Carnaval

Tenerife ganó el derbi murguero en Candelaria

Bambones rompió el frío Encuentro de Murgas de Canarias e impuso su magisterio. Sorprendió Sary Mánchez, que envuelve letras en voces preciosas, y agradó Legañosos. Decepción con Serenquenquenes.
Humberto Gonar (@HGonar)
2/mar/15 1:30 AM
Edición impresa
Tenerife ganó el derbi murguero en Candelaria

L a plaza de la Basílica de Candelaria acogió la noche del pasado sábado el XIV Encuentro de Murgas de Canarias, que abrió, como invitada, la decana de Tenerife, Rebeldes, primeros de Interpretación y segundos de Presentación. A continuación, los ganadores en los concursos de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria.

El poco público, menos de las tres mil personas autorizadas (un tercio de la mejor época del encuentro) y la enorme separación entre escenario y los espectadores, con una "barrera" reservada a cámaras de televisión, autoridades, invitados y medios de comunicación, parecieron ser un muro infranqueable que, junto a la baja temperatura de la noche, debieron sortear los siete grupos.

Las murgas chicharreras -por el concurso en el que ganaron, no por el lugar de procedencia (Bambones, de El Cardonal, La Laguna, y Trapaseros, de Los Realejos)- marcaron las distancias con sus rivales. Del magisterio, planta y fuerza de Bambones a unos Diablos Locos mejores que en su final. Con frescura y magia. Mientras, Trapaseros desbordó originalidad en sus dos temas, con una interpretación desigual.

No desmereció la intervención de la ganadora de Las Palmas, los Nietos de Sary Mánchez, con unas voces espectaculares. Tal vez las segundas mejores de la velada junto con los mismísimos Bambones. Su primer tema, "El currículum", acorde con su calidad. Digna de mención es también la actuación de Legañosos, segundos en Las Palmas de Gran Canaria, sin voces espectaculares -se les puede escuchar- y una primera canción, "Yo también vivo del cuento" (un repaso a la Constitución), merecedora de premio Criticón. La decepción tuvo nombre propio: Serenquenquenes, murga de Agüimes que fue la "alumna" aventajada de los canariones y que este año o prestó su nombre a quienes se hicieron pasar por ellos el sábado en Candelaria, o simplemente son la sombra de lo que fueron, una caída más fuerte que pasar de ser primeros de Interpretación en 2014 para contentarse con un tercero este año. Mejor no imaginar el nivel del resto de clasificados.

El encuentro, que comenzó de forma puntual a las 20:30 horas y fue dinámico gracias a la realización de Televisión Española en Canarias -que lo emitió en director por La 2-, comenzó con Rebeldes. Los niños de Paco Cortés (que fue homenajeado) deleitaron con su pasacalle y despedida y, de regalo, su segundo tema de concurso, una particular fiesta del pijama en el que hacen un repaso a la actualidad según los asuntos abordados. Orgullo de cantera y gran calidad musical.

Serenquenquenes.- Comenzaban las ganadoras, los terceros de Interpretación de Las Palmas. Flaco favor hicieron si pretendían presentar la calidad que avala un cartón. Hasta hace tres años, cuando nacieron los Nietos de Sary Mánchez, la calidad murguera llegaba a Las Palmas desde Agüimes. Ninguna de las tres murgas del concurso de Las Palmas tiene su cuartel general en la capital de Gran Canaria: Serenquenquenes, de Agüimes; Legañosos, de El Carrizal, y Nietos de Sary Mánchez, de Telde.

Con Javier Santana, Serenquenquenes abrieron con un tema de fase, "Reinventando sonrisas", más un deseo que una realidad. Incrustaron referencias a Obama, a Juan Carlos I, el rey de los jubilados... hasta se les ocurrió sentarse en unas butacas para cantar el pasacalle de Bambones y el "Chicharrero de corazón" de Ni Pico. El tema, un laberinto, que parecía una autobiografía murguera. Si es por asociación de ideas, venía a la cabeza "Odisea murguera 2015", que luego cantó Bambones... no hay color.

El segundo, "Serenque Park", que cantaron en final, no fue ni el borrador de la "Pecera" de Zeta-Zetas 2015. Los de Agüimes, armonizados por Manuel Estupiñán -que también monta a los de El Carrizal, aunque no lo parezca- intentan sacar punta al acuario previsto a la entrada de Las Palmas. Y buscan afinidades entre peces y protagonistas de su letra. Pero se lían. Como un pulpo. Son las mismas mañas que cuando compararon verduras en un mercado, medicamentos en una farmacia o animales en el arca de Javier. Así, desde 2008, un recurso que le garantizó premios hasta resultar manido y caducar. Los de Agüimes no contagiaron y decepcionaron.

