Sucesos

Tres investigados por explotación laboral en dos locales de Candelaria

Guardias civiles denunciaron a una mujer y dos varones, debido a las irregularidades halladas en dos establecimientos que son de la misma persona.
El Día, S/C de Tenerife
4/dic/18 6:25 AM
Edición impresa
Tres investigados por explotación laboral en dos locales de Candelaria

Miembros de la Guardia Civil pertenecientes al puesto principal de Candelaria instruyeron diligencias en las que investigan a una mujer y dos varones como presuntos autores de un delito continuado contra los derechos de los trabajadores y otro contra la intimidad.

La investigación se inició por los agentes del Instituto Armado al tener conocimiento, tras varias denuncias interpuestas, de que pudiera existir una situación de explotación laboral en dos locales de la localidad de Candelaria, cuyo titular es la misma persona.

Conforme a los citados indicios, se procedió a tomar declaración a una veintena de personas y, tras ello, se decidió alertar a la Inspección de Trabajo con el objetivo de realizar dos inspecciones laborales en los citados establecimientos comerciales dedicados a la hostelería en los que presuntamente estaba teniendo lugar esta situación ilícita.

Las inspecciones fueron realizadas durante la tarde del pasado 10 de noviembre por el Inspector del Organismo estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con el apoyo de funcionarios del cuerpo de seguridad.

El resultado de ambas inspecciones originó el levantamiento de actas por diversas irregularidades en el ámbito laboral vinculadas a la situación de los empleados.

El principal investigado, con el supuesto objetivo de pagar unos salarios más bajos, así como devengar una menor cantidad a la Seguridad Social, hacía firmar a los trabajadores contratos laborales por un número de horas semanales que eran muy inferiores a las que realmente eran obligados a trabajar, llegando a ser incluso el triple de las estipuladas, con el consiguiente grave perjuicio para los derechos del personal.

Asimismo, suprimía a los perjudicados los derechos reconocidos por contrato individual, aprovechándose de la especial necesidad de empleo, en su mayoría jóvenes y extranjeros con poca o ninguna cualificación.

Los otros dos investigados, siendo los encargados de sendos negocios de los que era titular el principal encausado, eran conocedores de la situación, permitiendo y colaborando en el mantenimiento de esta situación de explotación laboral.

Las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Güímar, según la información ofrecida en la jornada de ayer por la Comandancia Provincial.