Sucesos

Un italiano buscado por tráfico de armas, atrapado en Los Abrigos

En el registro efectuado por agentes transalpinos, al arrestado le encontraron armamento de guerra, así como munición y explosivos Le constaba una orden europea de detención.
El Día, S/C de Tenerife
18/may/18 6:35 AM
Edición impresa
Un italiano buscado por tráfico de armas, atrapado en Los Abrigos

Miembros de la Policía Nacional arrestaron en el Sur de Tenerife a un ciudadano de origen italiano sobre el que recaía una orden europea de detención y entrega. El individuo transalpino estaba buscado en su país por un delito de tráfico de armas.

La intervención fue desarrollada por agentes destinados en el Grupo de Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con integrantes del Grupo de Fugitivos Internacionales, perteneciente a la Brigada Central de Crimen Organizado (Udyco central) con sede en Madrid.

El ahora arrestado, que fue identificado como L.F., caminaba tranquilamente por el núcleo costero de Los Abrigos, en el municipio de Granadilla de Abona.

Según los datos ofrecidos en la jornada de ayer por parte de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, el individuo estaba reclamado por un magistrado de Instrucción del Juzgado de Trieste, en Italia, por un delito de tráfico de armas, municiones y explosivos.

Dicha infracción penal fue cometida presuntamente en la localidad transalpina de Sistiana.

En su domicilio de Italia, a L.F. le intervinieron diferentes armas, como una pistola de la marca Beretta, del modelo 98 A1; un lanzador de cohetes militar con su granada, así como un subfusil de la marca CZ, del modelo VZ61 Skorpion, además de munición correspondiente a las mismas.

La colaboración entre los funcionarios adscritos a los servicios policiales mencionados y el oficial de enlace italiano resultó fundamental para lograr la captura de dicha persona.

Desde la Policía Nacional se aclara que, dadas las medidas de seguridad que adoptaba este individuo para evadir la acción de la Justicia, los investigadores del Grupo de Crimen Organizado necesitaron varios meses de pesquisas y múltiples dispositivos de vigilancia para conseguir localizar a L.F. y, de esa manera, conseguir cumplir la orden judicial.

El acusado pasó a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que incoa el procedimiento a través del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Granadilla de Abona.