Cultura y Espectáculos

Coriolano González gana el Premio de Poesía Julio Tovar

El escritor tinerfeño obtiene el galardón con la obra "Mapa de la nieve", unos versos que ajustan cuentas con el yo poético y el recuerdo.
El Día, S/C de Tenerife
30/ene/19 6:38 AM
Edición impresa
Coriolano González gana el Premio de Poesía Julio Tovar

El Día, S/C de Tenerife

El escritor chicharrero Coriolano González Montañez (Santa Cruz, 1965) es el ganador del Premio de Poesía Julio Tovar 2018 con su obra "Mapa de la nieve", que dio a conocer ayer el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez, acto que contó con la participación del tercer teniente de alcalde y concejal de Cultura, José Carlos Acha, así como la del autor premiado.

La distinción, dotada con un premio de 3.000 euros que serán destinados a la edición de la obra por parte del ganador, lo convoca el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento capitalino.

Bermúdez indicó que "Mapa de nieve" es una obra integrada por dieciséis poemas que se distribuyen en seis secciones.

El alcalde también destacó la figura del escritor, ensayista y contertulio Julio Tovar, que fue distinguido en su día con una calle a su nombre en el barrio de Salamanca.

Asimismo, se refirió a la recuperación del premio de poesía, que llevaba años sin convocarse, y a la recuperación de otro galardón literario, el de relatos cortos, antiguamente denominado "Premio de cuentos Santa Cruz de Tenerife".

Coriolano González manifestó el honor que supone ganar este premio de poesía. El texto galardonado tiene un lenguaje pretendidamente alejado de toda artificiosidad y, en línea con el confesionalismo literario que caracteriza las últimas obras del autor, los poemas van desgranando recuerdos recientes y recuerdos cercanos.

La necesidad de mantener la memoria viva es el hilo conductor de unos versos que, en algunos momentos, se tornan en un ajuste de cuentas con el yo poético y el recuerdo.

Desde el primer poema, de idéntico título que la obra, aparecen personajes y hechos que traen dolor, consternación, aprendizaje, deseo. El poeta se reconoce en la historia y se explica a través de la pérdida y de la sorpresa ante acontecimientos que se le imponen, hechos ante los que solo puede ser espectador. Lo irreversible del devenir solo permite el relato de lo sucedido. El hogar perdido, la infancia abandonada en una nieve que jamás llegó, la búsqueda del origen son los temas de la primera sección.

El jurado designado estuvo presidido por el tercer teniente de alcalde, José Carlos Acha, e integrado por el poeta, crítico de arte y literatura Alejandro Krawietz Rodríguez, el escritor Bruno González Mesa, la escritora Cecilia Domínguez Luis y el poeta Iván Cabrera Cartaya.

El jurado también acordó conceder una mención especial a Juan José Alcolea Jiménez por su obra "Y el cielo sabe a cal".