Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos retiran la acampada independentista de la plaza de Sant Jaume leer

Tecnológica rememora lo retro para abrir las puertas a la innovación

El teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife congregó ayer a 750 personas que acudieron a escuchar las novedades de la realidad de la tecnología de mano de 17 expertos en la materia.
El Día, S/C de Tenerife
17/may/18 6:35 AM
Edición impresa
 

Entrar ayer en el teatro Guimerá fue una gran sorpresa. El ambiente azulado complementaba la proyección de videojuegos retro como Donkey Kong, Street Fighter o Tetris y la mezcla de un DJ en directo de esas bandas sonoras con canciones actuales. Señales que alertaban de que lo que iba a pasar en el interior del edificio esa tarde no era nada similar a lo que esas cuatro paredes están acostumbradas a ver.

Tras sonar un timbre, todas las luces azules apuntaron al alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez. Son ocho años ya desde que empezó Tecnológica, y desde 2011 ha llovido mucho. Lo concretó el alcalde: "Las cosas pasan muy rápido". ¡Y tan rápido! Ese primer año se empezó a generalizar el uso de la almohadilla en Twitter, las pantallas táctiles llegaban a todos nuestros teléfonos móviles y ya se oía algún rumor sobre la posibilidad de almacenar información dentro de una nube.

La tecnología y todo lo que conlleva importa a la sociedad y eso se nota, pues la sala estaba repleta. Algo que ya se auguraba desde el momento en que se supo que las 750 entradas disponibles se habían agotado en menos de 48 horas.

Esta octava edición de Tecnológica arrancó con una improvisación sorpresa del rapero Arkano, quien mostró que, con tres palabras aleatorias, se pueden inventar letras realmente pegadizas. Entre rimas tecnológicas, el rapero mostró su agilidad mental recordando al consejero de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, que aún no lo había llevado a un guachinche.

Entre aplausos al rapero, arrancó el evento, y no pudo hacerlo de mejor forma que con la charla de la humorista y presentadora Marta Filch. La también licenciada en Economía explicó al público las claves de las finanzas españolas. Presupuestos Generales del Estado, pensiones, pobreza e I+D+i nunca fueron temas tan amenos y fascinantes como demostró Filch con sus chascarrillos.

Las redes sociales inundaron el segundo bloque de la jornada. El experto en Instagram, Phil González, recordó que nuestra obsesión por lo instantáneo, los "likes" y el algoritmo no deben dejar de lado la realidad. Tras él, dos creadoras de contenido canarias, Aída Rivero y Marta Purriños contaron su día a día en la red social y, aunque afirmaron que el término "influencer" les queda grande, son positivas y creen que seguirán haciendo este trabajo en el futuro, quizás en otra plataforma.

La cosa se volvió un poco más seria con Clara Ávila, "community manager" de Save The Children, quien mostró que la tecnología, si llega al lugar necesario, puede cambiar sustancialmente la vida y la salud de una comunidad. Bajo su experiencia en Mauritania, Somalia y Kenia, Ávila, una apasionada del punto de cruz, dejó claro al público que da igual por dónde empieces a tejer, pues al final todos llegaremos al mismo punto.

El rapero Arkano volvió a salir al escenario, y de nuevo, provocó una avalancha de risas y aplausos gracias a sus rimas improvisadas sobre el perro de una asistente. Le siguió Bernardo Díaz, de Instituto Canario de Seguridad Laboral, quien a pesar de que su presentación provocara una enorme carcajada, no convenció al público con su charla sobre prevención laboral y consecución de objetivos para lograr el éxito.

Quince minutos para el café fueron suficientes para recargar las pilas del público que, de nuevo, llenó la sala en el segundo "round". Lo que llegó después también sorprendió gratamente al público, pues Pedro Diezma, experto en "Internet of things (IoT), remarcó que "la tecnología está aquí para quedarse" pero que aún "no hemos visto" ni el principio de esta revolución. Como un protector solar que detecta la ubicación de quien se lo pone, y hasta una nevera que te avisa de cuándo no hay comida, el ponente consiguió avivar el rumor del público. Sin embargo, la revelación que mayor expectación provocó fue la que hizo al final de su conferencia cuando afirmó que en el plazo de entre 15 y 20 años es posible que "una máquina tome conciencia de sí misma y sea capaz de mejorarse y replicarse".

El conocimiento siguió moviendo por la sala, y los asistentes pudieron aprender más sobre Bitcoin con Yaiza Rubio, analista de inteligencia, quien les alertó de los "malware" que pueden aparecer a la hora de acceder a páginas de minado de estas monedas digitales. Por su parte, David Pérez, analista de sistemas de información digitales del Cabildo de Tenerife, mostró el proyecto que dará inteligencia a la isla: "Tenerife Smart Island".

El evento culminó con la demostración de cómo la innovación acaba creando casos de éxito. Desde empresas tan integradas en la sociedad como TripAdvisor, hasta el fenómeno Operación Triunfo, que entendió que las redes sociales son el método más eficaz para llegar al público joven. Tecnológica dejó claro que las viejas profesiones se deben aclimatar y reconvertir a esta nueva realidad, como explicaron el periodista Juan Ramón Lucas y el cineasta Daniel Maldonado; y por otro lado, las nuevas deben seguir incrementando su auge, como el que ha conseguido la "blogger" Madame de Rosa que, gracias a sus miles de seguidores, ahora forma parte de la parrilla televisiva.