Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Declaran culpable a Pablo Ibar del triple asesinato cometido en EEUU en 1994 leer
A BABOR FRANCISCO POMARES

Sin disimulo

28/dic/18 6:30 AM
Edición impresa

En medio del sarao organizado por Clavijo para pedir que el Gobierno Sánchez ingrese en Canarias lo comprometido en el Presupuesto 2018, la Delegación del Gobierno en Canarias convocó ayer una reunión de agricultores (a la que asistieron el PSOE y Nueva Canarias) para garantizar el cumplimiento del compromiso adquirido por el PP en los Presupuestos de destinar ocho millones de euros para reducir los sobrecostes del regadío que afrontan los agricultores del archipiélago. La delegada del Gobierno, Elena Máñez, flanqueada fuera de todo protocolo por Ángel Víctor Torres, dijo ayer a los agricultores que esos ocho millones no se van a perder porque el compromiso del Gobierno socialista con ellos es total. Si admitió que desde el año 2017 existen informes que evidencian problemas de carácter técnico y jurídico para que las ayudas puedas prestarse, pero insistió en la decisión del Gobierno de Sánchez de que -con dificultades o sin ellas- los 8 millones lleguen.

Pues habrá que tener fe. Mucha fe. Yo desconozco si existe una técnica presupuestaria que permita incorporar pagos no realizados del presupuesto 2018 al presupuesto 2019, porque el Gobierno de España no ha sido capaz de tramitarlos a tiempo. Uno suponía que en esos casos la Hacienda nacional aplica la misma técnica que ha aplicado en el caso concreto del dinero que había que entregar a las corporaciones locales canarias para la lucha contra la pobreza -30 millones- que se desvanecieron en 2018 porque en 2017 no se pudieron gastar 1,4 millones. Que es lo que -a fecha de 28 de diciembre -día de los Santos Inocentes- ocurre con el dinero de los agricultores, que el Gobierno del Estado no ha transferido.

En realidad, si se revisa la lista de incumplimientos con Canarias del Gobierno Sánchez en relación al presupuesto aprobado por el PP es para pasmar un poco. No dudo que el Gobierno de Canarias haga juegos malabares con los números -por ejemplo, incluir las cantidades no libradas por el descuento a la residencia, que no ha dejado de atenderse nunca por Madrid, y además no es una transferencia a Canarias, sino a las empresas aéreas- pero el hecho es que los dineros comprometidos en el Presupuesto no han llegado, y quedan tres días para acabar el año. El PSOE alega que el Gobierno de Canarias no debería protestar, porque no es capaz de gastar lo suyo a tiempo. Y tienen razón, las cifras de ejecución de obra pública al finalizar el tercer cuatrimestre era escandalosamente baja. Perro lo del PSOE parece aún peor: ellos no tienen que gastarse el presupuesto, sólo cumplir lo comprometido y transferir los cuartos. Los argumentos ceden ante los hechos: reunir a los agricultores el día 27 de diciembre para garantizarles la voluntad del gobierno de cumplir es de risa: ni van a cumplir en eso, ni en nada más. El encuentro se produce porque el "sector agrario" del PSOE canario -que preside Ángel Víctor Torres- quiso que se produjera. Y la Delegada sabe que no se puede cumplir, porque ya no hay tiempo. Si dice lo contrario es sólo porque se lo ha pedido Torres, para tranquilizar a su parroquia. O quizá ella también es una mujer de fe.

A BABOR FRANCISCO POMARES