Canarias
JOSÉ MIGUEL RUANO LEÓN PORTAVOZ DE CC EN EL PARLAMENTO REGIONAL

"A Coalición Canaria siempre la están esperando con la guadaña"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
16/sep/18 6:22 AM
Edición impresa
"A Coalición Canaria siempre la están esperando con la guadaña"

El paso que se dio el jueves en el Congreso de los Diputados de cara a la próxima reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias es el punto de partida de una conversación en la que se cuela el REF, la reforma electoral, la última comparecencia de Fernando Clavijo en el Parlamento de Canarias, los preparativos electorales o, incluso, las dudas de un gobierno nacional que en un par de meses ha sido testigo mudo de la dimisión de dos ministros (Màxim Huerta y Carmen Montón) y de la directora de Trabajo (Concepción Pascual). José Miguel Ruano León, portavoz de Coalición Canaria en la cámara regional, no vende la piel del oso antes de cazarlo -el Senado es la última parada que debe cubrir el Estatuto de Autonomía antes de renovar su contenido-, pero valora cada uno de los esfuerzos que se han ido realizando para llegar a este escenario.

¿La vieja reivindicación para la reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias llega en el momento más deseado, o este asunto debió quedar resuelto mucho antes?

Ese momento deseado del que usted habla va a llegar el día que lo veamos publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Este es el resultado de un largo proceso que comenzó bajo la presidencia de Adán Martín. Ese es un antecedente necesario que no podemos olvidar para la aprobación de este Estatuto. Nosotros acometimos un intento de reforma en el año 2005, precisamente cuando se estaba trabajando también en el Estatuto de Cataluña, pero en nuestro caso hubo una situación de bloqueo que se dio a partir del acuerdo que llegó Coalición Canaria con el Partido Popular en las elecciones de 2007. Paulino Rivero, al final de la pasada legislatura, se encargó de retomar su tramitación y en estos momentos estamos en la recta final de un trabajo bastante serio que comenzó a tomar cuerpo en diciembre de 2016.

¿Qué destacaría del texto que quedará aprobado en cuanto se cubra el trámite de pasar por el Senado?

Vamos a tener un gran Estatuto de segunda generación en el que la expresión del autogobierno se adapta al siglo XXI; un texto que reivindica nuestra lejanía e insularidad frente al resto de España. La definición del territorio, la separación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de la financiación autonómica, la ratificación de una serie de derechos actualizados y la participación en competencias en las que hasta ahora no podíamos participar porque dependían del Estado suponen un gran éxito. La aventura la ha liderado Coalición Canaria, pero para poder llevarla a buen puerto era necesario lograr la complicidad de los dos grandes partidos nacionales.

Y en medio de este laborioso entramado está el anclaje que se le va a dar al REF, algo que para muchos canarios sigue sonando casi a chino... ¿Cómo se le puede explicar al ciudadano de a pie que esto es una gran oportunidad para Canarias?

De la misma manera que tiene que identificar que la Constitución española es un marco que le permite vivir en libertad y con una serie de derechos, es decir, en una situación de igualdad que posibilita que haya unos servicios universales garantizados como la educación o la sanidad. El Estatuto de Autonomía es la expresión de cómo se ejerce desde un poder cercano, en este caso Canarias, esa actualización de derechos.

¿Entiende el posicionamiento que ha tenido Podemos en todo este proceso?

Podemos suele moverse en un margen en el que siempre cuestiona el sistema. Es capaz de criticar un modelo político, pero, a su vez, trabajar dentro de él... Es un partido que a día de hoy aún cuestiona que la transición política en España no debió producirse como se produjo. En este caso, lo que ha querido es poner distancia con Coalición Canaria porque esta es una formación que gestiona el destino del Archipiélago desde hace años.

¿Y lo de un REF algo más transversal que propone Ciudadanos?

