Tenerife Norte

Masca: cinco meses con el barranco cerrado

Mientras el caserío buenavistero apenas nota la clausura del sendero, las empresas afectadas hablan de una situación "insostenible" para sus negocios.
El Día
31/jul/18 6:20 AM
Edición impresa
 

La semana pasada se cumplieron cinco meses desde el cierre por motivos de seguridad del sendero del barranco de Masca y su embarcadero, una orden decretada por el Ayuntamiento de Buenavista del Norte el 26 de febrero de 2018, tras el rescate de ocho excursionistas aislados por un temporal. Esta situación se vive de manera muy diferente en el caserío de Masca, donde la asociación de vecinos Barranco de Masca ha asegurado el cierre ha mejorado la actividad económica interna, y en el Sur de la Isla, donde seis empresas y el colectivo de taxistas de Santiago del Teide habla de una "situación insostenible" para sus negocios tras la prohibición de una de sus rutas estrella.

Desde el Ayuntamiento de Buenavista del Norte (ver despiece), no se contempla una apertura inmediata del sendero del barranco ni del embarcadero. La postura del gobierno local (PSOE-CC) es esperar a que el área de Medio Ambiente del Cabildo ejecute las obras de mejora de la seguridad (presupuestadas en casi un millón de euros) antes de plantearse "una reapertura controlada".

El Cabildo destinará 997.149 euros a los trabajos para reducir los actuales puntos de riesgo existentes en el camino, procurar un reducido mantenimiento del sendero y favorecer el control de visitantes. La iniciativa prevé "la definición del trazado principal y de los secundarios, rescatando e incorporando a los mismos pequeños tramos de caminos tradicionales históricos; trabajos de adecuación, señalización y mejora de la seguridad, y el diseño de tres puntos de control de la visita al barranco, al inicio, en un lugar intermedio y al final, en el embarcadero de Masca.

La Plataforma de Afectados por el Cierre del Barranco de Masca exige a la alcaldesa de Buenavista "la apertura inmediata del embarcadero" y asegura que las empresas, "de las que viven unas 300 personas", se "están viendo obligadas a despedir personal y hasta replantearse su actividad, puesto que no pueden operar en su lugar de trabajo habitual".

Tras la reforma del embarcadero, dañado en un temporal, las empresas reclaman su apertura. "No podemos aplazar más esta situación, es insostenible", subrayan empresas como Masca Express, que detalla que "nuestra empresa está diseñada para la recogida de caminantes. Contamos con cuatro barcos dedicados casi exclusivamente para esta actividad: "Masca Express", "Marina Princess Dos", "El Rápido" y el "Rápido II". Nuestra actual plantilla cuenta con más de 45 empleados (...). Si el barranco de Masca se mantiene cerrado no nos quedará otra alternativa que enviar personal al paro y esto es muy doloroso".

La alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García (PSOE), declaró ayer a EL DÍA que está previsto que las obras de mejora de la seguridad en el sendero del barranco de Masca "comiencen en el mes de agosto y duren entre 4 y 6 meses", una previsión que pospone cualquier posibilidad de apertura al próximo año 2019.

El Ayuntamiento buenavistero tiene claro que antes de reabrir el sendero hay que ejecutar obras que mejoren la seguridad, ya acordadas con el Cabildo de Tenerife; regular su acceso, y "limitar la llegada de guaguas de grandes dimensiones y el aparcamiento en el caserío".

"Buenavista del Norte debe regular el uso de sus espacios naturales y acabar con años de actividades que se realizaban sin ningún control y sin la seguridad suficiente", advierte la alcaldesa socialista.

"Aún hay mucho que hacer, pero ya estamos en el buen camino. Controlar y regular esos espacios es una demanda histórica de Buenavista", recalca.

Respecto al embarcadero, la alcaldesa subraya que la obra ha concluido pero siguen "pendientes de una resolución de Costas". Además, añade que en la actualidad "no está claro si es posible abrir el embarcadero al uso, aunque el sendero continúe cerrado".