Tenerife Norte

Titsa reconoce que aún falta información sobre la red Norte

Transportes Interurbanos de Tenerife valora cambios en la primera fase implantada el sábado, pero insiste en que hay mejoras en frecuencias, puntualidad y la duración de trayectos.
El Día, La Orotava
18/dic/18 8:20 AM
Edición impresa

El Día, La Orotava

El director gerente de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa), Jacobo Kalitovics, reconoció ayer en Radio El Día que aún falta información sobre los cambios aplicados en la llamada red Norte de Titsa y recalcó que esta modificación es "una red viva, como la del Sur, por lo que estamos abiertos a introducir modificaciones. Queremos que más gente se suba a la guagua".

"Esta es una primera fase, luego vendrá la segunda fase, el taxi compartido y los aparcamientos disuasorios, para que la primera fase del transporte se haga en vehículos privado y el resto en transporte público", avanzó.

Kalitovics insistió en que esta reestructuración no tiene una motivación económica, ya que eleva el coste del servicio: "Se incorporan 44 conductores nuevos en el Norte y 13 vehículos más". Remarca que "es una red que incrementa y mejora servicios. Se pasa de frecuencias de 60 a 20 minutos, incluso de dos horas a 30 o 15 minutos". Según Kalitovics, "el incremento del 5% en el número de pasajeros que utilizan la guagua en el Norte, porcentaje que se eleva al 9% en el caso de las líneas que circulan por la autopista del Norte, obligaba a reestructurar la red, que llevaba más de 30 años sin cambios, con muchas líneas que hacían demasiadas paradas y dejaban a los pasajeros una hora y media dentro de la guagua".

Para lograr un servicio más eficiente y atender las principales demandas de los usuarios, "que son la puntualidad, menos tiempo de viaje y una mayor frecuencia de paso", Titsa modificó la red Norte "de acuerdo con encuestas telefónicas, personales, a través de Hey... tras un estudio que ha durado dos años".

"En la Isla Baja, casi el 90% de los movimientos eran entre esa comarca y La Orotava. Por eso se ha reforzado la 363, que antes tenía una frecuencia de casi dos horas y ahora pasa cada 30 minutos, y en horas punta cada 15 minutos", explicó Kalitovics.

La responsable de Márketing de Titsa, Cristina Rosales, añadió que "desde la Isla Baja al área metropolitana se llega en la 363 al enlace de La Orotava, donde cada diez minutos hay guaguas al área metropolitana".

El responsable de Relaciones Institucionales de Titsa, Ambrosio Hernández, expuso que "en todo el análisis realizado, tras las encuestas y el rastreo de los movimientos de teléfono móvil, se detecta que el 76% de los movimientos de pasajeros de la Isla Baja son dentro de la comarca, por eso reforzamos tanto la 363. Solo el 7% va al área metropolitana. En la 107 -que salía cada dos horas- sólo había tres personas al día que hacían ese trayecto, de los 8 diarios, de Buenavista al área metropolitana. Por eso se ha reforzado ese corredor de Buenavista a La Orotava, con pasos cada 30 minutos, no cada dos horas, y de La Orotava al área metropolitana sale una guagua al área metropolitana cada 10 minutos. Hay muchas más frecuencias, no una guagua cada dos horas, y también damos más puntualidad. Las líneas de largo recorrido son más impuntuales, y eso pasaba con la 107, que acumulaba muchos retrasos y no era competitiva".

"El 95% de los pasajeros esperaban entre 15 y 20 minutos cada vez que la guagua entraba al aeropuerto, y ahora se están ahorrando ese tiempo. Y ese 5% que sí quiere ir al aeropuerto, tiene las nuevas líneas aeroexpress cada 30 minutos", detalló Hernández.

"Existe un déficit de información", subrayó Hernández, quien aseguró que municipios como Los Realejos "tienen ahora el triple de alternativas para conectar, por ejemplo, con el Puerto de la Cruz. La 352 pasa cada 20 minutos al Puerto y la 390, cada 20 minutos, por La Zamora al Puerto. De frecuencia cada 60 minutos pasan a cada 20 minutos".