Cuando se hacen ese tipo de proclamas es aconsejable dar alguna alternativa. Es cierto que el ciudadano canario convive con el REF desde hace muchos años y quizás no conozca con exactitud todo su contenido. Igual no se ha sabido proyectar todas las medidas económicas que están incluidas en él, sino que nos quedamos en las ventajas que son favorables a la actividad empresarial y los beneficios fiscales que se pueden obtener. Pero hay otras medidas que forman parte del día a día, como la bonificación al transporte o la factura eléctrica, que tienen una gran incidencia en el REF. Al igual que ocurre con la distancia que Podemos ha querido abrir con Coalición Canaria, otros partidos tampoco han realizado aportaciones que puedan mejorar el texto.

¿No sé si el término permutar es el correcto, pero esta "victoria" en Madrid compensa el gran atasco que existe alrededor de la reforma de la Ley Electoral?

Coalición Canaria no ha trabajado nunca desde una posición rupturista o secesionista, siempre nos hemos movido dentro del marco constitucional. Otros aprovecharon la modificación del Estatuto de Canarias para cambiar algo que se tenía que haber decidido en las Islas. Lo que no queremos es que el debate se centre en la reforma electoral porque el primero (el que afecta al Estatuto) es más importante. Las decisiones respecto a la composición de un Parlamento se deben tomar en casa.

¿Pero ese escenario a día de hoy no parece que se vaya a dar?

No se va a dar porque, insisto, otros han decidido coger un atajo que no pasa por nuestro Parlamento. El hecho de que no obtuvieran la mayoría suficiente para llevar a cabo la reforma que ellos querían hacer no les habilita pasa utilizar una vía que no pasa por Canarias. Nosotros creemos que el Archipiélago se construye desde cada isla y por eso defendemos el modelo electoral que hoy nos sustenta; un sistema basado en el equilibrio y la solidaridad. Tarde o temprano el debate sobre la reforma electoral tendrá que volver a Canarias. De vuelta a ese escenario, Coalición Canaria seguirá defendiendo sus tesis.

Varios de sus compañeros de partido, algunos con responsabilidades en distintas consejerías, se han quejado de las visitas de los ministros de Sánchez en las que no hay reuniones con representantes de la administración canaria...

Cuando se constituye un gobierno nuevo lo natural es que se mantengan unas ciertas reglas de cortesía entre instituciones del Estado y las de esta Comunidad Autónoma. Lo razonable es que si un ministro viene a Canarias, nos haga un pequeño hueco en su agenda... Esos viajes no pueden tener como única finalidad publicitar acciones del Partido Socialista. Al menos podrían pasar a saludar y mantener una ligera conversación institucional, ¿no? Temas pendientes que deben resolver las dos administraciones en estos momentos hay muchos.

A usted, en su misión de portavoz de Coalición Canaria en el Parlamento regional, le ha tocado realizar una labor de "pacificador", ¿cuál es el secreto para resistir en una legislatura que el resto de los partidos califican de "débil"?

Con mucho diálogo y respetando a los demás. Desde el momento en el que se produjo la ruptura con el PSC-PSOE comprendimos que nuestra acción política la teníamos que desarrollar en solitario y eso solo es posible con acuerdos. Lo que necesita este Archipiélago es estabilidad y dentro de ese marco de tranquilidad se pueden encontrar soluciones para muchos de los problemas que nos afectan en el día a día. Nuestras vías de diálogo siempre están abiertas, incluso, con los representantes de las formaciones políticas con las que tenemos más discrepancias.

Es probable que al denominado caso Grúas le queden algunos episodios judiciales por resolver, pero esta misma semana el presidente Clavijo compareció voluntariamente en la Cámara. ¿Qué sensaciones le transmitió su testimonio?

La vía judicial sigue su recorrido y esa es una competencia exclusiva del Poder Judicial, en este caso al Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Ese camino tendrá que sustanciarse como corresponde en Derecho, pero el político, que es la que el Parlamento representa, está vinculado con la ética pública y, por lo tanto, era imprescindible que el presidente explicara a petición propia cómo se produjo el "secuestro" del servicio municipal de grúas de La Laguna y el posterior préstamo que se concedió a los interventores para pagar las nóminas y la operatividad del servicio se desarrollara con normalidad. Lo judicial y lo político son marcos separados, pero no cabe duda de que en la situación global actual pueden situarse en un mismo plano informativo. Yo no veo ningún problema en que el presidente exprese en la Cámara lo que es: Fernando Clavijo es una persona que actúa con honradez y transparencia en la vida pública.

