugada del 10 de octubre de 2015 y saltó a los medios de comunicación de todo el país por su especial crueldad.

La Fiscalía da por probado que aquel día los imputados se dirigieron al domicilio de la víctima y más concretamente a la parte de la finca en la que había construido una habitación, donde a su vez se podía encontrar una tienda de campaña en la que dormía el fallecido.

Desde un principio ambos tenían la intención de acabar con la vida del vecino y por ello de forma sorpresiva y con escasa o nula capacidad de reacción por parte de este último, fue atacado con un machete de más de 30 centímetros de hoja y un cuchillo de 14 centímetros de largo.

Con estas armas blancas asestaron a la víctima gran número de golpes y un total de diecisiete puñaladas en diversas partes del cuerpo que le provocaron la muerte.

Concretamente en la cabeza le ocasionaron ocho heridas que le seccionaron el cuero cabelludo y huesos, alguna de ellas mortal de necesidad.

En la extremidad superior izquierda causaron una inciso penetrante de cinco centímetros de largo y 2,5 de ancho, una más de seis centímetros y otra de trece, así como en los dedos.

Otro tanto ocurrió en la axila izquierda, en la espalda, extremidad superior derecha y un corte que implicó la amputación del primer dedo de la mano derecha.

En definitiva, la Fiscalía sostiene que los encausados provocaron la muerte de forma brutal por destrucción de centros vitales, ocasionándole además un importante sufrimiento tanto psíquico como físico al hombre fallecido.

Los imputados se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza desde que fueron detenidos el 13 de octubre de aquel año, según trascendió en la jornada de ayer.