La Laguna

Díaz: "Estamos por debajo de Santa Cruz en el pago del IBI"

La concejala señala que las domiciliaciones son las que permiten un menor pago frente a la capital Estas suben en más de 2.000.
D.R., La Laguna
14/abr/18 6:20 AM
Edición impresa
Díaz: "Estamos por debajo de Santa Cruz en el pago del IBI"

La concejala de Hacienda y Servicios Económicos del Ayuntamiento de La Laguna, Candelaria Díaz, afirmó ayer que los contribuyentes del municipio pagan menos por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que en Santa Cruz si se tiene en cuenta la bonificación por domiciliaciones. En el caso lagunero, esta es del 5% y en la capital, del 3%.

En un encuentro con medios de comunicación, Díaz explicó que han hecho un estudio y que, según el importe de los recibos, han observado que una vivienda media en un barrio de La Laguna paga en torno a 200 o 300 euros, y que lo han comparado con el municipio vecino. La conclusión, detalló, es que en Aguere es unos tres euros más caro, pero que, domiciliado, resulta más barato.

"El concepto importante a destacar es que estamos por debajo de Santa Cruz y que, en La Laguna, el recibo de este tipo de viviendas no se ha movido desde 2012", manifestó. Al respecto, señaló que la variación que tuvo lugar seis años atrás se debió a un decreto del Ministerio de Hacienda que "obligaba a modificar el tipo de gravamen en los ayuntamientos", con lo que pasó al 0,56%. "Una vez que decayó el decreto, lo volvimos a bajar", apuntó en cuanto el posterior descenso al 0,53%.

Además, dijo que el IBI ha registrado este año en La Laguna un incremento de 2.080 domiciliaciones con respecto al ejercicio anterior, e indicó que los 44.271 contribuyentes que ya optan por esa vía suponen el 46% del padrón lagunero de este impuesto, más popularmente conocido como "la contribución".

La edil se refirió a que el líder de Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC), Santiago Pérez, y "parte de la oposición" tienen "esa obsesión" de que desde del grupo de gobierno se ha incrementado el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de una "manera extrema", y defendió que el ascenso experimentado se debe a varios factores, no así a un "catastrazo".

El primer elemento al que hizo mención fue al aumento en la última década del padrón de la contribución, que ha pasado en el término municipal de 20.158 viviendas en 2008 a 95.667 en 2018; es decir, ha subido en 15.509. "Si hacemos una regla de tres y calculamos, el incremento de 15.509 supondría aproximadamente seis millones y, si se incorpora el esfuerzo en inspección, nos da la suma", planteó sobre el crecimiento que se ha producido de 17 a 29 millones de euros.

Candelaria Díaz también recordó que el período voluntario de pago se encuentra abierto hasta el mes de junio, así como que existen diferentes subvenciones: la ya citada de la domiciliación, la de familias numerosas, la de viviendas de protección oficial y el denominado "IBI social", que es asumido por la Concejalía de Bienestar Social. Aunque se estima que los beneficiarios de esta última iniciativa son 1.500, agregó que se trata de una partida económica abierta.