Sociedad

Formado para el trabajo

Aarón Martín es un ejemplo de que la formación funciona a la hora lograr un puesto de trabajo, en su caso como miembro del Equipo de Respuesta Inmediata de Emergencias de la Cruz Roja.
J.D.M.
11/nov/18 0:52 AM
Edición impresa

Primero fue voluntario y, tras formarse este mismo año en el seno del proyecto del Cabildo "Barrios por el Empleo: juntos más fuertes" durante dos meses ejerció el pasado verano como socorrista en la piscina de Candelaria. En octubre fue contratado por Cruz Roja para formar parte del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Búsqueda y Salvamento en Medio Terrestre de Cruz Roja que desarrolla su tarea en montaña, concretamente en el entorno del Teide. Allí ejerce como conductor-rescatador Aarón Martín Lorenzo (Garachico, 1991), un ejemplo de que la formación sirve y funciona a la hora de optar a un puesto de trabajo.

Aarón recuerda que "desde 2008 soy voluntario en el área de Socorro y Emergencias y me he ido formando en distintas tareas relacionadas con el medio acuático como socorrista especializado en el Salvamento Marítimo o monitor de natación".

La experiencia de "Barrios por el empleo" la completó en el nodo de Garachico, su municipio, donde nació y reside, dentro de la comarca Noroeste de la isla de Tenerife. Allí realizó una formación de monitor de natación de 60 horas que finalizó con éxito. Amplió así su capacitación en materia de socorrismo y, como él mismo dice, sus "posibilidades de tener un empleo".

Llegó luego ese empleo eventual como monitor en la piscina municipal de Candelaria, una experiencia que, asegura, "me marcó mucho porque tenía a 160 niños a mi cargo. Una responsabilidad, pero también una gran satisfacción porque me encanta trabajar con ellos. Algunos sabían nadar y a otros les daba pánico el agua. Toda una experiencia". Cuenta la historia de un crío que "cuando empezó me arañaba y pataleaba para no entrar al gua y dos meses después me regaló una foto suya buceando con el recordatorio de que yo lo había enseñado. Lo tengo guardado en casa en un lugar destacado y es muy especial".

El pasado 1 de octubre fue contratado para el equipo de montaña en el que "ya colaboraba como voluntario desde 2013".

Explica que "nuestro coordinador activa el operativo ante una determinada situación y nos ponemos en marcha. Mi tarea es la de rescatador técnico sanitario. Igual trabajo en un helicóptero que en un barco, estoy para lo que haga falta y me gusta". Para Aarón, "la formación es clave y a mí me facilitó el taller de empleo conocimientos sobre todo de la actividad en el medio acuático".

Nuestro protagonista ha pasado dificultades al verse desempleado. Por ello valora que "tener un trabajo es algo fundamental para la persona". Está hoy en día "orgulloso" de pertenecer al ERIE, colectivo con cerca de 30 años de experiencia en Canarias.

El ERIE colabora en acciones de localización de personas desaparecidas y perdidas, mediante las operaciones de rastreo en medio terrestre, así como con la prestación del soporte sanitario. Este año ha llevado a cabo 568 intervenciones. Tiene capacidad para actuar en cualquier momento con situaciones climatológicas adversas y está preparado para ser activado desde la base -en La Orotava, muy cerca del Parque Nacional del Teide donde realiza gran parte de sus intervenciones-, en un máximo de 20 minutos.

Este ERIE cuenta con un equipo especializado integrado por de 19 voluntarios y 3 personas contratadas, con el perfil de médicos, enfermeros, socorristas de montaña y conductores. Entre ellos, Aarón, formado para el trabajo.