Deportes

Pierde el partido y a Llull

La lesión del madridista a los cinco minutos de partido, la nota negativa de este final de gira de la selección Al equipo de Scariolo le faltó agresividad defensiva y jugar con mayor frescura en ataque ante un rival mucho más metido en el encuentro.
Javier Sotomayor, La Laguna
10/ago/17 6:34 AM
Edición impresa
 

Javier Sotomayor, La Laguna

España perdió y Sergio Llull se lesionó. No pudo terminar peor la gira tinerfeña del combinado nacional que ahora tendrá dos días de descanso antes de seguir con su preparación para el Eurobasket 2017. Será en Madrid su próxima cita y allí se espera que el grupo de Sergio Scariolo esté mucho más metido en el partido y se pueda ver un juego mucho más ágil y fresco que el que se vio en Tenerife en estos dos encuentros.

Y es que Bélgica fue un rival que salió desde el principio con las ideas claras y dispuesto a aguar la fiesta a los españoles.

Salieron con intensidad, conscientes de que había que parar el juego interior del equipo español y lo consiguieron. Y si a eso se unió que España no estuvo acertado en los tiros exteriores, le fue más fácil a los belgas que tuvieron en el jugador del Bilbao Basket Axel Hervelle a su efectivo más determinante, tanto en su trabajo defensivo sobre Pau Gasol como en su juego ofensivo, anotando triples muy importantes.

Bélgica llegó a ponerse a diecinueve puntos (44-63) en el tercer cuarto y a partir de ahí supo aguantar la tímida reacción española.

El primer cuarto resultó muy igualado. Scariolo sorprendió dejando a Pau en el banco y colocando a Oriola, Marc Gasol y Juancho Hernangómez como interiores. No resultó y Bélgica se mantuvo en el choque (17-17, 7').

En el segundo cuarto, España no cambió su ritmo de juego, mientras que el rival dio un paso hacia adelante. Defendió con más agresividad y aprovechó tiros liberados para anotar.

El combinado belga empezó a avisar de que iba a por el partido. Hervelle se encargaba de Pau Gasol y el resto de sus compañeros trabajando duro para que España no jugara cómoda.

Poco a poco, las diferencias se fueron ampliando y ni los tiempos muertos ni los cambios resultaron. Al descanso se llegó con un 34-49 preocupante, aunque con posibilidades de remontar, siempre y cuando hubiera un cambio de actitud en la cancha.

Pero ayer era difícil que sucediera. Ya en el descanso los jugadores salieron algo "tocados" por la lesión de Sergio Llull, una lesión que aún no se sabe su alcance, pero pinta fea.

Lo cierto es que Bélgica siguió a lo suyo. No bajó su ritmo de partido, mantuvo su intensidad defensiva y el acierto en ataque, aprovechando la débil defensa española.

España lo intentó buscando por dentro, pero no sirvió. Buscó también los tiros exteriores y tampoco. La solución estaba en defender y correr, pero no lo hicieron.

Bélgica alcanzó su máxima diferencia del partido en el minuto 25 de partido (44-63), una ventaja que ya parecía insalvable.

Scariolo quiso dar un giro a su equipo con la entrada de Sergio Rodríguez. El tinerfeño le dio frescura al ataque, anotó canastas importantes, pero el problema seguía estando detrás. La diferencia bajó hasta los 14 puntos (53-67, 28'), pero tras una buena acción delante había una mala detrás.

El último cuarto fue un querer y no poder. España mejoró en defensa con un equipo más aguerrido, pero ayer no estaba para ganar.

71-89

22-23

12-26

24-25

13-15

españa- BÉLGICA

España: Rubio (10), Llull (2), Juancho Hernangómez (5), Oriola (3), Marc Gasol (6) -inicial-, Rodríguez (8), Navarro (10), Abrines (4), Pau Gasol (12), Willy Hernangómez (4), Saiz (-), Vives (5) y Sastre (2).

Bélgica: Tabu (7), Mwema (5), Hervelle (18), Salumu (9), Gorgemans (5) -inicial-, Lecomte (15), Serrón (6), Gillet (14), Vanwijn (4), Bako (6).

Árbitros: Peruga, Araña y Zamora.

Incidencias: Torneo triangular de preparación del combinado español para el Eurobasket 2017, disputado en el pabellón Insular Santiago Martín. Unas cinco mil personas.