Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer

¿Qué maquinaria es necesaria para una pizzería?

Hacer las mejores pizzas requiere de maquinaria para hostelería de la mejor calidad.
10/jul/18 20:26 PM
eldia.es

Las pizzerías constituyen uno de los negocios más populares que existen en la actualidad. Esta clase de establecimientos están en todas las ciudades y son los favoritos de las familias. Si deseas poner en marcha un negocio de pizzas hay una maquinaria que resulta imprescindible adquirir. Esta maquinaria de pizzería constituye el equipamiento básico para poder funcionar y elaborar los mejores productos.

Así, este tipo de equipamiento sirve tanto para hacer la masa como para trocear y medir, fermentar, laminar o cocer.

Maquinaria para la elaboración de la masa

La amasadora es el aparato perfecto para hacer la masa de pizza. También es empleada para hacer pan y cuenta con un cabezal fijo. En negocios de hostelería lo mejor es adquirir una amasadora con capacidad para entre 6 y 18 kg.

Maquinaria para trocear y medir

Para trocear y medir masas lo más uniforme posibles existen las denominadas divisoras boleadoras, que facilitan mucho el trabajo del cocinero antes de la fermentación.

Equipamiento para laminar y formar la masa

Dentro de la maquinaria para hostelería, la laminadora-formadora es uno de los aparatos más importantes. Las mejores laminadoras están fabricadas en acero inoxidable y tienen 2.500 KW de potencia. Estas máquinas hacen posible elaborar la masa en frío, ahorrando tiempo y personal. Con estas laminadoras se puede controlar perfectamente el diámetro y espesor de la masa. Hay laminadoras para pizzas de diferentes diámetros, siendo la más utilizada en pizzerías la que trabaja con medidas de 14 a 30 cm.

Mesas para preparar las pizzas

Las mesas de preparación de pizzas ayudan a conservar en frío los diferentes elementos que componen el producto como tomate, queso, jamón o aceitunas, así como acceder a ellos de forma sencilla y rápida. Los alimentos elegidos son extendidos en la base y, a continuación, retirados de la mesa.

Maquinaria para cocer u hornear las pizzas

Hay diversos tipos de hornos, pero los más empleados en las pizzerías son hornos de leña o eléctricos. La elección de uno u otro depende de los gustos del restaurador, el espacio disponible, la pericia del cocinero y el tipo de clientela que tiene el negocio. Un horno de leña tiene un cariz más tradicional mientras que los negocios más modernos suelen optar por hornos eléctricos. Además, manejar un horno de leña es más complicado y lleva más tiempo que un horno eléctrico.

Para elaborar la mejor pizza es necesario que la temperatura del horno llegue a un mínimo de 300 grados centígrados aunque lo ideal es que alcance los 500 grados pues a esta temperatura se autolimpia y deja la piedra refractaria completamente blanca, ahorrando mucho trabajo al cocinero (no tiene que retirar los desechos).

La cocción de la pizza puede producirse mediante conducción, convección o reflexión. La conducción se produce entre la superficie de la pizza, mediante contacto. La convección se origina cuando la masa está en contacto con el aire caliente del horno. Y la reflexión es transmitida por la llama de carbón en los hornos de leña.

Por otra parte, los hornos de convección más modernos incorporan aislamiento térmico y seguridad adicional, además de lavado automático.

Entre los hornos eléctricos, los de dos cámaras para masas de 35 cm. de diámetro se hallan entre los más vendidos en bares y restaurantes de pequeñas dimensiones, que no están especializados únicamente en pizzas.

Accesorios para pizzas

No menos importante que la maquinaria para elaborar las pizzas son los accesorios para cualquier negocio. Estos accesorios son los complementos indispensables para ofrecer a los clientes el mejor servicio y hacen mucho más fácil el trabajo de camareros, cocineros y restauradores.

  • Cortadores de pizza profesionales.  Suelen tener el mango de plástico y los hay comercializados en muy diferentes tamaños. Es importante que sean aptos para lavavajillas. Dentro de esta clase de cortadores los hay más originales, con forma de media luna, que cortan con un solo movimiento.
  • Bolsas de reparto.  Una pizza entregada en un domicilio fría es un fracaso para el restaurador. Las bolsas de reparto ayudan a evitarlo. Las más vendidas son bolsas isotérmicas que tienen capacidad para 45 o 48 cm. Están fabricadas en vinilo o poliéster y son aptas para lavadoras.
  • Platos de pizza.  La particularidad de este tipo de platos blancos es que tienen medidas adaptadas a los diferentes tamaños de pizzas. Son platos económicos empleados en restaurantes y los más utilizados miden 28 cm.

Soportes para bases de pizza

Estos soportes son especiales para pizzerías. Los más populares tienen 11 huecos con una distancia de 6,35 cm entre cada uno de ellos. Están fabricados en acero inoxidable. También son muy vendidos soportes con mayor capacidad: 15 huecos con 3,8 cm de distancia entre ellos.