Sucesos

Hurtan 20.000 euros en joyas tras la hospitalización de su dueña

La Policía Nacional detuvo a un hombre y una mujer de 30 años por la sustracción La joven acusada trabajaba para la víctima en una vivienda del Puerto de la Cruz.
El Día, S/C de Tenerife
8/jun/18 6:25 AM
Edición impresa

Miembros de la Policía Nacional detuvieron en La Laguna a un hombre y a una mujer, identificados como F.A.G.Z. y O.I.G.A., respectivamente, ambos de 30 años de edad, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, por los delitos de hurto y apropiación indebida de joyas valoradas en más de 20.000 euros.

La joven detenida trabajaba para la víctima y aprovechó que esta fue ingresada en un centro hospitalario para apoderarse de las joyas.

En un primer momento, esta apresada negó inicialmente que las tuviese en su poder.

Las mencionadas alhajas fueron localizadas en un establecimiento de compra-venta de oro en el municipio del Puerto de la Cruz.

Según la información ofrecida en la jornada de ayer por parte de la Comisaría Provincial, tales objetos de valor fueron devueltos a su propietaria.

Las joyas de oro, rubíes y diamantes, así como un reloj de oro de señora, estaban valoradas en más de 20.000 euros.

La investigación de la Policía Nacional concluyó a finales de mayo, después de que los citados delitos fueran denunciados a comienzos del citado mes.

Agentes de la Comisaría portuense recibieron información de que la citada señora había sido ingresada en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y que posteriormente habían desaparecido sus alhajas. Las indagaciones de los policías nacionales permitieron la localización de los efectos de valor, que fueron vendidos en un establecimiento de compra-venta de oro de Puerto de la Cruz.

Unas vez recuperadas, las joyas fueron devueltas a su propietaria.

La detenida negó, en un primer momento, que los bienes citados de la afectada estuviesen en su poder.

No obstante, los funcionarios policiales pudieron comprobar posteriormente que había sido ella la depositaria de las joyas y que, junto a su pareja, las había vendido en el referido comercio de compra-venta de oro.

Una vez instruido el correspondiente atestado policial, ambos acusados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

La investigación fue desarrollada por policías nacionales destinados en la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Local de La Laguna, según los datos que trascendieron ayer.