Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La caravana de hondureños se lanza al río para esquivar a la Policía de fronteras mejicana leer
SOCORRO BEATO*

Mejor gestión sanitaria: reducción de las listas de espera

11/ago/18 6:21 AM
Edición impresa

De los tres pilares del estado del bienestar, la sanidad es fundamental ya que la salud es uno de nuestros bienes más preciados. Un sistema sanitario público de calidad es garantía de equidad e igualdad de oportunidades, sin embargo no siempre es fácil acceder al sistema. A pesar de ello, una vez que se accede al mismo, está demostrado que en Canarias contamos con una cartera de servicios a la altura de los territorios más avanzados; no en vano, cientos de personas de Europa deciden vivir y retirarse en Canarias, entre otras cosas, por la calidad de sus servicios de salud.

La lista de espera suele ser un termómetro para medir la calidad de los servicios sanitarios, disminuirla es una de las prioridades de cualquier gestor. Precisamente hace pocos días se conocían los datos sobre la lista de espera quirúrgica en el último semestre. La lista se ha reducido un 5,3% respecto a diciembre de 2017 lo que se traduce en 1.513 personas menos en este periodo, de los cuales la mayor reducción, en torno a un 31,1%, se refiere a pacientes que llevaban más de seis meses en la lista.

Se trata de una tendencia que viene siendo sostenida en el tiempo. A partir del último año y medio, con la llegada del actual consejero de Sanidad y su equipo, se ha venido consolidando esta evolución. El avance se traduce en una reducción de las listas de espera, en un año y medio, en un 21%. Pero además hay una disminución de la demora del 19%, lo que suponen que el paciente ahora pasa 35 días menos esperando. Otro dato significativo es que el 50% de las personas esperan ahora menos de 78 días, frente a los 131 días que tenían que esperar en diciembre de 2016. Si bien la bajada no es homogénea ni va al mismo ritmo en todas las islas, salvo ligeras diferencias, que esperemos se vayan corrigiendo.

Por especialidades, el descenso es mayor en traumatología, oftalmología, cirugía plástica y reparadora y neurocirugía. Detrás de todos estos datos y porcentajes hay 7.162 pacientes que han sido atendidos y han visto satisfechas sus necesidades de intervención quirúrgica.

De igual forma han disminuido los pacientes en espera de una primera consulta, con un descenso del 5,6%, que se corresponden con una reducción en 7.471 pacientes.

Para hacernos una idea de la magnitud de estos servicios basta indicar que el número de pacientes citados, por todas las especialidades y centros sanitarios, entre enero y mayo de este año, ha sido de cerca de un millón cuatrocientas mil personas. Asimismo, las pruebas diagnósticas realizadas en el primer semestre del año, en nuestros hospitales públicos, superan las cuatrocientas mil.

Estos datos positivos han sido posibles gracias, sobre todo, al buen hacer de los profesionales de la salud en las Islas que han incrementado la actividad tanto quirúrgica como la de pruebas diagnósticas y consultas. Muchos ciudadanos han podido comprobar cómo se les llamaba para realizar una prueba en horario de tarde, o los fines de semana, incluidos domingos y festivos.

Pero también se debe al impulso dado con una nueva forma de gestionar la sanidad pública canaria, desde el consenso, la escucha y la participación. Contando con todos los agentes (profesionales, sindicatos, asociaciones y pacientes) se ha culminado con la firma del Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública de Canarias. Por primera vez se han puesto de acuerdo todos los sectores para remar en la misma dirección. En este compromiso se marcan como objetivos mejorar los resultados y corregir las debilidades del sistema público sanitario canario, para dotar de igualdad de oportunidades en la atención sanitaria a todos los ciudadanos, además de recuperar la importancia de la sanidad pública, que garantice un sistema canario de salud eficiente y de calidad sobre la base del firme compromiso en la defensa de la sostenibilidad del sistema público.

Aún queda mucho por hacer: conseguir una mayor financiación estatal, lograr incrementar las plantillas con más profesionales o mejorar infraestructuras sanitarias. Pero frente a la manipulación interesada y torticera de los datos por parte de alguna fuerza política, la realidad es que seguimos avanzando en la mejora del sistema público de sanidad, reduciendo la lista de espera, utilizando todos los recursos al alcance de la mano para mejorar la calidad y la atención al paciente, que es la razón de ser y el centro mismo del sistema público de salud.

*Diputada el Grupo Nacionalista (CC-PNC) en el Parlamento de Canarias

SOCORRO BEATO*