Deportes

Ferran bassas salió al rescate de un Iberostar que remató en la prórroga

El base del equipo tinerfeño anotó los últimos cinco puntos e hizo que el conjunto insular se fuera al tiempo suplementario ante un Tecnyconta Zaragoza que, a falta de dos minutos, ganaba por cinco puntos (75-80) Vasileiadis, máximo anotador.
Javier Sotomayor, S/C de Tenerife
12/mar/18 6:04 AM
Edición impresa
Ferran bassas salió al rescate de un Iberostar que remató en la prórroga

Costó, pero al final se consiguió el objetivo, que era una victoria que supone que el Iberostar se mantenga en la novena posición con doce triunfos. Ferrán Bassas anotó cinco puntos determinantes para conseguir que su equipo se fuera a la prórroga.

Además, también firmó la primera canasta de la prórroga (89-86). Pero sería injusto no destacar también en esta reacción final la aportación de Vasileiadis, así como el inicio de partido de un espectacular Ponitka que, aunque solo jugó siete minutos tras el descanso, fue el jugador más valorado de los tinerfeños con 22 créditos, lo que indica qué dos primeros cuartos realizó.

El encuentro de ayer ante el Tecnyconta Zaragoza era propicio para recuperar esas buenas sensaciones que el equipo había dado antes de la Copa y en el mismo torneo del KO, pero no fue así. Ante el Andorra y ayer, al Iberostar Tenerife le faltó ese punto más, ese paso hacia adelante para poder ganar con algo más de facilidad o, simplemente, mostrarse como un equipo más competitivo.

El partido empezó con dos equipos muy a la expectativa y con dos líderes en la cancha: Ponitka y Neal, los únicos que buscaban con acierto la canasta. Toma y daca y ventaja inicial para los maños al término del primer cuarto (24-28).

Pero el Tecnyconta Zaragoza parecía más metido en el choque, trabajó muy bien atrás y delante los compañeros de Gary Neal también empezaban a aportar. Bellas dominaba el juego de su equipo y superaba bien a su defensa. Eso permitió que los visitantes empezaran a dominar con mayor claridad, aprovechándose de la defensa local, que no era todo lo intensa que debería. Los cambios introducidos por Katsikaris no funcionaron y el Zaragoza empezaba a encender la luz de alarma de los locales. 27-35 (min.15) en un partido donde el Iberostar Tenerife todavía no había "aparecido". Al descanso, un 39-46 que dejó bien a las claras la irregular defensa de los de Fotis Katsikaris, con 46 puntos encajados de un equipo que ha destacado siempre por su buen trabajo atrás.

Tras el descanso, el Iberostar Tenerife subió su defensa en busca de dar mayor intensidad. Le salió bien. Puso en problemas el ataque rival y cuatro puntos de Vázquez, dos de Vasileiadis y un triple de Beirán pusieron el marcador en 50-51 que pasaría al 55-51. Parcial de 16-5 y el Iberostar Tenerife era otro. Tiempo muerto de Pep Cargol y zona del Tecnyconta Zaragoza, que no fue la solución para que los maños cambiaran la dinámica del choque, porque había un rival enfrente diferente al de los dos primeros cuartos.

Pero a los tinerfeños les faltaba ese punto defensivo más para terminar por controlar el choque. En ataque iban bien, pero permitían tiros fáciles que los rivales no desaprovecharon. Con todo ello se llegó al término del tercer cuarto con un igualado 61-63 y diez minutos para decidir.

Katsikaris cerró las rotaciones y apostó por hombres a los que encontró más metidos en el partido. Incluso dejó fuera de ese grupo al mejor hasta el descanso, Ponitka, porque, como dijo luego, tuvo mejor sensaciones con Beirán.

Diez minutos intensos y con un marcador igualado. El Tecnyconta mandaba, pero el Iberostar respondía. Con el choque igualado, Gary Neal volvió a dejarse ver y dos canastas suyas pusieron el 70-75 a dos minutos del final.

El Iberostar Tenerife tiró hacia adelante. Era el momento para hombres con carácter y allí destacó Kostas Vasileiadis que con dos acciones puso el 80-82 (1,30 segundos). Bellas pondría el 80-84 y Dragovic, que realizó una buena segunda parte, el 81-86, a 54 segundos para el final.

Fue el momento de Bassas que anotaría un triple (84-86) y en la siguiente jugada, el Iberostar Tenerife, con su defensa, impide el saque del rival con lo que recupera el balón, con 24 segundos justos por jugarse. Balón para Bassas y viendo que no había otra opción. se la jugó y anotó una canasta pasada que suponía el empate y la prórroga.

En el tiempo extra, intercambio de triples iniciales, hasta que Beirán terminó por decidir. Un rebote ofensivo suyo que continuó con una canasta, un error en el pase de Dragovic y una canasta de Vasileiadis fueron determinantes.

Se ganó, aunque los dos últimos partidos disputados en la Isla deben servir de análisis al cuadro técnico y jugadores del equipo.