Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno anuncia un plan de choque para mejorar la calidad del empleo juvenil leer

Lo bueno y lo malo de las tiendas de informática online

Estos establecimientos online tienen muchísimas ventajas, aunque se dejan atrás algún que otro beneficio de los establecimientos tradicionales.
16/mar/18 16:38 PM
eldia.es

Con lo importantísimos que se han vuelto los ordenadores en la actualidad, debido a su amplio rango de funciones, tener una tienda informática de confianza se ha convertido en algo más que necesario. A ella, y a sus especialistas, acudimos para renovar nuestro equipo cuando es necesario, buscar asesoramiento cuando hay algún problema con el PC o incluso ir a la busca de nuevos modelos con los que conseguir algo completamente nuevo.

Esta es la opción más tradicional, pero, gracias a internet, tenemos una vertiente muy popular y también extendida: la tienda online informatica. Su cometido es el mismo, con la diferencia de que no tienes que desplazarte a ninguna parte ni esperar a horarios de ningún tipo, puedes acceder en cualquier momento y desde la comodidad de tu hogar si así lo deseas.

¿Qué se necesita entonces para poder moverse por una tienda online informatica? Pues tan solo tener una conexión a la red de redes y, por supuesto, un dispositivo que permita aprovecharla (desde un smartphone hasta un ordenador de sobremesa, el espectro es tan amplio que entran hasta televisores). A partir de ahí, el resto es tan sencillo como entrar en un navegador de internet y echar un vistazo para encontrar tanto un buen conjunto de productos como un buen conjunto de ofertas.

A priori, podríamos pensar que en una tienda de informatica online son todo ventajas, de hecho lo son la inmensa mayoría; pero la realidad es que también tiene algún que otro inconveniente que es conveniente señalar. Nos hemos acostumbrado, sobre todo en el último lustro, a pensar en el comercio electrónico como un vehículo perfecto para la facilidad en las compras y, aunque hay mucho de razón en ello, no se deben pasar por alto ciertos valores que hacen del comercio tradicional algo tan establecido.

De hecho, el sector informático es el que más acusa este cambio. Nos topamos con infinidad de novedades, con grandes ofertas y con unos precios que a veces parecen irreales. Pero, ¿qué perdemos por el camino? Vamos a hablar de ello aunque, por supuesto, vamos a tratar también las grandes bondades de esta nueva tendencia de compra.

Lo malo de las tiendas de informática online

El principal punto negativo es que se pierde el trato humano con un encargado que ayude en materia de asesoramiento. Lo habitual en las tiendas informáticas es encontrarse con alguien versado lo suficiente en la materia como para poder ayudar a la hora de elegir componentes, equipos enteros o incluso software. Además de, por supuesto, brindar un servicio de reparación y mantenimiento en caso de ser necesario.

Con la cantidad de nuevo hardware que sale a la venta en el mercado, es difícil estar siempre a la última e informado y, salvo que tengas algún amigo o conocido de confianza que pueda ayudarte, es casi imposible obviar la ayuda de un tercero para poder elegir como es debido (a no ser que tengas los suficientes conocimientos). Aunque un vendedor siempre tiene como objetivo la venta, cuando buscas componentes su finalidad también es hacer que elijas lo más adecuado tanto a tus necesidades como a las prestaciones de tu equipo.

Y esto, en una tienda online de informática, es imposible de obtener. Se ofrece un soporte, sí, pero no se acerca siquiera a lo que ofrecen estos profesionales que nos topamos al otro lado del mostrador.

Lo bueno de las tiendas de informática online

El lado positivo de las tiendas online de informática se reduce a tres palabras clave: variedad, comodidad y ahorro.

El catálogo de estos establecimientos es inmenso. No solo ofrecen componentes, también periféricos, ordenadores nuevos, dispositivos smart, aparatos electrónicos e incluso paquetes de software que podamos necesitar, amén incluso de venta de licencias a través de un simple código. Por supuesto, esto está incluso reñido con las comodidades, ya que tan solo hay que hacer el pedido desde casa y esperar a recibirlo a veces en un plazo inferior a las 24 horas desde el pago.

De estas dos palabras acabamos pasando a la última, el ahorro. Cada vez hay más tiendas informáticas en línea que se dedican a reforzar la rama de la segunda mano y los reacondicionados. Debido a esto, el consumidor puede encontrar dispositivos bastante potentes e incluso modernos a unos precios realmente sorprendentes. Aunque, también, cabe decir que las promociones y ofertas flash ayudan mucho a ello.

En definitiva, haciendo un pequeño ejercicio de síntesis vemos que en realidad la mayoría se declina por el lado positivo. Son varios los factores de peso que refuerzan la posición de las tiendas online y, aunque se pierda ese asesoramiento directo del vendedor, se gana la ingente cantidad de información que ofrece internet.