Tenerife Norte
TACORONTE

El conflicto con el personal municipal divide al gobierno de CC

Tres ediles nacionalistas rompieron ayer la disciplina de voto y se abstuvieron en la revisión de oficio del acuerdo plenario de 2011 que aprobó el convenio del personal laboral.
El Día, Tacoronte
3/jul/18 6:30 AM
Edición impresa

El conflicto con el personal del Ayuntamiento de Tacoronte puso ayer en evidencia la división del grupo de gobierno de Coalición Canaria. Las concejalas nacionalistas Virginia Bacallado, Olga Sánchez y Nira Rodríguez rompieron la disciplina de voto y se abstuvieron en la propuesta defendida por el edil de Recursos Humanos, Domingo Castillo (CC), y el alcalde, Álvaro Dávila (CC), de iniciar la revisión de oficio del acuerdo plenario de mayo de 2011 por el que se aprobó el vigente convenio del personal laboral. Estas tres concejalas ya se habían ausentado, con diferentes argumentos, de la votación en el pleno de junio de la reprobación de su compañero Domingo Castillo, también por su gestión al frente del área de Personal.

La propuesta de iniciar la revisión de oficio, muy criticada por la oposición, que la calificó de "venganza", solo contó con el voto favorable de Dávila, Castillo, la edil de CC Esmeralda Estévez y el concejal no adscrito, Honorio Marichal. Los ediles de PP, PSOE, NC, Por Tacoronte y SSP votaron en contra. Y tres de los siete ediles del gobierno se abstuvieron.

El acuerdo, que no salió adelante, también planteaba la solicitud de un dictamen al Consejo Consultivo de Canarias, así como conceder audiencia al Comité de Empresa.

Álvaro Dávila explicó que su intención no era "entrar a valorar el convenio", sino revisar el acuerdo plenario "por la existencia de informes negativos".

El portavoz de NC, José Daniel Díaz, tildó de "rocambolesca" una petición de revisión que, a su juicio, "está cogidita con pinzas" y es "una nueva venganza de alguien que no admite las quejas laborales".

Violeta Moreno (SSP) consideró "una absoluta irresponsabilidad que se pretenda dejar sin efecto el convenio colectivo pactado".

El portavoz socialista, Carlos Medina, criticó que CC "haya sido incapaz de llegar a un acuerdo con el personal en los últimos siete años", acusó al gobierno de "revisar los acuerdos de otros" y de "buscar un arma arrojadiza para negociar con el personal".

Domingo Castillo respondió que su propuesta sólo pretendía mejorar el servicio al ciudadano y lograr "un sometimiento pleno a la legalidad vigente". Según el edil de Recursos Humanos, esta revisión no era una propuesta del gobierno, sino algo avalado por los informes técnicos. "No hay ningún ánimo de revancha, todo lo contrario", aseguró.

Dávila recordó que el PSOE gestionó el área de Recursos Humanos "durante dos años y medio" y "no hizo nada".

Manifestación con el concejal de Recursos Humanos presente

El personal del Ayuntamiento de Tacoronte se manifestó ayer junto al consistorio y segundos después de que pidieran a gritos la dimisión del edil de Recursos Humanos, Domingo Castillo (CC), este concejal pasó frente a los manifestantes (foto) y disfrutó de su desayuno en una terraza con vistas a la protesta. Un gesto considerado una provocación por parte de algunos trabajadores y de NC./ r.s.

TACORONTE