Canarias
LO ÚLTIMO:
En libertad sin cargos el hombre acusado de abusos a su hijo de 19 meses leer

Septiembre dice adiós con el Veranillo de San Miguel y máximas de 30 grados

Madrid, EFE
28/sep/18 13:12 PM
eldia.es
CEDIDA

Septiembre se despide con el popular "Veranillo de San Miguel" que dejará sol, una fuerte estabilidad meteorológica y calor en casi todo el país con temperaturas entre los 30 y los 34 grados.

Este veranillo -también conocido con el del Membrillo- se notará en toda la península y los valores serán muy altos, entre 5 y 10 grados por encima de lo normal, ha adelantado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia de Meteorología para detallar que, incluso, en zonas puntuales de Galicia y Asturias el calor será fuerte.

En la semana cercana al 29 de septiembre, día de San Miguel, las temperaturas vuelven a subir como si retornara el verano debido, entre otras causas, a cambios en la atmósfera que provocan el tiempo anticiclónico que favorece el buen tiempo.

Hoy las diurnas aumentarán en el centro y tercio oriental peninsulares y bajarán en el área cantábrica, norte de Galicia y las Canarias con valores por encima de los habituales para la época en Galicia, en la meseta norte y en el nordeste peninsular.

Durante este día el calor se notará con más intensidad en Badajoz, Orense, Córdoba y Sevilla con máximas cercanas a los 33/34 grados, mientras que en el resto peninsular, prácticamente todas las provincia se situaran entre los 28 y 32 grados y sólo la provincia de A Coruña tendrá un día fresco con valores que no superarán los 21 grados.

Por la noche, los termómetros descenderán hasta los 10/11 grados en extensas áreas de Castilla y León.

A lo largo del sábado, las diurnas bajarán en el Cantábrico oriental, en el alto Ebro y en Pirineos y aumentarán en el oeste de Galicia, sureste peninsular y Baleares.

Por capitales de provincia, Badajoz y Sevilla volverán a alcanzar la máxima con 34 grados seguidas de Albacete, Cáceres, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Granada, Guadalajara, Huelva, Lérida, Logroño, Madrid, Lugo, Salamanca, Toledo, Valencia, Zamora y Zaragoza donde los valores oscilarán entre los 30 y los 33 grados.

Por la noche, los registros más altos se darán en Cádiz, Málaga y Murcia con 22 grados, y la mínima la pasarán en Vitoria con apenas 10 grados.

El domingo las diurnas descenderán en el norte peninsular, Cataluña y comunidad Valenciana y subirán en áreas de Rías Bajas; desde la Aemet han señalado que los valores se situarán por encima de lo normal en el este de las Islas Canarias y en zonas del oeste peninsular.

A partir de la próxima semana continuará, en general, el predominio del tiempo estable, aunque el lunes son probables las lluvias en el área cantábrica y, ocasionalmente con tormenta, en el este de Cataluña y norte de las Islas Baleares, zonas donde incluso podrían ser fuertes.

Respecto a las temperaturas, entre el lunes y el martes se prevé un descenso importante de los valores diurnos, entre 8 y 10 grados menos, en prácticamente toda la mitad norte, aunque será más acusado en zonas de Castilla y León y Navarra, ha subrayado el portavoz.

Las mínimas también serán muy bajas especialmente en áreas de montañas y en zonas de la meseta donde se "pueden producir las primeras heladas de la temporada", ha explicado el meteorólogo para apuntar que en ciudades como Burgos, por ejemplo, la mínima se quedará en unos 3/4 grados.

Sin embargo, en zonas del sur, las temperaturas seguirán subiendo de día lo que provocará un amplio contraste entre ambas mitades peninsulares, y así, mientras en Burgos, Soria y Pamplona se registrará alrededor de 17 grados, en provincias como Sevilla y Valencia se alcanzarán 33 y 27 grados respectivamente.

A partir del miércoles y jueves hay probabilidad de lluvias en el área mediterránea, pudiendo ser intensas o persistentes en las Islas Baleares y en la Comunidad Valenciana; en cuanto a las temperaturas, se espera, de nuevo, un aumento generalizado.