Santa Cruz de Tenerife

La percepción ciudadana sobre la calidad de gobierno cae en las Islas

El índice que elabora la Universidad de Gotemburgo para la Comisión Europea sufre en Canarias una de los mayores bajadas de la UE España en su conjunto también retrocede.
Miguel Gómez, S/C de Tenerife
19/mar/18 6:02 AM
Edición impresa
La percepción ciudadana sobre la calidad de gobierno cae en las Islas

El Índice de Calidad de Gobierno, que elabora cada año la Universidad de Gotemburgo para la Comisión Europea, no ha dejado en buen lugar a Canarias en esta ocasión. El estudio -que mide la percepción ciudadana sobre aspectos como la calidad de los servicios públicos, la imparcialidad de la Administración y el grado de corrupción- incluye el Archipiélago entre los territorios que han experimentado un deterioro más significativo.

El índice, relativo al año 2017, recoge una caída importante de España, que ha pasado del puesto 14 que ocupaba en 2013 al 19. En el contexto de Europa occidental, solo Italia y Grecia se sitúan por debajo de nuestro país. El mapa que dibujan las respuestas proporcionadas por los casi 78.000 ciudadanos encuestados -cerca de 7.000 en España- se ajusta con bastante exactitud al esquema norte-sur que suele caracterizar el análisis de la calidad de gobierno en el continente. Así, los países del norte -Finlandia, Suecia, Dinamarca, Holanda- ostentan los primeros puestos y los del sur y este de Europa -Grecia, Rumanía, Bulgaria- se sitúan en los últimos, aunque son las naciones más occidentales las que experimentan los mayores retrocesos.

Cuando se pone el foco en las regiones españolas también se observa una fractura territorial: las comunidades del norte registran valores muy positivos -Navarra, de hecho, es citada como ejemplo-, mientras que los más bajos corresponden a los territorios del arco mediterráneo y a algunos del sur, entre ellos Canarias.

El Archipiélago ocupa el penúltimo lugar en la tabla conformada por las comunidades y ciudades autónomas españolas. Registra un índice de -0.709 puntos -solo por encima del -0.740 de Andalucía-, resultante de las bajas puntuaciones que obtiene en cuanto a la percepción que sus ciudadanos tienen de la eficiencia de sus servicios públicos (-0.814, la peor del país), imparcialidad de sus instituciones (-0.471, la cuarta más baja) y su corrupción (-0.773, el peor dato de todas las regiones). El retroceso global respecto a la anterior edición del estudio (2013) es notable, puesto que entonces Canarias se anotó cifras positivas (0.163) y había conseguido mejorar el mal dato de 2010 (-0.574).

Las diferencias que presentan las regiones españolas en cuanto a calidad de gobierno son tales que se trata del segundo país, tras la República Checa, que registra unas disparidades más acusadas entre territorios.

El retroceso experimentado por las Islas las sitúa dentro del grupo de regiones -encabezado por Guyana, Valle d'Aosta y Abruzzo- que más han empeorado sus registros en relación al informe de hace cinco años.

El informe 2017 sobre calidad de gobierno -confeccionado por Nicholas Charron y por el español Víctor Lapuente- es la tercera edición de este índice, tras los realizados en 2010 y 2013.

las claves

Tercera edición. El Ejecutivo comunitario encarga a la Universidad de Gotemburgo el Índice de Calidad de Gobierno de las regiones de la UE, del que se han realizado tres ediciones: 2010, 2013 y 2017. El estudio mide las percepciones de los ciudadanos de esos territorios.

Canarias y Andalucía, a la cola. Con índices de -0.740 y -0.709 puntos, respectivamente, Canarias y Andalucía ocupan los dos últimos puestos de las comunidades españolas.

Disparidades entre territorios. España es, tras la República Checa, el país europeo con mayores diferencias en el índice entre unos territorios y otros.