Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unid@s Se Puede denuncia ante la Fiscalía vertidos residuales al mar en El Sauzal leer

La Policía Local llevó a cabo 3.000 servicios y 12.100 expedientes

El consistorio norteño, que creará este año cinco nuevas plazas de agentes municipales, destaca la reducción de los accidentes de tráfico y de los delitos contra la propiedad en 2017.
El Día, La Orotava
1/may/18 6:32 AM
Edición impresa
La Policía Local llevó a cabo 3.000 servicios y 12.100 expedientes

La Policía Local de La Orotava intervino el año pasado en un total de 3.001 servicios y 12.109 expedientes administrativos, según se refleja en la memoria de 2017, que fue presentada ayer por el alcalde villero, Francisco Linares (CC); el subinspector jefe del cuerpo, Pedro Domingo Hernández, y el edil de Seguridad, Narciso Pérez (CC).

El trabajo administrativo se ha incrementado de forma notable desde 2015, cuando los agentes intervinieron en 10.948 expedientes, 1.161 menos que en 2017.

Pérez recordó que la Policía Local es el único servicio municipal que funciona las 24 horas de los 365 días del año y valoró el papel del medio centenar de agentes, hombres y mujeres, que "en la mayoría de los casos son siempre los primeros en llegar".

El edil responsable del área de Seguridad destacó que el ayuntamiento tiene previsto "seguir mejorando el equipamiento" de los agentes, que por ejemplo ya cuentan con 16 chalecos antibalas. Además, quiso valorar especialmente la labor de los equipos que recorren los centros escolares para mejorar la formación en seguridad vial de los futuros conductores, y que atienden los casos de menores, "siempre con una gran predisposición".

El subinspector jefe detalló que los actos contra la propiedad se han reducido en 2017, con un total de 329 frente a los 334 de 2016. El año pasado se contabilizaron 19 robos en inmuebles (9 más que el año anterior), 33 robos en establecimientos (4 más que el año anterior), 10 robos de vehículos (uno menos) y 41 actos vandálicos (cinco menos). La reducción más importante se produjo en la categoría de otros actos contra la propiedad, donde se incluyen los hurtos, que bajaron de 97 a 62.

Hernández valoró la reducción en el número de accidentes de tráfico, que han pasado de los 500 de 2015 a sólo 329 en 2017. A su juicio, "una parte importante de esa reducción tiene su origen, entre otras causas, en el aumento de los controles preventivos de velocidad y alcoholemia". De estos accidentes, ningún causó víctimas mortales, aunque sí se registraron 78 heridos, y 113 incidentes con daños materiales de consideración. 138 de estos 329 accidentes se resolvieron con partes amistosos en los que colaboró la Policía Local.

De los 3.001 servicios solicitados a la Policía Local, 1.509 se canalizaron a través del Cecoes 112 y 1.297 llegaron de forma directa. Aunque la seguridad ciudadana es una competencia de la Guardia Civil, la Policía Local colaboró con ocho intervenciones en casos de violencia de género, 22 agresiones, 81 alteraciones del orden público y 242 quejas por molestias y problemas de convivencia vecinal.

El Ayuntamiento villero tiene previsto crear este año cinco nuevas plazas de policías locales, además de otra de oficial (de promoción interna). Y según el alcalde, "el objetivo es crear cada año cinco plazas más, de manera que en los próximos cuatro años tengamos una veintena de nuevos agentes en La Orotava, que nos ayuden a compensar el relevo generacional".

Para Linares, pese a tratarse de un municipio con 210 kilómetros cuadrados, con casi 43.000 vecinos y cerca de 30 barrios, "La Orotava es un pueblo extraordinariamente seguro, donde ocurren poquitísimas cosas".

"Suma mucho tener un cuerpo de la Policía Local pacificado y centrado en atender a los ciudadanos y no en reivindicar cuestiones que no tienen", señaló Linares, quien también quiso poner en valor la labor "didáctica y pedagógica" que desarrollan los agentes villeros con menores y jóvenes.

En 2017, los agentes villeros también colaboraron con servicios especiales en un total de diez situaciones de alerta por fenómenos meteorológicos adversos.