Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Aumentan a cuatro los muertos por el atentado de Estrasburgo leer
CASO CIFUENTES

La profesora de la URJC Laura Nuño asegura que su firma está "falsificada"

Madrid, Europa Press
11/abr/18 8:50 AM
eldia.es
Laura Nuño./Victor Lerena (EFE)

La profesora Laura Nuño, que dimitió este martes como subdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos por el escándalo relativo al máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, asegura que su firma en las actas que convalidaban asignaturas a la presidenta regional "debe ser falsificada".

"(La firma) No es la mía ni el documento lo conozco, la primera vez que lo he visto ha sido en eldiario.es", ha señalado en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, en relación al medio que difundió ese acta elaborada en el año 2012 que convalidaba varias materias a Cifuentes para cursar ese máster.

Nuño dice no tener "la más remota idea" de quién ha podido falsificar su firma, pero tiene claro que no es la suya. Según ha explicado, cuando el documento se difundió no recibió "información de nadie" y los datos que tiene sobre lo sucedido son los difundidos por los medios de comunicación.

"Nadie de la Universidad se había puesto en contacto conmigo, nadie me había dado explicaciones", ha asegurado Nuño, que era la número dos de Álvarez Conde, director del Instituto de Derecho Público y del máster que está en cuestión.

En cuanto al resto de profesoras cuyas firmas aparecen en los documentos difundidos, incluido el acta del tribunal que examinó el trabajo de fin de máster y que según Álvarez Conde era una "reconstrucción", Nuño ha explicado que habló con ellas "antes de Semana Santa" y la información que tenía entonces es "que todo era cierto, que el Trabajo de Fin de Máster se había leído y estaba todo bien".

Desde entonces, asegura, "esto ha sido una escalada de sorpresas" que termina con la publicación este martes de su firma en un documento que ella no reconoce y que "finalmente, provoca que dimita", pues dice que mientras "hay quien espera a tener explicaciones para marcharse", hay quien se marcha en espera de que estas lleguen, como es su caso. "Estoy horrorizada, disgustada, preocupada", ha comentado.

Respecto a Álvarez Conde, que la propuso como subdirectora del Instituto de Derecho Público, Nuño afirma que "es un constitucionalista de referencia" y que conocía de él que "valoraba a la gente por el trabajo y el esfuerzo", por lo que está "sorprendida con toda la información" que se ha publicado. "No me pega nada", ha afirmado.

"NUNCA VI NADA RARO"

De hecho, asegura que nunca vio "nada raro" en el Instituto de Derecho Público, entre otras cosas porque "nunca" fue profesora en ese máster y "si faltan cuatro alumnos" pero no impartes clase en ese aula, "no sabes nada". No obstante, reconoce que "no tiene buena pinta la cosa" cuando se le pregunta si pudo haber trato de favor a Cristina Cifuentes.

En su opinión, "el problema con el máster es que determinadas decisiones que parece que se toman no pasan por ningún sitio en el ámbito de la universidad". Pide por ello "actuar con contundencia y con cautela", analizar "cómo están las cosas y qué se puede mejorar".

"Lo que hay que hacer es revisar todos los procedimientos", ha añadido en esta línea, para señalar tanto los mecanismos de "transparencia", como "la autonomía en la gestión de los másteres" y "quizá la autonomía en las decisiones". "Creo que es un tema al que deberíamos darle una buena vuelta porque hemos fallado", ha comentado.

Nuño, quien ha dicho que seguirá en la Rey Juan Carlos aunque haya abandonado su puesto en el Instituto gestor del máster afectado por la quiebra de confianza, incide en que "hay que aclarar en todas partes qué es lo que ha pasado" por el bien de la Universidad y sus alumnos, ya que "se ha dañado el prestigio" de la Rey Juan Carlos.

"Me preocupa mucho el impacto que esto tiene en las titulaciones de la Rey Juan Carlos. Somos mucha gente trabajando dejándonos la piel y estamos todo el día en los medios con asuntos que no debieran suceder", ha añadido Nuño, para lamentar en particular "el impacto sobre el Instituto de Derecho Público, que tiene más de 80 doctores y doctoras".

CASO CIFUENTES