Santa Cruz de Tenerife

Policías de paisano sancionarán en el parque García Sanabria

El alcalde José Manuel Bermúdez encarga al área de Seguridad montar operativos para sancionar las conductas incívicas de las personas que incumplan las ordenanzas de parques.
El Día, S/C de Tenerife
25/abr/18 6:15 AM
Edición impresa
 

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ha dado instrucciones a la Policía Local para montar dispositivos con agentes de paisano en el parque García Sanabria con el objetivo de hacer cumplir con las ordenanzas municipales y sancionar, no advertir, a los ciudadanos que las incumplan. Esta medida viene determinada por los problemas existentes para mantener en condiciones los espacios públicos de los parques de la ciudad.

En este caso, la rotunda decisión se basa en el estudio que lleva acabo el ayuntamiento para vallar varias zonas del parque García Sanabria al objeto de evitar el robo de especies vegetales y las incidencias con las mascotas que impiden el normal desarrollo de las mismas en lugares estratégicos por el pisoteo continúo.

Fue el concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, el que el lunes advirtió de los problemas detectados en las zonas de parques y jardines de la ciudad, poniendo como ejemplo, entre otros el robo que se ha producido de troncos de bambú en el parque capitalino.

Por todo ello, José Manuel Bermúdez, en el ámbito de una visita realizada al antiguo colegio Tena Artigas para comprobar las evoluciones de las obras de rehabilitación de las instalaciones, adelantó la medida con firmeza, destacando que ayer por la mañana ordenó la creación de dispositivos con policías de paisano contra los actos incívicos que se producen en estos espacios públicos. Y fue muy claro y rotundo a la hora de advertirlo: "Vamos a ir a saco", aseveró.

El regidor indicó que esta medida tiene un objetivo sancionador para evitar la degradación que están sufriendo los parques por la poca conciencia ciudadana que muestran algunos vecinos con los espacios acotados y el mobiliario urbano en general.

"La idea no es apercibir, sino sancionar a todo aquel que no cumpla con las ordenanzas municipales... Que paseen a sus perros por los jardines, que no recojan lo que los perros hagan, que grafiteen de manera indiscriminada, que utilicen los monopatines en el mobiliario urbano", apuntó.

Es por ello por lo que han dado las instrucciones pertinentes para que se monte un operativo especial: "La idea es sancionar a todo aquel que no cumpla. Lo digo previamente para que la gente sepa que esto va ocurrir y que serán los policías de paisano los que actuarán", dice Bermúdez.

El nacionalista manifestó que se empezará a actuar en el propio parque García Sanabria, aunque las citadas medidas se extenderá a otras zonas el municipio que así lo requieran.

José Manuel Bermúdez explicó al respecto: "No podemos permitir que parques como el García Sanabria, que es BIC, un símbolo para la ciudad y el municipio, o cualquier otro parque de Santa Cruz que debería llenarnos del mismo orgullo, esté machacado como están machacados por algunos vecinos. Eso no puede ser ni lo podemos permitir", dijo.

Lo cierto es que el alcalde confirmó que ya se ha dado la orden para formar los operativos para actuar en el parque García Sanabria, destacando que los equipos se conformarán rápidamente.

Espera que las medidas sancionadoras pongan coto a los problemas en áreas sensibles de los parques en los que unos pocos vecinos mantienen un comportamiento incívico "con lo que es de todos".

Las obras del Centro Municipal de Formación y Empleo de Santa Cruz avanzan a muy buen ritmo, una actuación general en la que la corporación capitalina invierte 1,3 millones de euros con el objetivo de rehabilitar las antiguas instalaciones del colegio Tena Artigas, en Miramar.

Para la comprobación del estado de los trabajos, el alcalde José Manuel Bermúdez y los concejales de Promoción Económica y de Hacienda y Recursos Humanos, Alfonso Cabello y Juan José Martínez, respectivamente, se desplazaron al centro para atender las explicaciones de los arquitectos sobre el proyecto, un plan que contempla un edificio completamente adaptado, con rampas, con dos ascensores especiales en los costados, 12 aulas específicas, salas de informática y espacios multifuncionales, nuevo cerramiento y carpintería interior y exterior, entre otros.

"Sin duda, será el mayor centro de formación y empleo de Canarias y estará aquí, en Santa Cruz", señalaron los miembros del equipo de gobierno, que también adelantaron el proyecto de instalación abierta para una parte del antiguo colegio.

En este caso, el alcalde señaló que dentro del proyecto de reforma se plantea la rehabilitación de la cancha existente, que en estos momentos está destrozada. "El objetivo es la mejora del espacio para convertirlo en una instalación deportiva abierta para los vecinos del barrio y aislada por cerramiento del centro formativo", dijo.

En la línea defendida de ganar espacios para la ciudadanía, destacó, además, que "la antigua zona de Infantil se rehabilitará para crear tres locales para el uso reglado de colectivos vecinales, estudiándose la posibilidad de habilitar aparcamientos en el espacio de reserva de esa misma zona".