Deportes
CONTRACRÓNICA JACOBO RODRÍGUEZ

Increíble

10/ago/17 6:34 AM
Edición impresa

Sucedió lo peor que podía suceder, deportivamente hablando. Evitar lesiones es la principal prescripción de las pretemporadas. Pero el deporte es aleatorio con los infortunios físicos. Ayer le tocó al "increíble" Sergio Llull abandonar la cancha de una de las peores maneras posibles: sin poder apoyar la pierna derecha y ayudado para enfilar la bocana de los vestuarios. El giro de su rodilla no augura nada bueno; sus gemidos, menos; aunque ojalá se pueda quedar en el gran susto. Toda la España cestista aguarda por ello. No fue la mejor forma de aparecer en el partido, pero fue Sergio Rodríguez el que sustituyó al genial escolta de Mahón. Al "Chacho" se le nota la inactividad de tantos meses sin competir. Pero a buen seguro que su brillo irá en crecimiento en las próximas semanas. Por de pronto, anoche alcanzó los 130 partidos con la selección, superó a Manolo Flores y a Juan Antonio Orenga (ambos con 129), y se coló entre los 30 que más partidos han disputado con el "Team Ñ" en toda la historia. Se dice pronto.

A los 239 llegó Juan Carlos Navarro para alcanzar en la cima a otra leyenda como Juan Antonio San Epifanio, "Epi". La "Bomba" va a menos, como en lógico en esta vida que no concede paréntesis, pero todavía conserva una mano privilegiada desde el perímetro... que Sergio Scariolo puede necesitar más que nunca en el Europeo, si se confirma la probable ausencia de Llull.

Todo, en una noche en la que la afición sí se citó en masa en el Santiago Martín. Desde horas antes no había billetes a la venta y la grada registro un llenazo que el combinado español merecía. No solo eso. Apretó como la hinchada insular sabe hacer en momentos clave. No sirvió para que la "ÑBA", más con la cabeza en el diagnóstico del balear, remontara su última contienda en Tenerife. No volverán a pasar 82 años para que regrese. Las ventanas FIBA de noviembre de 2018 y de febrero de 2019 traerán de vuelta a la selección.

Antes acaecerá el Campeonato del Mundo femenino 2018 en San Cristóbal de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife. "Desde esta semana podemos decir que el Mundial ya está en marcha", manifestó ayer el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa. Y es que la presencia de la selección masculina ha servido de "test" para ir afinando detalles. Esos que deben dar forma a la "mejor Copa del Mundo femenina de la historia". Su anhelo es también el de todos los tinerfeños.

CONTRACRÓNICA JACOBO RODRÍGUEZ