Durante esa comparencia, su compañero de partido insistió en que "no se haya respetado su presunción de inocencia ni la separación de poderes". ¿Cree que ha existido algún tipo de campaña en su contra?

La política española trabaja a un ritmo demasiado acelerado. Alguna vez escuché decir a un profesor de Derecho Procesal que "el proceso es un sistema de garantía" y, a veces, queremos anticipar en la vida política decisiones a las que los políticos no le pueden dar respuestas. Teniendo en cuenta este argumentario no voy a negarle que se han creado unas prejuicios que estoy convencido de que se acabarán disipando en el tiempo. Algunos se han precipitado y están tramando estrategias políticas aprovechando una hipotética o supuesta debilidad que muy pronto quedará debidamente clarificada.

¿Para un político con su experiencia no le resulta extraño que en unos meses Pedro Sánchez haya perdido a dos ministros y a una directora general?

Esa es una expresión más de la velocidad de la que hablábamos en la pregunta anterior, pero es probable que hace siete meses no nos hubiéramos imaginado que hoy España estaría en manos de un gobierno que solo cuenta con 84 parlamentarios, que una moción de censura iba a prosperar o que la todopoderosa vicepresidenta de Mariano Rajoy ya no estuviera en política. Todo está ocurriendo a una velocidad muy alta. Quizás, porque nos hemos adentrado en una era tecnológica a la que aún no le hemos tomado el pulso.

¿Y esa era tecnológica la podremos controlar en algún momento?

El problema (silencio)... bueno, en realidad no sé si calificarlo como un problema, es que en el mundo de la comunicación la influencia de las redes sociales es cada vez mayor. Hoy no solo nos alimentamos de la información que leemos en un periódico, escuchamos en la radio o vemos en televisión. La realidad ha cambiado. Eso te obliga a realizar un ejercicio crítico para saber identificar lo que es la verdad de las "fake news", por no decir diferenciar la verdad de lo que es mentira, ya que nos hemos metido en una dinámica destructiva en la que las personas que estamos en un plano público somos más vulnerables que las que están en un punto que no les proporciona ningún tipo de visibilidad.

¿Cómo se puede "corregir" ese estado de indefensión?

Eso solo se consigue fijando unos mecanismos que garanticen salvaguardar principios elementales como los del Estado, tanto en su faceta social como democrática. La política, pues, está obligada a expresar con claridad unos principios de ética pública.

Italia se ha convertido en un ejemplo al que recurrimos para encontrar una situación que trate de aclarar la cadena de elecciones que se ha producido recientemente en España o los cambios políticos que citó en algunas de sus respuestas. ¿Existe un riesgo evidente que nos pueda conducir a una situación tan inestable?

El modelo democrático italiano es muy particular y está asociado con unos gobiernos minoritarios, pero eso no es lo más preocupante. Lo que sí nos debería poner en alerta es el hecho de que para satisfacer la teórica demanda social se articulan políticas populistas. La Liga Norte o el Movimiento 5 Estrellas han convertido Italia en un fortín ajeno a los principios sobre los que se fundó la Unión Europea. Su discurso se ha radicalizado hasta el punto de que todo es culpa de la UE, es decir, se les cae un puente y la responsabilidad es de la UE. La inmigración en el Mediterráneo también es un conflicto propiciado por la Unión Europea...

La última pregunta es en clave preelectoral. ¿Es consciente de que a CC la están esperando con la guadaña afilada?

Derrotar a los grandes equipos siempre es un éxito, y aunque suene muy futbolístico, Coalición Canaria es un gran equipo. Este es un partido acostumbrado a trabajar desde todas las Islas que en estos momentos está liderado por una persona joven, dinámica y, sobre todo, que tiene ganas de hacer cosas por su tierra. A Coalición Canaria siempre la están esperando con la guadaña, pero esperamos que eso solo sea una amenaza preelectoral y que la gente valore el trabajo que hemos realizado.

 

JOSÉ MIGUEL RUANO LEÓN PORTAVOZ DE CC EN EL PARLAMENTO REGIONAL