Criterios
PEDRO ALFONSO MARTÍN *

La Mutua de Accidentes de Canarias, cercana a los autónomos

6/ene/19 0:54 AM
Edición impresa

La Mutua de Accidentes de Canarias, MAC, siempre ha tenido una especial vinculación y sensibilidad con los autónomos y pone a su disposición unas infraestructuras cercanas y una atención altamente cualificada para su mejor protección social.

El autónomo, pese a la falta de conocimiento generalizado, tiene derecho a percibir prestaciones económicas y asistencia sanitaria en los procesos de bajas derivados tanto de enfermedad común como profesional; a la prestación económica por riesgo durante el embarazo y la lactancia natural o por cuidado de menores con cáncer o enfermedad grave e incapacidad temporal o permanente.

En Canarias tenemos 124.000 de los más de tres millones de autónomos que trabajan en nuestro país cada día que podrán acceder a mejores prestaciones a partir del 1 de enero de este 2019 que comienza.

Los autónomos tendrán la posibilidad de cobrar la prestación por cese de actividad por el doble de tiempo, (de 2 a 4 meses el mínimo y de 12 a 24 meses el máximo).

También tendrán derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja.

Podrán no abonar la cuota de la seguridad social a partir del segundo mes en caso de baja por enfermedad común o accidente de trabajo hasta el momento del alta.

Las madres autónomas podrán acceder a la tarifa plana de 60 euros durante un año sin cesar su actividad, dentro de los 24 meses posteriores a la prestación por baja de maternidad.

Unos derechos que en la Mutua de Accidentes de Canarias nos tomamos muy en serio y que, a través del servicio de atención al mutualista, o de su asesor laboral, podrán consultar cada caso personal.

Al fin y al cabo, los autónomos y las pymes son la columna vertebral del empleo y la riqueza de Canarias y apostamos por una protección social solvente, profesionalizada, cercana y de calidad.

* Vicepresidente del Consorcio de la Zona Especial Canaria

PEDRO ALFONSO MARTÍN *