Deportes
MUNDIAL 2018
foto del aviso
Senegal le amarga el debut a Lewandowski y voltea un grupo loco leer

El Iberostar claudica, pero sigue en "playoff"

Los aurinegros fueron a remolque durante todo el encuentro y no supieron aprovechar la cercanía en el marcador en tramos decisivos Mateusz Ponitka fue el más valorado del encuentro con 28 créditos El Movistar dominó la pintura.
Acan, Madrid
7/may/18 6:17 AM
Edición impresa
El Iberostar claudica, pero sigue en "playoff"

No pudo ser. El Iberostar Tenerife dejó escapar, en la capital de España, una oportunidad de oro para estar en los playoff a final de temporada. Sin embargo, los aurinegros no pudieron vencer a un efectivo y correoso Movistar Estudiantes (97-92). El mal arranque de partido terminó condicionando a los insulares, que nunca estuvieron cerca lograr el triunfo.

Los de Fotis Katsikaris comenzaron erráticos. Brizuela (5), Suton (6) y Brown (8) sometieron en los primeros diez minutos a un conjunto visitante que solo marchó por delante después de sus dos primeras canastas (3-5). Permisivo en el perímetro, pero también en el poste bajo, los canarios respiraron a merced de lo dictado por el conjunto del Ramiro.

Aunque bien es verdad que de color más oscuro se le pudo poner el domingo a los pupilos de Fotis Katsikaris. Y es que además de vivir en la brecha de los diez puntos la mayoría del segundo cuarto, un parcial de 9 a 0 colocó en quince puntos la renta estudiantil frente a un bloque al que suministraron de oxígeno Akognon y Ponitka. De la mano del primero y desde más allá de la línea de 6,75 se puso a ocho el Iberostar Tenerife. Mientras que a través del segundo, con una acción de dos más uno a falta de quince segundos para el descanso, revivió de forma casi definitiva (53-48).

Ponitka y San Miguel pusieron a tiro de posesión a un CB Canarias (55-53) que, además de empatar, pudo volver a comandar (64-63). Pero entonces se cargó de faltas personales Abromaitis. Con cuatro en el primer tramo del tercer cuarto, el ala-pívot se vio obligado a sentarse. Y casualidad o no, los madrileños reabrieron la herida. Emergió Caner-Medley, con diez puntos en el tercer parcial, e incluso un gris Landesberg para devolver la renta a las siete unidades (74-67) a falta de un último cuarto por jugarse.

Pero como quien solo intenta salvarse cuando ya está al borde la asfixia, Iberostar volvió a estrechar el cerco para ponerse a uno de la mano de Ponitka, que terminó con 18 puntos y 28 de valoración; Tobey, con 17 y 23 respectivamente, Beirán y Akognon. Fue entonces cuando, acabadas las balas de Brizuela o Vicedo, los estudiantiles se agarraron a Hakanson y un finalmente brillante Landesberg, con cinco y diez puntos respectivamente en los últimos diez minutos, para cavar la tumba definitiva del equipo de Fotsikaris.

Un CB Canarias que con una técnica, y estando a seis, hincó la rodilla. Sin tiempo para más reacción que la de ponerse a cinco, Iberostar Tenerife pagó en Madrid el vivir a remolque de forma constante.