Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer

El PP propone un plan para reducir la lista de espera sanitaria en Canarias sin gastar más dinero

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
7/nov/18 16:30 PM
eldia.es
Asier Antona explica el plan en compañía de algunos de sus autores./Cedida

El PP propondrá aplicar en Canarias su plan para recortar las listas de espera sanitarias, cuyo estado no cree que se deba a la falta de dinero o de personal, sino a "un problema de gestión por parte de quien tiene la responsabilidad de gobernar", que es Coalición Canaria.

Prueba de ello es que en la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP y los tiempos de espera para ser atendido en el servicio de salud público son hasta seis veces menores a los de las islas, "lo que se destina por usuario del sistema está en torno a 1.241 euros y en Canarias es 1.268 euros", un dato que confirma que la peor situación del archipiélago no se debe a falta de dinero, ha sostenido Antona.

El líder del PP ha concluido, por tanto, que "lo que se invierte por usuario en Canarias es superior a la Comunidad madrileña pero, sin embargo, la gestión es peor, muchísimo peor, por los datos disponibles".

Y "ante este diagnóstico" de la situación del sistema de salud en las islas que plantea, el PP ha elaborado un denominado Plan Operativo Integral de Reducción de Listas de Espera en Atención Especializada sanitaria que elevará al Parlamento regional con el objetivo de que el Gobierno lo haga suyo porque, según asegura, es una herramienta que hará viable que los pacientes sean atendidos mucho antes que hasta ahora.

Diseñado por un grupo de trabajo conformado en el seno del PP para formular iniciativas en materia sanitaria en que figuran veteranos profesionales del sector como el jefe del Servicio de Hospitalización a Domicilio del Hospital Doctor Negrín, Miguel Ángel Ponce, el proyecto establece como meta "reducir los tiempos de demora actuales a plazos técnicamente aceptables" que detalla.

En concreto, señala que se han de establecer topes de menos de 30 días de espera para ser sometido a pruebas complementarias, de menos de 60 para la atención en consultas de atención especializada y menos de 90 días para intervenciones quirúrgicas programables no urgentes.

Un objetivo que "no es un canto al sol, no es una utopía, es lo que existe en otras comunidades donde gobierna el PP", ha sostenido Antona.

Para demostrarlo, el dirigente popular ha aludido reiteradamente al caso de Madrid, donde ha expuesto que un ciudadano aguarda, de media, dos meses para ser sometido a una operación y menos de un mes para que le atiendan en la consulta de un especialista, en tanto que en el archipiélago esos tiempos se alargan, hasta más de medio año en el primero caso y hasta más de cuatro meses en el segundo.

Asier Antona ha subrayado, además, que el proyecto de su partido, que ha insistido en que ha sido elaborado por personas con experiencia probada como profesionales o gestores sanitarios y "de manera seria y rigurosa", contempla el gasto que supondría su aplicación, fijado en unos 14 millones de euros anuales.

Cantidad que "representa menos del 0,5 % del presupuesto de Sanidad del Gobierno de Canarias, por lo que resulta perfectamente asumible con la actual financiación", ha apostillado.

Entre las medidas que se sugieren en el plan figuran no solo acciones directamente relacionadas con la atención médica especializada, como ampliar sus servicios en jornada de tarde o incentivar al personal que trabaja en ellos premiando económicamente las mejoras que alcancen, sino también otras que se presentan como iniciativas que podrían repercutir indirectamente en aliviar las listas de espera.

Así, se propone unificar los criterios de actuación en todos los niveles del sistema sanitario público, promoviendo, por ejemplo, que en la atención primaria se resuelvan todos los casos posibles para evitar que se remitan a la especializada pacientes que no lo necesitan realmente y contribuyen a colapsarla, pero incluso se plantea la necesidad de coordinar el servicio de salud con el sociosanitario.

Ya que muchos ciudadanos ingresados en hospitales son en realidad personas que no tienen estrictamente problemas de salud sino otros del ámbito sociosanitario, ha argumentado Antona.