Sucesos

Requisan unos 13.000 productos falsos en San Miguel y La Laguna

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil intervinieron los efectos falsificados en una nave del municipio sureño y en una tienda del área metropolitana a finales del pasado mes.
El Día, S/C de Tenerife
14/jul/18 5:59 AM
Edición impresa

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil intervinieron unos 13.000 productos falsificados en varios enclaves de Tenerife. Concretamente, la operación se desarrolló en los municipios de San Miguel de Abona y La Laguna a finales de junio. Durante el dispositivo se detuvo a una persona como presunta autora de un delito contra la propiedad industrial.

La actuación de los funcionarios se inició por las investigaciones de la Unidad de Análisis de Riesgo, unidad mixta formada por funcionarios de la Agencia Tributaria y agentes del Instituto Armado, bajo la dirección de la Dependencia de Aduanas de Santa Cruz de Tenerife, que depende de la Agencia Tributaria.

Para una inspección física, esta unidad selecciona de forma habitual aquellos contenedores susceptibles de llevar mercancías ilícitas, sustancias estupefacientes o falsificaciones con origen en terceros países y con destino final en Tenerife.

Con esta operación se ha buscado atacar a los mayoristas de mercancías falsificadas para atacar el problema de raíz, según una nota de prensa emitida por el Ministerio de Hacienda.

Desde hace varios años se ha detectado que las mafias dedicadas a la piratería y falsificaciones han ido evolucionando en su forma de introducir la mercancía ilícita en Canarias. La más habitual consiste en la importación de los productos hasta un puerto de la comunidad europea, generalmente a aquellos que mayor volumen de contenedores reciben, con el objetivo de minimizar los riesgos de control.

Una vez que se encuentran en territorio europeo, dichos productos se mueven libremente por toda la Unión Europea y posteriormente llegan a Tenerife.

Desde la Agencia Tributaria consideran que "se hace necesario ampliar el abanico de las investigaciones a aquellas operaciones sospechosas de mover de forma fraudulenta mercancía falsificada, a la vez que se constata lo mismo mediante servicios operativos.

En esta ocasión se han aplicado ambas técnicas para detectar los efectos falsificados, entre los que había ropa, calzado y diversos complementos, como gorras o mochilas para niños.

La persona apresada en el dispositivo es de nacionalidad china, según los datos ofrecidos en la jornada de ayer.