Tenerife

Tenerife en Verde, una oportunidad en agricultura

El Cabildo de Tenerife y Cáritas Diocesana de Tenerife forman en agricultura ecológica a 40 desempleados en situación vulnerable.
El Día
22/abr/18 6:38 AM
Edición impresa
Tenerife en Verde, una oportunidad en agricultura

E l fomento de la empleabilidad en el sector primario es uno de los objetivos que persigue el Cabildo de Tenerife a través de las áreas de Empleo y Agricultura. Son muchas las acciones que lleva a cabo en esta línea, aunque destaca, de manera especial, el programa Tenerife en Verde, por el que ha hecho posible que unas 40 personas desempleadas de diferentes puntos de la Isla accedieran a formación práctica e integral en agricultura ecológica. Y todo con el objetivo de que encontraran un empleo en este campo, como es el caso de 18 de las personas que comenzaron su aventura formativa hace ya ocho meses.

La propuesta del Cabildo, que en esta ocasión tiene como aliada a Cáritas Diocesana de Tenerife, es bien sencilla: intentar que personas con baja cualificación profesional y en situación de vulnerabilidad social mejoren sus posibilidades de acceder a un puesto de trabajo en el sector primario. Y así lo ha hecho; pues los participantes se han distribuido en cuatro fincas: La Morera (La Victoria de Acentejo), Hoya Grande (La Guancha), Presas Ocampo (Tacoronte) y Las Chozas (Granadilla de Abona).

El proyecto Tenerife en Verde trabaja en tres líneas básicas. La primera es la recuperación paisajística de la Isla, para poder disponer de un entorno verde y recuperar el paisaje agrícola. La segunda línea de actuación es conseguir el objetivo de sensibilizar a la sociedad en el consumo de productos propios de la tierra; y la tercera es la realización de acciones formativas con personas desempleadas para que encuentren una oportunidad de futuro la agricultura ecológica.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha apostado por el sector primario, por unir, de manera transversal, las necesidades existentes en la sociedad y buscar una solución que beneficie a todas las partes; y con Tenerife en Verde lo ha conseguido. Ya afirmó, cuando dio sus primeros pasos este proyecto, que con esta iniciativa "conseguimos muchos beneficios, tales como facilitar el acceso a una formación práctica e integral en agricultura ecológica a personas con baja cualificación profesional y en situación de vulnerabilidad social, favorecer el trabajo en red, el asociacionismo y la colaboración entre los agricultores, y dar también una salida útil a varias de las fincas que posee el Cabildo a lo largo de toda la geografía insular", indicó.

Para conocer sobre el terreno a los beneficiarios de Tenerife en Verde, y para comprobar cuáles han sido los resultados de su formación en competencias específicas, personales y laborales, los consejeros de Empleo y Agricultura de la Corporación insular, Leopoldo Benjumea y Jesús Morales, respectivamente, se desplazaron hasta la finca Las Chozas, en Granadilla de Abona, en donde tuvo lugar la entrega de diplomas acreditativos de la formación y capacitación recibida. Les acompañó, también, el presidente de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz del Castillo.

El consejero de Empleo, Leopoldo Benjumea, no duda en afirmar que las palabras autosuficiencia y autoabastecimiento "son claves dentro de esta programa de inserción laboral. Pretendemos impulsar, poco a poco, profesiones en el ámbito del sector primario y dar, también, valor a los terrenos de los que dispone el Cabildo, poniéndolos a punto. Además de sensibilizar de la importancia del consumo de productos de la Isla". En la misma sintonía, anima a sumarse a esta estrategia financiada por el Cabildo y gestionada por Cáritas Diocesana de Tenerife, Ataretaco y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG, a la iniciativa privada.

También el consejero de Agricultura del Cabildo, Jesús Morales, quiso felicitar "in situ" a los participantes en el proyecto y los animó a continuar en su empeño de dedicarse a la agricultura ecológica. "Ponemos todo lo necesario para darle más valor aún a la agricultura como un nicho de empleo importante, y vamos a seguir apostando por ello", dijo.

De igual modo, hay que destacar que el presidente de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz del Castillo, mostró su confianza en la continuación de proyectos de estas características "cuyo fin último es ayudar a salir adelante a personas que no tienen ingresos a través de su inserción en el mundo laboral".

La inserción laboral, prioridad del proyecto

Las personas que han apostado por la tierra y por el trabajo en ella llevaban ya mucho tiempo desempleadas antes de comenzar en este proyecto y no tenían prácticamente relación alguna con el campo. Lo que sí que tenían era interés en trabajar en la agricultura, y vieron en esta iniciativa insular una oportunidad para comenzar una nueva vida, con estructuras diferentes, desarrollando proyectos personalizados y adaptados a cada perfil. En la fase de selección de candidatos, el Cabildo asegura que tuvo en cuenta a aquellos que hubieran iniciado un proceso previo en algunos de los servicios que ofrece "Barrios por el empleo: Juntos más fuertes", que es un programa de empleo de la Corporación insular para prestar apoyo integral a las personas con más dificultades para acceder al mercado laboral en la Isla.