Respecto a la crítica de los transbordos, Titsa defiende que la nueva parada del enlace de El Ramal, en La Orotava, "está dotada con marquesinas, iluminación, paneles informativos, espacio para dos guaguas y, en estos primeros días de cambios de la Red Norte, con informadores para asesorar a los viajeros. Los transbordos serán en el mismo punto donde deja la guagua".

"La primera fase de la red Norte afecta a 14 de las 37 líneas existentes. Aún no se ha abordado la zona de medianías del Norte, donde hay que poner en juego otros operadores, como los taxistas. La experiencia en Los Realejos hay que trasladarla a muchas zonas del Norte. En La Orotava hay un plan bastante avanzado para corregir las frecuencias, que no son óptimas, y eso se puede hacer con los taxis compartidos, donde habrá canceladoras para usar las tarjetas de transporte", indicó Hernández.

Titsa niega que haya faltado comunicación con municipios como La Matanza. Y afirma que "de los requerimientos de los vecinos de esta localidad", Titsa ha atendido "los principales: trayectos más rápidos y más frecuencia nocturna".

"En La Matanza, la idea que había es que iban mayoritariamente al área metropolitana, cuando la realidad es que la mayoría usa el transporte público para ir primero a Santa Úrsula y luego a La Orotava. La Laguna es el tercer destino más solicitado por los matanceros", declaró Hernández.

Desde Titsa se subraya también que "hay más servicios en la TF-5: la 102, la 103 y la 108 pasarán cada diez minutos, y antes pasaban cada 30 o 40 minutos".

El PSOE de Tenerife exige "la restitución inmediata de las líneas de guagua del Norte suprimidas por el área de Transporte del Cabildo, gestionada por CC". En una reunión celebrada en Los Silos, alcaldesas, alcaldes y portavoces socialistas en todos los ayuntamientos del Norte de la Isla y de la zona metropolitana, han analizado "los perjuicios causados a la ciudadanía por la reordenación unilateral y sin consenso del servicio decretada por el presidente insular, Carlos Alonso".

El secretario general de los socialistas de Tenerife y candidato del PSOE al Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, reclama que "el transporte en guagua debe regirse por criterios sociales y de servicio público y no económicos". A su juicio, "se hace imprescindible una planificación que mejore las conexiones entre los municipios, aumentando servicios en lugar de suprimirlos."

"Los 30 años de gobierno de CC en el Cabildo nos dejan con que no hay ninguna planificación en el transporte y, sin un Plan Insular de Movilidad, todas las medidas que se toman son ocurrencias, como hemos visto con los últimos cambios en las líneas de Titsa en el Norte", plantea Martín.

El candidato socialista propone "un estudio pormenorizado de las necesidades del servicio público, incluyendo mejoras en frecuencias y precios, y debatirlo con los municipios afectados, sobre todo antes de suprimir líneas".

"Al final, la revolución del transporte de Carlos Alonso va a ser recortar trayectos y hacer más transbordos", añade Martín.

Los socialistas detallaron "los problemas que van a tener los residentes en el Norte para moverse en guagua a partir de ahora: por ejemplo, desde la mayoría de municipios de la Isla Baja no será posible ir directo a Santa Cruz, sino que habrá que transbordar en La Orotava esperando hasta 25 minutos entre una guagua y otra". Una espera que Titsa rebaja a 10 minutos.

"Uno de los mayores cambios es que, donde hay simples marquesinas se van a multiplicar las líneas sin que haya intercambiadores", lamenta el PSOE.

Una falta de respeto

El alcalde de La Matanza de Acentejo, Ignacio Rodríguez (PSOE), aseguró ayer en Radio El Día que "desde que se anunciaron los cambios en las líneas de Titsa, muchos vecinos nos han mostrado su malestar por lo que consideran una improvisación y una falta de respeto a la ciudadanía, que sufre un transporte público que no merece". Y añadió que "hemos pedido que restituyan de inmediato todas las líneas que han suprimido y se abra un proceso real de diálogo para resolver este desmán. Debe buscarse una solución consensuada y pensada".