Tenerife

La Isla pide parar la licitación y una terminal de 300 millones de euros

Es la determinación unánime del gobierno insular con los agentes económicos y sociales de Tenerife surgida en el encuentro celebrado ayer y respaldada por el Gobierno de Canarias.
El Día, S/C de Tenerife
10/nov/18 0:49 AM
Edición impresa

El Cabildo y los agentes sociales y económicos de la Isla acordaron ayer, en una reunión mantenida en el salón de plenos del Palacio Insular, reclamar a la empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) la suspensión del concurso para construir el edificio que enlazará las dos terminales del Aeropuerto Tenerife Sur (TFS) y la construcción de una terminal nueva por un importe superior a 300 millones de euros.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, resaltó la "posición unánime" y explicó la necesidad de suspender el concurso iniciado "para valorar y evaluar esa inversión, conforme al deseo principal de tener una nueva terminal que concite el mayor consenso social y técnico sobre el aeropuerto, que tiene 40 años y está obsoleto".

Alonso destacó que hace falta una inversión de 300 millones de euros para que Tenerife Sur "cuente con un edificio amplio que tenga los criterios de calidad que queremos para nuestro destino y no un apaño, como propone AENA para unir dos terminales".

Adelantó que el acuerdo adoptado ayer incluye requerir a AENA "que nos traslade toda la documentación que ha elaborando respecto al aeropuerto -Plan Director y estudio funcional- para que se comprometa a ejecutar una nueva terminal en el próximo Documento de Ordenación y Regulación Aeroportuaria (DORA), con vigencia a partir de 2022, con una inversión potente".

En el macro del encuentro se planteó que la nueva terminal "permita la integración y coordinación funcional con el intercambiador del Tren del Sur", aseveró Alonso, quien anunció la convocatoria de un pleno extraordinario del Cabildo y una reunión del Consejo Insular de Administración Territorial (CIAT) sobre el asunto.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, denunció que el Aeropuerto Tenerife Sur "lleva 40 años sufriendo una política constante de parcheos por parte de AENA, una entidad que está sacando constantes beneficios (100 millones al año) en este aeropuerto que sirven para amortizar la deuda de otros grandes aeropuertos que sí se han hecho en Madrid o Barcelona". Afirmó que "es la hora de dejar de parchear en Tenerife y hacer un aeropuerto en condiciones".

Al encuentro asistieron, también, el viceconsejero regional de Infraestructura y Transportes, Onán Cruz; el viceconsejero regional de Turismo, Cristóbal de la Rosa; el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé; directores insulares, representantes de ayuntamientos, partidos políticos, Ashotel, CEOE, CEST, FAST, Fepeco, Cámara de Comercio, Asociación Española de Directores de Hotel, UGT, CCOO, Intersindical, CIT Santa Cruz, CIT Icod y Tenerife Networking, entre otros.