Sucesos

En Buenavista arde una atracción de feria en un incendio intencionado

Feriantes y vecinos creen que alguien provocó el fuego a conciencia en la madrugada, porque el generador estaba apagado al iniciarse las llamas.
P.F./Á.H., S/C de Tenerife
5/nov/18 6:25 AM
Edición impresa

Una atracción de feria quedó completamente destruida durante la madrugada de ayer en el municipio de Buenavista por un incendio cuyas causas están siendo investigadas por agentes de la Guardia Civil. En el suceso únicamente hubo daños materiales, a pesar de que las instalaciones de los "cochitos locos" se hallaban en las proximidades de varias viviendas situadas en la plaza de la iglesia de Los Remedios.

En algunos de esos domicilios residen personas mayores y, de hecho, de una casa varios ciudadanos tuvieron que sacar a una mujer de 92 años.

Una ciudadana del lugar, Candelaria, relató que su hija la llamó por teléfono en varias ocasiones para comprobar que estaba bien. Cuando se percató de que había fuego a escasos metros de su casa, salió de la misma y tocó el timbre a varios de sus vecinos para que se despertaran y salieran a la calle.

El fuego destruyó la totalidad de las unidades de los "coches", así como la cubierta de la pista.

Algunos vecinos empezaron a echar agua con cubos y mangueras, sin embargo, ante la magnitud de las llamas, fue necesaria la intervención de bomberos del Consorcio de Tenerife del parque de Icod de los Vinos para sofocar el incendio. Residentes en la zona y feriantes coincidieron ayer en que el fuego fue intencionado. Un trabajador de la empresa que sufrió los daños explicó que, en 30 años que lleva como feriante, nunca había vivido algo similar. Este empleado recordó que, cuando llega el horario de cierre, se apaga el motor con el que funciona la atracción y "el cuadro eléctrico se queda a cero". Es decir, que esta persona descarta que se produjera un cortocircuito que originara el fuego. Otro feriante aseguró que, "si no es intencionado, eso no pasa". En la madrugada de ayer acudieron hasta la plaza de Buenavista agentes de la Guardia Civil, así como personal sanitario de una ambulancia.