Canarias

Los 385 sin suministro

Aunque la lista va cambiando con el tiempo, la Agencia Española del Medicamento tiene registrados actualmente 385 fármacos con problemas de suministro, lo que empieza a ser un problema para los pacientes en Canarias.
V. Pavés
11/nov/18 0:52 AM
Edición impresa

El Adiro, el Dalsy, el Valsartán, la Buscapina y el Nolotil tienen algo en común: se encuentran dentro de los 385 medicamentos que actualmente sufren problemas de suministro en España. Esta situación, que parece afectar ahora a más moléculas que nunca, está causando gran desazón entre los pacientes, cuya reacción no siempre es favorable.

Los problemas de suministro se pueden generar por distintas razones, desde un mal etiquetado hasta la reforma de la planta de fabricación central o, como consecuencia de la detección de una impureza probablemente carcinogénica en el principio activo.

Este último fue el caso de Valsartán, que el 5 de julio aparecía en todos los medios de comunicación españoles debido la retirada del mercado de los fármacos que pudieran contener este principio activo. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, recomendó a los pacientes "no interrumpir el tratamiento y acudir a su médico para que le prescribiera unos medicamentos no afectados". Asimismo, se les dio la oportunidad de acudir a su oficina de farmacia con el envase afectado para que la farmacia comprobara si formaba parte de los lotes afectados y lo sustituyera sin ningún coste añadido.

O más recientemente, el problema con el principio activo metamizol, componente principal del Nolotil o la Buscapina Compositum, que ha estado causando la aparición de sintomatología indicativa de agranulocitosis -desaparición de un tipo de glóbulos blancos- en pacientes británicos. La Aemps decidió dejar de suministrarlo a estas personas o, en caso de poder realizar un seguimiento, hacerlo en "terapias cortas y a dosis mínimamente eficaces".

Los pacientes canarios no se han tomado demasiado bien esta situación. Las reacciones que se han observado en las oficinas de farmacia prácticamente se pueden dividir en dos tipos: el que se lo toma bien y se ofrece a tomar el genérico y el que no se fía del genérico y decide acudir a otra botica. A este problema se está sumando otro que los farmacéuticos empiezan a percibir: ya hay principios activos con problemas de suministro tanto en sus versiones genéricas como especializadas. "Cuando esto ocurre, pedimos a los pacientes que acudan a su médico para ver qué opción le da", narra una farmacéutica del área norte de Tenerife consultada por este periódico.

A este respecto, desde la Aemps aseguran "no dejar de estar preocupados" e insisten en estar poniendo todo de su parte para crear "un listado dinámico con información detallada sobre el desabastecimiento". El listado al que se refiere la Aemps está abierto al público en la página web del Centro de información online de medicamentos de la AEMPS - CIMA. Allí, de forma detallada se informa de las "soluciones" que hay para el problema de desabastecimiento en cada fármaco.

De esta manera, actualmente en un 60% de los casos "existen medicamentos con el mismo principio activo y vía de distribución". En porcentaje mucho menor, del 12%, el médico prescriptor deberá determinar la posibilidad de utilizar otros tratamientos comercializados y para un 10% el titular de autorización de comercialización está realizando una distribución controlada al existir unidades limitadas. En un 5% de los casos, además existe la posibilidad de solicitar como medicamento extranjero y en un poco más del 1%, la Aemps estima que existe un desabastecimiento temporal.

Los farmacéuticos avisan de que la falta de suministro no debe ser una razón de alarma, y que, por ello, se debe ser cauto a la hora de comprar estos medicamentos. "Hacer acopio de una marca puede crear un desabastecimiento mayor", recalca el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Ángel Galván, quien explica que, para los casos más importantes -cuando no hay genérico que sustituya a la marca- existe un circuito especial de suministro. En este sentido, la ordenación farmacéutica registra en qué farmacias es necesario cierto medicamento, por ser la más cercana al enfermo, y así se dispensa de manera más directa.

A pesar que existen recursos para paliar el problema, esta situación ha llevado a la Aemps a anunciar la puesta en marcha de la elaboración de un nuevo plan para reforzar las garantías de abastecimiento de los medicamentos para el periodo 2019-2021.

Uno de los problemas que más describen los farmacéuticos es la poca confianza de las personas de avanzada edad en los medicamentos genéricos. "Están acostumbrados a tomar la pastilla de una marca, y muchas veces prefieren ir a otra farmacia a buscar su 'pastilla' antes que tomar el genérico", explica otra farmacéutica del sur de Tenerife.

Por ello, se debe recordar que los genéricos no son la "marca blanca" del original. Estos medicamentos pasan por unos exhaustivos controles para que sean exactamente iguales que los que tuvieron la patente durante 10 años. "Deben tener la misma cantidad de producto y actuar dentro del organismo igual que el fármaco de marca, es decir, disolverse a la misma velocidad, aportar la misma cantidad de sustancias en los mismos sitios del organismo, es decir, ser bioequivalente", concluye el presidente del COFT.

De un mes a dos años

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) prevé en mayoría de casos una fecha de finalización de la incidencia. En este sentido, dependiendo del caso, la solución puede llegar el próximo mes de noviembre o demorarse, en algún caso, hasta 2020 como la vacuna HBVAXPRO 40 microgramos/ml, que se utiliza para la inmunización activa frente a la infección por el virus de la hepatitis B. Otras incidencias, no tienen fecha de finalización estimada y algunas de ellas llevan activas desde el año 2013.

Un problema global

Las situaciones de desabastecimiento tienen múltiples orígenes muy interrelacionadas entre sí, por lo que suele convertirse en un problema global que afecta a todos los países del entorno y su frecuencia ha sido creciente a lo largo de los últimos años. En España, el circuito farmacéutico permite tomar acciones para paliar la falta de medicamentos, ya sea aglutinándolos donde son necesarios o regulando su compra masiva.