Deportes

Reto de categoría para Francis Jorge

El fajador tinerfeño pugnará, el sábado en tierras galas, por el cinturón mundial ISKA en menos de 88,5 kilos. Lo hará frente al local Gregory Grossi, defensor del título que cuenta con más peso y altura.
J. Rodríguez, Santa Cruz de Tenerife
16/may/18 6:25 AM
Edición impresa
 

Sin miedo a nada y en una categoría superior a la que suele medirse, Francis Jorge vuelve a la carga en pos de un cinturón planetario. El sábado, en torno a las 21:30 horas y en la localidad francesa de Cavalaire-sur-Mer, pujará por el Mundial ISKA en menos de 88,5 kilos -cinco asaltos de tres minutos cada uno-. Será frente al fajador galo Gregory Grossi, defensor del título.

"Contactaron con nosotros a un mes y medio vista, pero como era un título y vimos que el rival podía ser asequible, aceptamos", explica el fajador de El Ortigal. "Siempre he competido en menos de 85 kilos. Va a ser mi primera pelea en una categoría superior. Habrá una diferencia de cuatro o cinco kilos puesto que el rival va a estar en torno a los 90 el día del combate".

Jorge reconoce que "va a ser difícil" porque Grossi "pelea en casa, es una categoría más, me saca una cabeza -193 centímetros por 185- y es el actual campeón. No es imposible. Tengo la idea de salir a ganar la pelea de entrada. En Francia es muy complicado vencer si es equilibrada. O ganamos claro, o no ganamos", expresa.

El "kickboxer" insular explica, acerca de su adversario, que "viene del full contact", con lo cual "domina perfectamente las piernas medias altas y los golpes frontales de piernas. La idea es buscar la distancia que nosotros queremos, hacer un trabajo continuo, meterle mucha presión y que se agobie para ver si podemos salir victoriosos".

Después de haber afrontado una contienda en febrero contra Rubén Lee -cedió el tinerfeño en Estepona, Málaga-, Francis entiende que no llega corto de rodaje. "Allí no tuve buenas sensaciones, pero la preparación de esta pelea ha sido muchísimo mejor. Me veo motivado, que es lo importante. El factor psicológico es fundamental", apunta. Cómo no, también el físico, plano en el que se ve "muy bien. He hecho una gran preparación, con mucha ayuda. La llegada de mi hermano -Loren Jorge- me vino genial. Estuvo una semana antes de su combate -Enfusion Tenerife- y unos días después, así que lo aproveché al máximo para entrenar duro".

El objetivo de Francis Jorge en territorio francés es "darlo todo y no quedarnos con la sensación de poder haber dado más". Si con ello logra desbancar a Grossi, el traslado habrá concluido con el mejor premio posible.