Deportes

El CB Canarias dominó tras dos prórrogas

El UCAM Murcia enjugó 14 puntos y luego fue el Iberostar el que tuvo que remontar nueve Las excelsas actuaciones de Iverson, Abromaitis y Beirán -este último, en el epílogo- forzaron el tiempo extra y protagonizaron la décima victoria lagunera.
Acan, Santa Cruz de Tenerife
14/ene/19 6:15 AM
Edición impresa
El CB Canarias dominó tras dos prórrogas

Acan, Santa Cruz de Tenerife

El Iberostar Tenerife resistió contra todo y sacó una victoria clave ante el UCAM Murcia (91-96), que le otorga el pase virtual a la Copa del Rey de Madrid. El conjunto de Txus Vidorreta supo aguantar en momentos importantes con jugadores como Tim Abromaitis -21 puntos y 29 de valoración-, Javi Beirán -17 puntos- y, sobre todo, Colton Iverson -25 puntos y 33 de valoración-, que realizó su mejor encuentro en la Liga Endesa y se adjudicó el MVP de la jornada.

El UCAM, por su parte, compitió a rachas. Encadenó momentos grandes, con otros donde lo tiraron todo por la borda. Después de las dos prórrogas, los insulares ganaron y terminaron dejando a los murcianos temblando y mirando a los últimos puestos de la tabla. Mientras, los tinerfeños se colocan quintos con un balance de 10-6.

El primer cuarto fue dominado totalmente por el conjunto lagunero, bien en la maduración de las jugadas y sobre todo acertado en la finalización. La escuadra local intentó, con tiros de tres puntos, ir parando a su rival, pero no fue su día y, uno tras otro, los lanzamientos de larga distancia los fueron fallando, llegando a marrar los nueve que intentó. Colton Iverson ya mostró en esta primera entrega que iba a ser el protagonista del encuentro. El americano metió siete puntos y al final de cuarto ya doblaban los tinerfeños a los murcianos (8-16).

El técnico Txus Vidorreta no permitió que el equipo bajase en intensidad y en el comienzo del segundo periodo el Iberostar siguió castigando por todos lados a los universitarios. Con el 13-27 y todo a favor, Javi Juárez metió a Luca Mitrovic, que no había estado muy acertado, pero que consiguió dar intensidad a los suyos. Esto, unido a los cinco puntos de forma consecutiva del veterano Brad Oleson, permitió al equipo de la Universidad Católica llegar al descanso con un 28-33, con esperanzas para los de la capital del Segura, pues los insulares habían perdido varios balones divididos.

El conjunto local arrancó la tercera entrega con un parcial de 7-0, la primera ventaja para el equipo de Juárez, y todo comenzó a cambiar. Tiempo muerto del técnico tinerfeño, que no sabía cómo parar a un increíble Álex Urtasun, que a pesar de ser escolta actuó como base. Aunque en defensa el jugador universitario bajó muchos enteros, en ataque marchó sobrado. Un triple de Charton Kloof, cuando el cuarto agonizaba, dejó una ventaja de cuatro puntos (57-53) y permitió coger sensaciones al equipo titular, que consiguió parar la hemorragia que estaba sufriendo en la zona con el omnipresente Iverson.

Kloof siguió en el último cuarto como terminó el tercero, anotando puntos fáciles y sobre todo con acierto desde todas las posiciones. Sus cinco enteros aportados en el reenganche del encuentro llevaron el tanteador a un 62-53, que pareció dar la vuelta a un encuentro muy vivo y que Murcia consiguió poner de su lado. Tim Abromaitis siguió a lo suyo, mancando la diferencia en el tiro de medio y de larga distancia.

El bache de los murcianos hizo que un parcial de 2-12 llevase, de nuevo, a poner al Iberostar Tenerife por delante. Juárez metió garra con Sadiel Rojas y el escolta no defraudó. Con un triple, llevó a su equipo a ponerse, a falta de un minuto, con un 71-65. Pero Abromaitis y Beirán no estaban por la labor dejar a su equipo fuera de combate. Dos triples dieron lugar a una prórroga en la que todo fue muy igualado. La prueba es el parcial de 12-12, que hizo que hubiese un segundo tiempo extra.

El Iberostar Tenerife fue afianzándose y consiguió, por mediación de Beirán -a base de aciertos triples- llegar a los momentos finales con una ventaja de tres puntos. El UCAM Murcia intentó, por mediación de Kloof, empatar cuando el electrónico marcaba un 91-94. Pero en esta ocasión el americano falló y el CB Canarias se hizo con una victoria muy complicada, mientras que los murcianos, con su quinta derrota, acrecientan su crisis en la Liga Endesa.