Canarias

La criminalidad crece un 3%, con una subida de los delitos sexuales

Granadilla, Los Realejos y Adeje son los municipios de la provincia de Santa Cruz de Tenerife donde más aumentaron las denuncias por infracciones penales el año pasado.
Efe/P.F., Santa Cruz de Tfe.
23/mar/18 6:34 AM
Edición impresa
La criminalidad crece un 3%, con una subida de los delitos sexuales

El número de delitos denunciados en Canarias subió el año pasado un 2,9 por ciento, para terminar el ejercicio con un total de 91.359 infracciones penales y repuntes en todas las islas, salvo en La Gomera y La Palma.

El año pasado cayeron en la comunidad autónoma los delitos más graves, como son los homicidios y asesinatos consumados (hubo 20, un 4,8% menos) o los intentados (36, un 18,2% menos), y también bajaron los robos con violencia o intimidación (1.436, un 6,6% menos) y los robos con fuerza en domicilios (3.263, un 8,7%), según datos publicados ayer por el Ministerio del Interior.

Sin embargo, se incrementaron de manera notable otro tipo de delitos, como los atentados contra la libertad sexual, que crecieron un 17,9%, hasta 625 casos, y dentro de ellos, las agresiones sexuales con penetración, que casi se duplicaron, al pasar de 45 a 80 (un 77,8% más).

También se duplicaron las denuncias de secuestro, que pasaron de dos a cuatro (dos en Gran Canaria y dos en Tenerife), y cayeron ligeramente las lesiones y los delitos de riña tumultuaria, un 1,4%, al descender desde los 1.073 casos de 2016 a los 1.058 de 2017.

Las denuncias de tráfico de drogas retrocedieron un 0,7% (de 601 a 597), los hurtos disminuyeron un 2,7% (de 30.971 a 30.127) y las sustracciones de vehículos ascendieron un 11,9%, con casi 300 casos adicionales (se pasó de 1.606 a 1.797).

Las dos islas más pobladas cerraron el año con aumentos de la criminalidad: Tenerife lo hizo con 40.742 delitos denunciados, un 1,9% más, y Gran Canaria, 35.082, un 2,5% más.

El número de infracciones penales subió en mayor medida en El Hierro, que registró un alza del 15,5% (149 denuncias); en Fuerteventura, con un ascenso del 11,9% (5.788 casos); y en Lanzarote, con un repunte del 8,6% (7.669 casos).

En cambio, mejoraron en sus indicadores de seguridad ciudadana La Palma, con 1.626 infracciones penales denunciadas, un 13,8% menos, y La Gomera, con 303, un 5,6% menos.

En cuanto a las cuatro grandes ciudades, el número de delitos denunciados repuntó un 2,4% en Las Palmas de Gran Canaria (de 15.707 a 16.088), un 2,0% en La Laguna (de 5.574 a 5.683) y también un 2,0% en Telde (de 4.332 a 4.418), mientras que se redujo un 0,1% en Santa Cruz de Tenerife (de 9.282 a 9.274).

En los municipios con más de 30.000 habitantes en Gran Canaria, la evolución fue la siguiente: Agüimes registró 1.216 casos (+17,4%); Arucas, 873 (+11,5 %); Ingenio, 781 (-1,1 %); San Bartolomé de Tirajana, 4.467 (-6,3 %); y Santa Lucía de Tirajana, 3.041 (+17,4 %).

Respecto a los municipios de Tenerife donde existen datos más importantes, en Adeje las fuerzas de seguridad contabilizaron 5.581 infracciones, lo que supone un crecimiento del 4 por ciento respecto a la información del año 2016.

Además, en Arona se denunciaron 5.589 infracciones penales (+2,3 %); en Granadilla de Abona, 1.856 (+5,6%); La Orotava, 1.521 (-7,8 %); Puerto de la Cruz, 2.152 (+0,3 %); y Los Realejos, 716 (+4,5 %).

Además en Lanzarote, Arrecife acumuló 2.906 casos (una subida del 3,9%); y en Fuerteventura, Puerto del Rosario totalizó 1.853 (un crecimiento del 21,1 %).

El subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, que los datos de criminalidad de 2017 reflejan el primer repunte desde 2012, pero hay que enmarcarlos dentro de la tendencia a la baja del último lustro. Matiza que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife esa subida ha sido solo del 1,2%. Respecto al 4,5% de incremento en la de Las Palmas, comenta que las circunstancias son diferentes y que en las islas orientales los agentes también hacen un gran trabajo. A pesar del evidente aumento de las denuncias, Díaz Guerra señala que las islas occidentales están significativamente por debajo de la media de la subida a nivel nacional en infracciones penales (1,8%). La valoración del representante del Gobierno del Estado en Santa Cruz de Tenerife hace hincapié en que el mayor crecimiento dentro de los delitos graves se ha registrado en los vinculados con la libertad sexual. Sobre este tipo de hechos delictivos, Guillermo Díaz Guerra comenta que "tienen una difícil prevención". Aclara que los autores de tales infracciones penales no integran grupos organizados a los que se pueda investigar previamente, sino que son "individuos aislados". Pero advierte de que, paralelamente, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado esclarecen más de un 70 por ciento de estos casos de abusos sexuales y violaciones y, paralelamente, las detenciones también aumentaron el pasado año. Estima que la eficiencia de los agentes ha crecido. En el análisis de la información sobre criminalidad que se divulgó ayer, el subdelegado señaló que el mayor crecimiento en número de delitos se ha producido en el Sur de Tenerife, principalmente en los municipios de Adeje, Arona y Granadilla. Díaz comenta que tal evolución se produce en una comarca donde el número de turistas ha crecido de forma importante en los últimos cinco o seis años (40.000 más al día). Explica que ese volumen de población flotante genera más actividad económica, más riqueza y, consecuentemente, mayor presencia de personas que delinquen. Para el subdelegado del Gobierno, el ratio de delincuencia es de 42 delitos por cada 1.000 habitantes, lo que supone que está por debajo de la media nacional, de otras comunidades similares a Canarias y de algunos países europeos.