Tenerife Norte
SANTA ÚRSULA

Un proyecto nacional divulga y protege el bosquete de Sanguinos

SEO-BirdLife, Ecoembes, el ayuntamiento y el Cabildo insular ponen en marcha una iniciativa que pretende implicar a la ciudadanía en la defensa de este paraje único en Canarias.
Raúl Sánchez, Santa Úrsula
24/abr/18 6:31 AM
Edición impresa
Un proyecto nacional divulga y protege el bosquete de Sanguinos

Un proyecto nacional divulgará y protegerá el bosquete de Sanguinos, ubicado en el monte de Santa Úrsula, un paraje único en Canarias donde se da una inusual concentración y desarrollo de los sanguinos, que son árboles propios de la laurisilva. El Ayuntamiento de Santa Úrsula, la Sociedad Española de Ornitología-Bird Life (SEO-Bird Life), el Cabildo de Tenerife y Ecoembes unirán sus fuerzas para poner en marcha un programa de actuaciones cuyo principal objetivo es mejorar la conservación de este paraje de 2,5 hectáreas, darlo a conocer e implicar en su cuidado a la ciudadanía.

Desde este mes y hasta diciembre de 2018, esta iniciativa incluida en el proyecto Libera prevé organizar batidas de limpieza con voluntarios, elaborar material didáctico, completar un inventario de las especies arbóreas de la zona, organizar talleres de observación de aves, trazar un sendero interpretativo, eliminar especies exóticas invasoras, establecer un censo de aves, informar a los usuarios de la cercana área recreativa de La Laguneta Chica, colocar de cajas nidos y realizar rutas temáticas, charlas y talleres de concienciación.

El proyecto concluirá en diciembre con la celebración del Día del Sanguino, una iniciativa que pretende dar continuidad a este proyecto en años posteriores y que fue presentada ayer por el alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta; el representante de SEO-BirdLife Canarias Yapci Acosta; el técnico de la Unidad de Planificación de Acciones Sostenibles del Cabildo, Alberto de Armas, y el responsable del Servicio Técnico de Gestión Forestal de la zona Este de Tenerife, Pedro Martínez.

Este peculiar bosque, con muchos ejemplares de más de diez metros de altura, se sitúa en la parte alta de Santa Úrsula, junto a la zona recreativa de La Laguneta Chica, que se incluye en el Paisaje Protegido de Las Lagunetas.

La singularidad de este lugar y su potencial educativo, por encontrarse muy cerca de la Reserva Natural Especial de Las Palomas, animaron a SEO-BirdLife a incluir su recuperación y defensa en su programa Libera, en el que colabora la organización Ecoembes, a nivel nacional, y cuyo objetivo es "concienciar y movilizar a la ciudadanía para proteger y mantener limpios los espacios naturales".

La Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambiental del Cabildo, entidad dependiente del Área de Medio Ambiente, colaborará en el desarrollo de las actividades y en la búsqueda de voluntarios para su ejecución.

Martínez subrayó el carácter excepcional de este bosque, en cuyo origen pudo estar la mano del hombre y las actuaciones forestales de mediados del siglo XX, puesto que no es habitual en Canarias una concentración tan alta de sanguinos de gran porte.

SANTA ÚRSULA