Criterios
MANUAL DE OBJECIONES JORGE BETHENCOURT

Desmemoriados

11/oct/18 6:28 AM
Edición impresa

La memoria es un incordio. Por eso los peces y los pueblos carecen de ella y son felices. No hay nada mejor que tener amnesia, porque de paso que lo olvidas todo, te olvidas también de las estupideces. Yo no recordaría, por ejemplo, aquella concejal que al ser preguntada por las subvenciones a las ONG que había hecho el Ayuntamiento de Santa Cruz contestó esta grandiosa frase: "en el listado de subvenciones no aparece la tal ONG". Igual usted no tiene el deber de saber que las ONG son organizaciones no gubernamentales como Cáritas, Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras, pero una concejal sí. En su día causó risa pero con el recuerdo causa pena.

Cuando la consejera regional de Hacienda, Rosa Dávila, le mete un viaje tremendo al secretario general de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres, por ir a Madrid a "sacarse la foto" se está olvidando que eso ha sido lo que han hecho, con toda habilidad, por cierto, sus compañeros de Coalición Canaria. Y, a su vez, Ángel Víctor Torres sufre también de una aguda pérdida de memoria porque el Cabildo de Gran Canaria puso a caer de un burro al presidente Carlos Alonso, de Tenerife, por irse "de excursión a Madrid" a ver a la entonces ministra de Fomento. Unos y otros se critican por hacer lo mismo.

Y es que la realidad en las Islas siempre se mueve en los mismos parámetros. Hay un partido en la Islas, que es el que gobierna en España, cuya obligación consiste en defender ciegamente lo que dice Madrid y en poner a parir a los responsables canarios. Hay un Gobierno canario, que siempre ha estado en manos de los mismos, que unas veces se lleva bien y otra mal con quien está en Madrid, pero que en ambos casos se dedica a ordeñarle todo lo que puede. Y hay otro gran partido nacional -que está en la oposición- que acusa a los dos que están en el Gobierno, en Madrid y aquí, de no hacer nada útil. Con la entrada de nuevos actores políticos en el escenario el guion de la representación teatral sigue siendo el mismo, aunque haya más papeles estelares.

Es posible que antes de que acabe este mes Canarias consiga que le firmen el dinero que tiene que venir para las carreteras. Le echamos la culpa del retraso a Ábalos, pero el ministro ni está ni se le espera en el Ministerio, que le lleva su gente de confianza. Está vestido de bombero apagando fuegos en el PSOE del Sur, moviendo los calderos para ver lo de las elecciones en marzo y echando trankimazín en el tema catalán. Si conseguimos el dinero, ya podemos echar voladores. Porque va a ser lo último que le saquemos a Pedro Sánchez. Y es que la izquierda padece una especie de gafe histórico. Cada vez que coge el Gobierno de España le toca una recesión económica. El invierno está llegando. Y no va a ser la nieve lo más frío.

MANUAL DE OBJECIONES JORGE BETHENCOURT