Santa Cruz de Tenerife

Cabildo y Estado no se ponen de acuerdo sobre el carril bus-VAO

La corporación insular contempla esa idea si se amplía la TF-5 a seis carriles entre La Laguna y Los Realejos, pero la Subdelegación la plantea adaptando uno de los actuales.
P.F., S/C de Tenerife
22/mar/18 6:24 AM
Edición impresa
 

Ayer se celebró una reunión de la Junta Provincial de Tráfico para Tenerife, con la presencia de Gobierno del Estado, Cabildo, empresarios, colectivos del Transporte, Titsa o fuerzas de seguridad, entre otros. Pero lo que era una reunión para avanzar, acabó ante los medios con un desencuentro entre el consejero de Movilidad del Cabildo, Miguel Becerra, y el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, sobre el carril bus-VAO (vehículos de alta ocupación) en la autopista del Norte (TF-5) en el Valle de La Orotava y La Laguna. La clave es que Díaz Guerra defiende el proyecto en base a los carriles actuales de la vía y Becerra opina lo contrario; es decir, que condiciona su ejecución a que primero la TF-5 se amplíe a seis carriles en todo su recorrido.

Curiosamente, esa es una de las alternativas ofrecidas para aliviar las considerables retenciones diarias en la autopista del Norte entre Guamasa y Padre Anchieta.

En lo que sí coincidieron Díaz Guerra y Becerra es en que la Isla sufre un serio problema con la circulación, que no se debe tanto a la falta de más o mejores carreteras, sino al uso excesivo del coche particular frente al transporte público.

Un dato relevante es que la provincia de Santa Cruz de Tenerife tiene el doble de accidentes de tráfico que la de Las Palmas. Y el consejero y el subdelegado atribuyen esa realidad a la elevada densidad de vehículos en las principales vías tinerfeñas. En lo que va de año ya ha habido tres fallecidos, mientras que en el mismo periodo de 2017 hubo uno. Por eso, Becerra y Díaz Guerra apuntan a la necesidad de afrontar medidas para hacer más atractivo el transporte público y "penalizar" de alguna manera el uso del automóvil privado. Becerra aclaró que solo con reducir el precio de las guaguas no se solventa la actual situación, sino con ofrecer un desplazamiento más rápido en el transporte público. Por parte de Titsa se planteó reducir los aparcamientos para los usuarios de coches privados en los lugares de destino, por ejemplo.

El Cabildo ya trabaja en el diseño del carril trenzado entre el puente de San Lázaro y el de Los Rodeos (TF-5), puesto que es viable y se acometerá en un corto plazo de tiempo.

En la rotonda de Padre Anchieta se prevé hacer un paso de peatones elevado y la obra ya se está licitando. Respecto a la creación de tres carriles en la autopista del Sur entre Guaza y Costa Adeje, existe un problema administrativo, ya que dicha obra afecta al espacio natural protegido de la Montaña de Guaza. En la corporación insular harán gestiones para intentar resolver ese problema. También se prevén afrontar trabajos para alargar algunos carriles de aceleración o desaceleración.

El Cabildo pretende mejorar la señalización en algunos accesos a las autopistas para evitar que, por error, algunos conductores circulen en sentido contrario.

Otra de las acciones que se van a llevar a cabo, según el subdelegado del Gobierno, consiste en reducir la velocidad máxima en algunos tramos. Con esta medida se intenta que haya menos accidentes y, consecuentemente, menos retenciones. Los transportistas propusieron ayer una medida temporal para que haya una carril reversible en la TF-1 entre Parque La Reina (Arona) y el Siam Mall (Costa Adeje). Esta idea se estudiará e implicará quitar parcialmente la mediana y barreras "new jersey".

Escuche en Radio El Día los argumentos de Guillermo Díaz Guerra y Miguel Becerra sobre este problema