Cultura y Espectáculos
CINE

004

(4 de diciembre)
27/nov/15 6:30 AM
Edición impresa
Benjamín Reyes

Vaya por delante que nunca he sido un devoto de la saga cinematográfica de James Bond creada por Ian Fleming en la década de los 50, pero eso no es óbice para percatarme de que "Spectre" sea una película ramplona. Da igual que la dirija Sam Mendes o la protagonicen Christoph Waltz o Ralp Phiennes. Da igual que aparezcan todos los ingredientes de la serie: los ya clásicos créditos iniciales (obra de Daniel Kleinman), bólidos espectaculares, mujeres despampanantes, escenas de acción a raudales, "gadgest" ingeniosos... el problema estriba en que los tediosos y largos diálogos aburren al más pintado. En "Spectre", James Bond más que licencia para matar tiene licencia para aburrir.

El hierático Daniel Craig vuelve a ponerse por cuarta vez en la piel del 007 y Sam Mendes por segunda vez detrás de la cámara tras la entretenida "Skyfall". El agente secreto más famoso del mundo encontrará en esta ocasión a su némesis en Oberhauser, encarnado por un auto paródico Christoph Waltz. México, Roma, Austria, Tánger o el desierto del Sáhara serán algunos de los escenarios por los que Bond desplegará su testosterona en clave de violencia y sexo. Los que esperen ver más de dos minutos a Mónica Belucci se llevarán un chasco ya que la verdadera chica Bond de la vigésimo cuarta película de 007 es Léa Seydoux, a la que hemos podido ver en la sugestiva "La vida de Adèle" (2013).

Como anécdota reseñar que es la primera vez, desde 1965, que el tema principal de James Bond es interpretado por un solista británico masculino, honor que ha recaído en Sam Smith, que ha compuesto "Writing's On The Wall", junto a Jimmy Napes. Si son amantes de las curiosidades ahí va una llamativa. Para la escena del Día de Difuntos, en la que aparecen 1.520 extras, estos fueron vestidos y maquillados por 107 maquilladores, de los cuales 98 eran mexicanos.

Si hay algo salvable en esta debacle fílmica, al margen de un par de secuencias de acción (la escena inicial del Día de Difuntos en México y la de la nieve) es que invita a una reflexión sobre el tema de la seguridad. Como dice el propio Sam Mendes en las notas de producción del filme: "Hay una corriente de pensamiento en la película que cree que, en lo referente a seguridad nacional, todo debería estar centralizado, que deberíamos depender casi enteramente de la vigilancia y dejar a los drones hacer nuestro trabajo sucio en el exterior".

ficha técnica

"Spectre"

Estreno en España: 6 de noviembre del 2015

País: Inglaterra

Producción: MGM, Columbia Pictures, Albert R. Broccoli y Eon Productions

Duración: 148 minutos

Guion: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth

Dirección: Sam Mendes

BSO: Thomas Newman

Montaje: Lee Smith

Fotografía: Hoyte van Hoytema

Género: espionaje

Elenco: Daniel Craig (James Bond), Christoph Waltz (Oberhauser), Léa Seydoux (Madeleine Swann), Ralp Phiennes (M), Mónica Bellucci (Lucia Sciarra)

(4 de diciembre)

La semana que viene llega a la cartelera española "En el corazón del mar", de Ron Howard, que se rodó en Canarias. La película cuenta la historia real que inspiró a Melville para escribir "Moby Dick", según la cual un grupo de marineros que sobrevivieron en 1820 a un naufragio provocado por un gran cetáceo intentan darle caza. Por su parte, Steven Spielberg presenta "El puente de los espías", que cuenta una historia ambientada en la Guerra Fría. Protagoniza Tom Hanks.

"Los tres reyes malos" supone la avanzadilla de filmes navideños que se avecinan. Esta va de tres amigos que se reúnen para una noche de desenfreno. En las antípodas se sitúa la cinta griega "Langosta". Una distopía futurista que reflexiona sobre la soledad. Protagoniza Colin Farrell. Se alzó con el premio del Jurado en el Festival de Cannes 2015.

"De padres a hijas" presenta a un Rusell Crowe que debe de lidiar con la educación de su hija de cinco años ante la inminente muerte de su esposa. Con dos años de retraso llega el largometraje francés "La religiosa", que gravita en torno a una adolescente que es obligada a ingresar en un convento en el siglo XVIII. Isabelle Huppert es el principal reclamo para verla. Sea cual sea su elección no dejen de ir al cine.

CINE