Tenerife Norte

La Orotava siente, saborea y olfatea

Es el eslogan con el que la Villa afronta su semana grande en fiestas, las del Corpus Christi y el magno tapiz que sigue invitando a reflexionar, como señala en el saluda del programa el alcalde orotavense, Francisco Linares.
El Día
3/jun/18 6:38 AM
Edición impresa
 

La primera fiesta celebrada en La Orotava, llamada todavía la Aorotava, tuvo lugar el 22 de junio de 1516. La misma consistió en unos pocos divertimentos públicos a fin de festejar la llegada al trono de Castilla del rey Carlos I. Desde entonces se instituyó la Semana Santa y la festividad del Corpus Christi que se implantó en la comarca al poco tiempo de consumarse la conquista. Especial arraigo tuvo en el municipio y ya en 1576 la procesión del Corpus estaba consolidada en La Orotava y además de pasearse la Sagrada Forma por las calles del centro histórico se montaban altares en los frontispicios de las principales mansiones.

Este referencia histórica resume la relevancia de la semana que ya vive La Orotava para sus habitantes y la comarca. Uno de los momentos que señalan la proximidad de los eventos centrales tendrá lugar a las 21:30 horas de mañana en la plaza de Franchy Alfaro: el recital de Los Sabandeños. Previamente, a las 18:00 horas se producirán las catas preliminares del 35 Concurso de Vinos Villa de La Orotava.

El jueves, el magno tapiz volverá a llamar a la reflexión a los vecinos y miles de visitantes. El tema del año es la juventud y se mantiene su carácter social, esta vez con "una gran llamada de atención sobre un tema demasiado preocupante, como es el abuso y maltrato a las mujeres", como señala el director del Tapiz de la plaza del Ayuntamiento, Domingo Jorge González, una alfombra que este año elabora el colectivo Artearena.

La alfombra se realiza con los colores naturales del Teide, teniendo protagonismo el verde azulejo, el negro y el crema y quedando en segundo plano los rojos, marrones y lilas. La paleta de colores de este tapiz abarcará, además de los mencionados, el violeta, el blanco y los diferentes tonos de los anteriores, apunta González Expósito, también licenciado en Bellas Artes y director de la Escuela Municipal de Arte Perdigón. 36 son las alfombras que forman el recorrido en La Orotava.

La feria de flores y plantas retornó ayer a la Villa. Después de seis años sin celebrarse, Florotava expuso la producción de floristerías e invernaderos del municipio en la parte alta de la plaza de la Constitución, abarcando una superficie de 150 metros cuadrados. La muestra, que permaneció abierta entre las 10:00 y las 20:00 horas, contó con las floristerías El Puente, Libélula y Rincón Floral, Viveros Paco, Interjardín, Zona Verde, Sagrera Canaria y Hermanos Donis, además de contar con las pastelerías Manobuena y Cristina, así como con varios puestos de artesanía. Durante el día se llevaron a cabo actividades y juegos específicos para niños, y otros eventos para los mayores, como una charla sobre tratamientos fitosanitarios y ecológicos para plantas, una demostración de cocina con plantas comestibles y otras de arreglos florales. A la par contó con una exposición de fotografías de las diferentes etapas de la feria. In situ, con plantas y flores, tuvo lugar una custodia del Corpus Christi a cargo del Servicio de Jardines.

"Las fiestas de mi pueblo"

La plaza de la Constitución acogió el cierre de las unidades didácticas del curso escolar con las que se pretende inculcar a los menores los valores de las fiestas y las tradiciones locales. Este proyecto, que se lleva a cabo desde hace siete años con el título "Las fiestas de mi pueblo", es organizado por la concejalía del área en coordinación con la Asociación de Alfombristas. Anualmente se trabaja con más de 200 escolares y en este curso participaron los alumnos de segundo ciclo de Primaria de los colegios Víctor Rodríguez Jiménez, Santo Tomás de Aquino, La Milagrosa, Santa Teresa de Jesús, Inocencio Sosa y Leoncio Estévez Luis.

Las nuevas generaciones

El objetivo de este proyecto es que los más pequeños conozcan el origen de las fiestas y costumbres. Acercar a este colectivo, los contenidos históricos y etnográficos de sus fiestas locales, así como enseñarles la importancia de cuidar sus tradiciones: de las alfombras, carretas de la romería, vestimenta del traje típico, trabajo de los labradores, el baile de las cintas; instrumentos musicales, música canaria, se indica desde la Concejalía de Fiestas.