Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer
LA OROTAVA

El juzgado archiva la denuncia por el cierre de la piscifactoría

El juez considera que el personal del Cabildo no puso en riesgo la salud de la población ni cometió ningún delito alimentario, de contaminación de agua potable o de maltrato animal.
El Día, La Orotava
22/jun/18 6:23 AM
Edición impresa
 

El Cabildo de Tenerife mostró ayer su satisfacción por el archivo de la denuncia interpuesta contra personal de la Corporación insular por presuntas irregularidades en el funcionamiento de la piscifactoría de Aguamansa, en La Orotava. El Cabildo señala que, con este auto, "dictado tras una importante actividad probatoria, queda claro que no hubo riesgo para la salud y que el cierre decretado por Salud Pública se produjo por motivos meramente administrativos".

El Cabildo defiende la actuación de su personal, que no incurrió en ningún delito, y recuerda que la Corporación insular realizó estudios que confirmaban que la actividad desarrollada en la piscifactoría de Aguamansa "no puso en riesgo la salud de la población en ningún momento, algo que recoge el auto del Juzgado de Primera Instancia de La Orotava".

El auto recoge que los trabajadores del Cabildo investigados no cometieron ninguno de los tres delitos por los que habían sido investigados (delito alimentario, contaminación del agua destinada a consumo humano y maltrato animal), al considerar que no existió riesgo para la salud de los consumidores. Además, el auto descarta el delito de maltrato animal porque los trabajadores se vieron obligados a poner fin a la actividad de la piscifactoría tras la orden proveniente del área de Salud Pública.

Cabe recordar que la denuncia se produjo como consecuencia del cese de la actividad decretado por el área de Salud de Tenerife del Gobierno de Canarias el pasado mes de septiembre. A raíz del mismo, el servicio del Seprona de la Guardia Civil decidió denunciar los hechos por si fueran constitutivos de delito, y posteriormente los grupos políticos de Podemos y Partido Popular (PP) se personaron en la causa.

Sobre los motivos del cierre decretado por Salud Pública, el Cabildo señala que, en ningún caso, fue por la contaminación del agua de consumo. En cuanto al futuro de la piscifactoría, la administración insular indica que el Centro Forestal de Aguamansa alberga instalaciones como un vivero, un centro de trabajo y unas oficinas de atención al público y que existe un anteproyecto para reconvertir la zona de la piscifactoría y destinarla a uso didáctico. El Cabildo está trabajando desde hace meses en la reforma de las instalaciones.

LA OROTAVA