Santa Cruz de Tenerife

Lectura en la plaza del barrio

Una propuesta en el órgano de gestión vecinal del distrito de Ofra, en Santa Cruz, plantea la iniciativa de impulsar la dinamización cultural a través de los libros en los espacios públicos.
J.D.M.
26/dic/18 7:33 AM
eldia.es
Abrir los espacios públicos, parques, calles o plazas, a la lectura comunitaria es la medida que prima en esta propuesta./El Día

J.D.M.

Una mayor presencia como institución "permanente" en colaboración con concejalías, como la de Cultura, Participación Ciudadana, Juventud o Deportes y no con acciones puntuales, sino en proyectos socioeducativos, fundamentalmente preventivos y principalmente destinados a un sector de la población que puede ser más vulnerable, y que esta intervención sea a su vez con perspectiva duradera. Es el fundamento de la propuesta presentada hace unos días en el tagoror del Distrito Ofra-Costa Sur por el vocal Ruymán Afonso: sacar la lectura comunitaria a las plazas de los barrios o de los pueblos porque la apuesta puede valer para cualquier entorno geográfico.

"Los sucesivos diagnósticos socioeconómicos elaborados por diferentes organismos oficiales -apunta Afonso- especifican que en el Suroeste y Ofra-Costa Sur se concentra el mayor número de situaciones de menores en desprotección y en riesgo".

En este sentido, añade, "es significativo que Ofra sea el cuarto distrito en cantidad de población adolescente y juvenil pero el segundo en número de casos de menores declarados en situación de vulnerabilidad social".

La Teoría ecológica de Bronfrenbrenner (1997), valora Afonso, "describe cómo el desarrollo socioeducativo e integral del menor es el resultado de su crecimiento como integrante de los subsistemas de los que forma parte (escuela, familia, grupos de iguales...) cada uno con un sistema de creencias, pautas o jerarquías".

Por lo tanto, continúa, "tal como bien describe Bronfrenbrenner, cualquier intervención socioeducativa tendrá su influencia en los demás subsistemas; en este sentido, el papel del educador o de las acciones de calle, fundamentalmente socioeducativas y de carácter comunitario, como observador de la realidad y como transformador de la misma, potenciará una mejora de las condiciones de vida de los y las menores y sus familias".

La propuesta concretada desde Sí se Puede pasa por "hacer una selección de espacios públicos en coordinación con los CEIPS e IES de Ofra para la animación a la lectura; financiar o cofinanciar las acciones del personal especializado en la animación a la lectura y trasladar la propuesta de implementar la dinamización social y cultural con el objetivo de fomentar la lectura y su hábito entre la población infantil y adolescente a Cultura para la posible cooperación y coordinación en la ejecución del proyecto".

La intención es "activar la colaboración con la Concejalía de Cultura. Asimismo, acciones pequeñas como estas contribuyen a descentralizar la cultura, ampliar las acciones preventivas y ofrecer a la población infantojuvenil alternativas de ocio saludables".

La iniciativa "trata de ocupar espacio público, fundamentalmente las plazas de los barrios de Ofra más concurridos. Y en el lugar, conjuntamente con la Biblioguagua y con personal especializado a la animación a la lectura, implementar la dinamización social y cultural con el objetivo de fomentar la lectura y su hábito entre la población infantil y adolescente". En resumen: sacar los libros a las calles y plazas de las zonas más deprimidas en lo social.