Canarias

El Consejo Escolar aconseja a los docentes coordinar los deberes

El CEC aprueba un documento de recomendaciones para abordar problemas como la huelga de tareas del año pasado El sindicato con más representación, ANPE, se desmarca.
S.E. (@sarayencinoso), S/C de Tfe.
8/abr/18 6:37 AM
Edición impresa
El Consejo Escolar aconseja a los docentes coordinar los deberes

S.E. (@sarayencinoso), S/C de Tfe.

El Consejo Escolar de Canarias (CEC) aprobó ayer, en un pleno celebrado en Gran Canaria, un documento de "recomendaciones" sobre la cantidad de deberes que deben realizar los alumnos en casa. El texto se aprobó sin el apoyo de ANPE Canarias, el sindicato con más representación del sistema público no universitario, porque considera que este órgano "no debe emitir" directrices que pueden poner en tela de juicio "la autonomía" de los centros y la capacidad docente.

La cantidad de tareas que deben realizar los estudiantes ha sido objeto de desencuentros entre padres y docentes en los últimos tiempos. El ejemplo más evidente de esta complicada relación fue la "huelga de deberes" que empezaron a plantear asociaciones de padres desde 2016.

El presidente del Consejo Escolar, Ramón Aciego, reconoció ayer que habría preferido que el documento se aprobara por unanimidad, pero se mostró satisfecho con el trabajo hecho. El Consejo creó el año pasado una comisión con miembros de la comunidad educativa para intentar llegar a un acuerdo en cuanto a los deberes que deben hacer los jóvenes. "No se trata de directrices ni de pautas, solo son recomendaciones", explicó. "Creemos que en las tareas de los alumnos tiene que haber coordinación de todas las partes".

Por su parte, el presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, subrayó que su sindicato acepta sugerencias en torno a la racionalización de las tareas de los alumnos, pero no considera oportuno que el Consejo Escolar emita unas consideraciones de este tipo, que ponen en cuestión la autoridad del docente.

Para Crespo, no es de recibo que en repetidas ocasiones se trate de "caricaturizar a quien vela por la formación académica del alumnado", como si los docentes fueran "irreflexivos o estuvieran en contra de la conciliación familiar",.

"No creemos que deba debatirse en el seno de este órgano", explicó. "Es el profesorado, en el seno de los claustros docentes, quien debe reflexionar y decidir el proyecto educativo que quiere para su centro y sus alumnos. A nadie se le ocurre que un padre opine sobre el tratamiento médico de su hijo. Aquí, salvando las distancias, pasa algo similar", señaló el representante sindical con contundencia.

José Ramón Barroso, miembro de la Federación de Enseñanza de CCOO, defendió el trabajo hecho durante estos meses para "buscar encuentros" y criticó que ANPE haya "roto la unanimidad". "El acuerdo que hemos tomado es que se debe reflexionar y que toda la comunidad educativa de los centros debe trabajar conjuntamente" para que la carga no sea un problema para "dos de los tres sectores que conforman la comunidad educativa".

Un pleno largo y con mucho debate

El pleno del Consejo Escolar de Canarias (CEC), celebrado ayer en la isla de Gran Canaria después de que el mes pasado tuviera que suspenderse por causas climatológicas, se prolongó durante horas. El orden del día era largo y proclive al debate. Además de tratar el asunto de cuántos deberes deben realizar los alumnos en sus casas, los miembros del pleno trataron otros asuntos, como los premios Viera y Clavijo o las elecciones al Consejo Canario de Formación Profesional (FP).

El resultado de una comisión especializada

El Consejo Escolar de Canarias creó una comisión el año pasado para tratar el tema de los deberes que deben realizar los alumnos. Esta decisión se tomó después de que los padres convocaran varias "huelgas de deberes" en todo el territorio español sobre el asunto coincidiendo con fechas estivales. La presidencia del CEC insiste en que la intención no es ni mucho menos interferir en la autonomía de los docentes ni de los equipos directivos, solo abordar un tema que estaba afectando a toda la comunidad escolar y que demandaba puntos de encuentro.

Un texto con enmiendas

El documento aprobado ayer en el Consejo Escolar sobre deberes ha sido enmendado desde distintos sectores de la comunidad educativa. "Creo que todas las partes sienten que de alguna forma han cedido", explicó Ramón Aciego ayer. El verdadero éxito, a su juicio, es que se haya sentado toda la comunidad educativa a analizar y reflexionar sobre un tema que estaba generando malestar entre familias y centros escolares. Aciego manifestó su respeto hacia la decisión de cada uno de los sectores.