Sociedad
LO ÚLTIMO:
Casado gana en la mayoría de las mesas del congreso, según su equipo leer

Montaña para todos sin exclusiones

Esta asociación nace en 2009 con el objetivo de que las personas con movilidad reducida también puedan hacer senderismo. Por su proyecto "Energías solidarias" fue reconocida con el premio Valor Social de Cepsa en 2015.
M.D.
14/abr/18 6:20 AM
Edición impresa

Los límites los decides tú mismo. El que alguien tenga movilidad reducida no impide que pueda disfrutar de un día de senderismo. Por este motivo, la asociación Montaña para Todos trabaja para que las personas puedan hacer rutas sin importar las dificultades que tengan.

Esta labor le valió a Montaña para Todos para que fuese reconocida por Cepsa con el Premio al Valor Social en 2015 por su proyecto "Energía solidaria". Para la compañía energética el objetivo de estos galardones "es apoyar a las personas, colectivos y sectores menos favorecidos, impulsar los valores solidarios y promover el desarrollo educativo y cultural".

Esta asociación basada en la solidaridad y sin ánimo de lucro se creó en 2009. Está integrada exclusivamente por voluntarios, con el objetivo fomentar el "senderismo adaptado" para proveer el acceso a personas con discapacidad al medio natural que hasta entonces era inaccesible.

Para realizar las rutas de senderismo utilizan la joëlette, una silla adaptada que posee una rueda y elementos de seguridad como frenos, cinturón, cojines y reposa cabeza. Este medio de transporte también dispone de dos brazos hacia adelante y atrás que permiten que el pasajero sea trasladado con la ayuda de dos o tres personas más que serán quienes dirigirán la silla a través del sendero.

El presidente de la asociación, Juan Antonio Rodríguez, señala que con cada actividad "se produce una conexión solidaria para que el que nunca pudo ir y hacer estas actividades ahora las haga".

Cada semana dentro de la asociación desarrollan distintas actividades de formación. Luego, durante el mes llevan a cabo excursiones a distintos lugares como Punta Teno, Anaga, La Gomera e, incluso, el Camino de Santiago.

Para cada sendero, Rodríguez explica que hay un tiempo de preparación y planificación en el que los expertos realizan una inspección para verificar la dificultades de las rutas que van a elegir.

De manera que evalúan cada sendero que van a efectuar porque "lo importante cuando se realiza un tinglado es que no nos tengan que rescatar a los senderistas", enfatiza el presidente de la asociación.

Señala, además, que al finalizar cada trayecto, las personas hacen alguna actividad lúdica que les ayuda a conocerse mejor porque "el senderismo es el medio para el encuentro".

También, el representante de Montaña para Todos explica que la gran ventaja de la joëlette es que se adapta al espacio donde se encuentre. Por lo tanto, no hay que modificar el medio ambiente y tampoco hay que realizar rutas adaptadas para personas con movilidad reducida porque este medio de transporte está diseñado para transitar espacios de senderismo que pueden ser complejos.

Asimismo, el presidente de la asociación resalta que para ser pasajero no hay límites de edad porque pueden transportar a niños y personas mayores. Para poder utilizar esta silla, es necesario que los conductores realicen un cursos de formación que imparte la asociación.

Montaña para Todos ha recibido varios premios, entre ellos, el Valor Social de Cepsa por su proyecto "Energía Solidaria".

Gracias a este galardón, el presidente de la asociación asegura pudieron llevar a cabo las actividades programadas en el calendario anual de la asociación y de acciones de formación en el manejo de la joëlette, divulgación y promoción del voluntariado.

Rodríguez resalta la participación activa del personal de Cepsa a través de su área de Voluntariado (Voluntas), en una jornada de senderismo inclusivo, donde personas con y sin discapacidad disfrutaron de una actividad de ocio y tiempo libre.

Por eso recuerda que es importante que para realizar las acciones haya que gente que quiera colaborar con los demás.