Trapaseros.- Por Tenerife, los terceros de Interpretación. Tanto de Santa Cruz como del Norte. Un dos por uno. Seguir a Serenques podría haber sido un reto complejo, si no fuera porque los de Javier Santana parecían unos teloneros. Los de Los Realejos, dirigidos por el militar parrandero Juanka López con la dirección musical del bambón Julio Alexis Fernández Calzadilla, llegaron e... hicieron "riaka". Cantaron su fase en Santa Cruz; que fue su final en el Norte, con una adaptación "ex profeso" en el "Ventrílocuo", al referirse a las murgas participantes en el encuentro: Rebeldes o Bambones. Su primer tema, mejor en puesta en escena y en el inicio y el final. La parte nueva tembló incluso a la hora de conectar con el público. Se despidieron con su "Belén", y aclararon las dudas del posible parecido con la idea que defendió en 2008 Trapasones. Con ellos, brilló la estrella de Belén, aunque han tenido mejores actuaciones. Las ideas de los dos temas superaron a la ejecución.

Legañosos.- Segundos en 2014, y segundos esta edición. El Carrizal puede presumir de una murga de empaque y planta. Dirigidos musicalmente por Manuel Estupiñán y con David Zurita al frente, presentaron un gran tema: "Una vida de cuento", su análisis de la Constitución española. Una letra bien armada, con genialidad en el mensaje a Urdangarín: @unabuenapasta.com (cantado: roba una buena pasta). Más débil fue su segundo, al borde de la demagogia, su canto a la inmigración ("La valla"), fenómeno que sufrió Canarias en 2006 y 2007 y que ellos resucitan por los incidentes de Melilla. Al final, sacan una valla, y el "ingenio" lo dejan encerrado. Mejor, su primero, de fase. Agradó la actuación en su conjunto. Los de El Carrizal, con su buque insignia Mario Muñoz, pueden presumir de haber superado a la murga de su vecino municipio con trabajo y humildad.

Bambones.- Los ganadores de los tres años anteriores -segundos en 2015- fueron únicos. Interpretaron su final, "¿Qué fue de?" y "Odisea murguera". El primero, una demostración de que sorprenden en cada canción. Escriben declaraciones de amor y le ponen música. Y enamoran, tanto que alguien los escuchó algún día y quiso hacer "Piratas del Caribe". Espectacular ejecución musical. Se despidieron con un resumen a los casi 100 años de historia de las murgas que esta edición han resumido en menos de 10 minutos. El director, Primi Rodríguez, seguro que es mejor como letrista que como humorista para amenizar la espera del montaje. Los mejores de la noche. Su actuación, una master class murguera.

Los Nietos de Sary Mánchez.- Llegados de Telde y con el montaje de Josito Suárez, quien en el tercer año de historia dejó la dirección a Rubén Santana, conocido como el "Pitu", un joven murguero de raza llamado a grandes retos. Los Nietos impresionan nada más escucharlos. Musicalmente, exquisitos. Nadie diría que son de Gran Canaria hasta que nacieron y demostraron que las murgas podían cantar "bienísimo" allí. Su repertorio, que ya cantaron en la final, irregular en cuanto a letras se refiere. El primero, "El currículum", de calidad. Une crítica, humor e ironía cuando definen a Soria como licenciado y experto en chapapote, entre otras lindezas. Chirría la música tomada del repertorio del Canijo. Pero aprueba y con nota alta. Su segundo, "El resacón", una letra que con buenas voces enmascara un tema "sospechoso", como elaborado en una noche de farra. Pero lo venden con exquisitez, por más que la letra sobre el papel sea una borrachera total. Aún así... ese tema fue premio Tomás Pérez. Cosas de jurados.

Diablos Locos.- Cerraron la velada los trónicos, dirigidos por Masi Carvajal "El Canillas" y el montaje de Víctor Asensio "El Maestro", que estuvo apuntalando tonos, aunque no disfrazado por su quinto aniversario de pareja. Protagonizaron una de las mejores actuaciones, incluso por encima de la final en la que ganaron. La fusión del legionario (su canción a los 40 años de Franco) y "De mujer a mujer" da un resultado de calidad. Sacaron su frescura, alegría. El primero, un recordatorio de lo que ocurrió con golpes críticos: "Tu eres de Franco un discípulo más" (en referencia a Soria. Diablos en pura esencia. Y para cerrar, un canto a la mujer que enamora cuando dejan como humor la referencia a las tetas. Y el sábado lo hicieron. Divirtieron y contagiaron al público. Mejor que en la final. El resto, cuestión de gustos. Hay quien prefiere una orquesta de pueblo a la Sinfónica.

En fútbol, ayer hubo empate en el derbi que disputaron Las Palmas y Tenerife; en murgas, el sábado golearon las tinerfeñas, con buena defensa del visitante.