Gastronomía

Lidl, con los canarios en el Día de la Comunidad

Las claves del éxito: centrarse en lo esencial para ofrecer un mejor precio
18/may/18 14:02 PM
eldia.es
Uno de los puestos de degustación del supermercado Lidl La Cuesta, esta tarde./JESÚS ADÁN

En el marco de su compromiso con el tejido empresarial de las Islas, y como muestra de su apuesta por el producto local, Lidl Canarias quiere celebrar el Día de Canarias con sus clientes de una manera especial. Para ello, ha organizado degustaciones gratuitas de artículos de proveedores canarios en las tiendas de La Cuesta (Tenerife) (días 17,18 y 19 de mayo), Juan Carlos I (Gran Canaria) (días 24,25 y 26 de mayo) y Gáldar (Gran Canaria) (días 28, 29 y 31 de mayo).

Mientras tanto, y aprovechando la festividad, dará a conocer 3 recetas típicas canarias a través de sus redes sociales y de la web www.lidl-canarias.es:

  • una cazuela de bacalao con espinacas y garbanzas,
  • batata de yema asada y salsa de almogrote
  • y como postre, unas samosas de plátano con salsa de gofio.

Recetas que han sido elaboradas por la cocinera grancanaria Ágata Dacosta, ganadora del concurso gastronómico Sabores del Norte 2016.

Algunos clientes degustando los productos de la tierra que se les ofrecen en las degustaciones./J.A.

Posicionado a medio camino entre el supermercado tradicional y el de "descuento duro", el modelo de de Lidl ha triunfado en las Islas porque su estrategia se basa en ofrecer productos de la más alta calidad al mejor precio del mercado. Es el llamado "smart-discount", es decir, el descuento inteligente. Algunas características de este modelo son:

Un surtido óptimo, compuesto en un 90% por productos de marca propia, eliminando duplicidades y ofreciendo únicamente los artículos de mayor demanda.

Compras agregadas para todo el grupo. Así se aglutina la demanda y se obtienen mejores precios de compra, ahorro que Lidl traslada íntegramente al precio final de venta.

Eliminación de aquellos costes que no aportan valor añadido al cliente, como la exposición de los artículos de mayor rotación en palets. Este tipo de medidas permiten a la compañía ofrecer precios más competitivos.

Gestión más simple, para sacarle más rendimiento a la cadena de valor que va desde el productor hasta el cliente final. De nuevo, eso  permite reducir costes.

Sin olvidar la calidad

Todo lo anterior no es óbice para mantener los más altos estándares de calidad en el producto. Porque los supermercados de la marca amarilla son sólo incorporan a su surtido aquellos productos que ofrecen al menos la misma calidad que la de las marcas de referencia.

Además, Lidl gestiona todo su sistema logístico y de distribución de forma que se garantice la óptima conservación de la mercancía, desde que se recibe del proveedor hasta que llega a su red de tiendas.